ROYAL LANGUAGES

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 25 de septiembre de 2015

25 DE SETIEMBRE: RECORDANDO SIEMPRE A MI QUERIDO VIEJO






Hoy, 25 de Setiembre, mi padre hubiera cumplido 88 años de edad. Y por ello, quise actualizar el post que le dediqué en mi blog hace cinco años y publicarlo con fecha de hoy. Además, no quería que esta fecha pasara desapercibida en mi blog sin evocar a mi padre, ALBERTO SAMUEL GUADALUPE WIESE, quien aunque no está físicamente entre nosotros, su recuerdo permanece duradero por siempre entre nosotros.


Mi viejo nació un domingo 25 de setiembre de 1927, en la provincia del Callao. Cuando aún estaba en la barriga de su madre -mi abuela Ida-, su padre Samuel, de nacionalidad ecuatoriana, falleció en circunstancias más que misteriosas –la versión “oficial” fue que se ahogó cuando viajaba de una provincia a otra-, y al nacer, desde el saque ya era huérfano de padre, y su madre tuvo que sacar sola adelante a su familia, lo cual le endureció bastante el carácter. Vivió parte de su niñez en la Calle Constitución, en una especie de quinta al lado de casi toda su familia materna, y años más tarde, se iría a vivir al edificio de la cuadra 14 de Arenales, hasta cuando se casó con mi madre, Sara Gioconda Tello Arrasco, un domingo 2 de abril de 1961. Cuando el que escribe vino al mundo, un domingo 3 de febrero de 1963 –una vez más, un día domingo vuelve a estar presente en una fecha importante en la vida de mi padre-, mi viejo tenía 35 años. Terminó en la universidad sus estudios de Ingeniería Química, pero su gran pasión fue el periodismo, que finalmente lo terminó reclutando en sus filas.

Fue un periodista de la vieja guardia y pasó por numerosos medios de comunicación, tanto en prensa, radio y hasta TV. En prensa, se inició en “La Prensa” en la década del 50, y trajinó por diarios como “Expreso”, “Correo”, "Ultima Hora", “Visión Peruana”, y hasta llegó a ser Director del diario “Actualidad” en 1986, y en un gesto que reflejó con creces su ética profesional, renunció a dicho cargo cuando los dueños de dicho diario, le cambiaron la primera plana de la edición del día siguiente, sin siquiera comunicarle nada y pasando por encima de él, sorprendiéndolo al día siguiente cuando el diario ya estaba en los kioscos. Sin pensarlo dos veces, mi viejo presentó su carta de renuncia, expresando literalmente en su carta su decepción total con ese tipo de actitudes. En radio, estuvo en Radio Libertad con su entrañable amigo Víctor Manuel Avendaño en “La Voz de Libertad”. Y en TV, estuvo en la Jefatura de Redacción del Noticiero del Canal 2, "90 Segundos" -en sus momentos de esplendor-, y también en el noticiero del Canal 7 junto con su gran amigo, y hermano del alma, Lucho Jiménez -el “Tío Lucho” para quien lo conocíamos. Además del periodismo, también fue Relacionista Público y trabajó en diversos lugares, como el Ministerio de Industria y Turismo, el INIE –Instituto Nacional de Investigaciones Energéticas-, el Ministerio de Energía y Minas, y como dirigente gremial participó en congresos internacionales de periodistas y representó al país en certámenes internacionales. Fue también asesor en la administración pública y privada y finalmente en 1989 entró como Asesor y Jefe de la Oficina de Prensa de la Municipalidad de Miraflores, en la gestión del alcalde Alberto Andrade -quien era amigo suyo-, y estuvo allí hasta el final de sus días, en 1993. Y si hubo unanimidad en algo, después de su partida, fue que todos los medios al informar la noticia, señalaron que se había ido "un señor del periodismo".


Mi viejo me llevó por primera vez al Estadio Nacional a un partido de la U cuando yo tenía 6 años, y recuerdo que fue ante el KDT y la U goleó ese partido. Mi padre era chalaco de nacimiento, pero crema de corazón desde que era niño cuando veía jugar a su ídolo Lolo Fernández y eso intentó inculcar en su primer hijo, y vaya que lo logró. Como en esa época vivíamos en Jr. Huancayo 177, a media cuadra de la Av. Wilson, estábamos relativamente cerca al estadio, y fuimos con cierta frecuencia y así me hice hincha crema desde mi niñez. Algo que no logró con mi hermano Alex, ya que desde niño se hizo hincha del Sporting Cristal.


En casa mi viejo era una persona seria, estricta y a veces rigurosa, pero eso era parte de una época en que no había las amplias libertades que hay en nuestros días. Debo admitir que durante mi niñez, adolescencia y juventud, fui muchísimo más pegado a mi madre, y mi padre era más una figura de autoridad y respeto, pero tampoco era alguien lejano o distante. Era quien me daba las propinas cada fin de semana o a quien había que pedirle permiso para salir a tal o cual lugar. Tenía su geniecito, pero no era rencoroso ni albergaba en su espíritu resentimientos ni odios. Era de corazón noble, solidario, sensible, afectuoso y sobretodo justo. Me acuerdo que cuando llevaba algo a la casa para comer o beber, SIEMPRE llevaba 5 porciones: para mi padre, mi madre, mi hermano Alex, yo y nuestra empleada, Antonia -leal puneña que me vio nacer y nos acompañó durante mucho tiempo y que en Enero del 2014 nos dejó para siempre. No para nosotros cuatro solamente, siempre incluía cinco pedazos de todo aquello que llevaba a casa. Tanto en su familia como en la familia de mi mamá, fue alguien muy querido y apreciado, porque era bien neutral y no se compraba problemas ajenos. Recuerdo que me decía, que si dos familiares estaban peleados, él no lo estaba con ninguno de los dos y no se hacía problema ni tomaba partido ni por uno ni por otro. Mis primos siempre lo querían como el “Tío Alberto” y los primos de su generación del ala materna –no tuvo parientes del ala paterna acá ya que su familia paterna provenía de Ecuador y nadie vivía acá-, lo llamaban por su apelativo que desde niño le decían, “Cato”. Una vez me dijo que cuando era bien niño, era pequeñito, y su abuela –la famosa “mamita” Georgina Drago- le decía “Pocato”, por “pequeño”, hasta que se quedó en “Cato” y así lo recuerda TODA mi familia paterna.


Por su profesión misma de periodista, fue una persona bien bohemia y le gustaba reunirse con sus colegas, después de las jornadas de trabajo, algo que a veces a mi vieja no le hacía mucha gracia y tampoco a mí cuando era niño y adolescente, pero después con los años llegué a comprenderlo. Debido a su múltiple paso por diversos medios de comunicación, ello generó que tuviese una gran cantidad de amigos y relaciones que a la hora de contactar con un medio, las puertas se le abrían con facilidad. Era una persona bastante sencilla, con él no iban los snobismos ni las pituquerías ridículas. El se sentía identificado con el hombre común de la calle, de clase media que a base de esfuerzo y trabajo, labraba su camino para sacar adelante a su familia. Nadie le regaló nada en la vida. Tenía amplia cultura y como siempre debía estar informado de todo lo que acontecía en el mundo por su profesión, era alguien con quien podías conversar de todo, desde política, hasta de futbol o cine. Pero por encima de todo, fue un profesional honesto, honrado e incorruptible, dueño de una ética intachable. Algo que una vez nos dijo a mi hermano y a mí fue que el día que nos dejara no nos iba a dejar riquezas ni fortunas, pero sí dos cosas puntuales: una profesión y un apellido limpio. Y vaya que lo logró.


En la década del 80, en mis años universitarios, por la edad, mi prioridad eran mis amigos, las fiestas y las salidas nocturnas y mi familia quedaba relegada. Ya cuando mi madre nos dejó en setiembre de 1987, sin duda eso generó un acercamiento con mi padre y una mayor integración. En lo personal, me queda la satisfacción que su último cumpleaños en 1992, que cayó viernes y lo celebramos el sábado con algunos familiares y amigos, nos divertimos bastante en el otrora Restaurant "Bertolotto", y en épocas de toque de queda, nos quedamos con mi prima Chabelita hasta las 5 de la mañana, siendo un día inolvidable que siempre recordaremos.

En 1993 enfermó, originalmente con una esofagitis, y tras hacerse exámenes y análisis, resultó que tenía una posible metástasis, que fue confirmado en abril de 1993 cuando fuimos donde mi tío Hector Vizcardo –QEPD-, quien era Gastroenterólogo en la Clínica San Borja y tras hacerle más exámenes, al final confirmó los temores: metástasis hepática derivada de un cáncer al estómago. A la semana siguiente, por medio de la familia de la entonces enamorada de mi hermano Alex, Blamy –hoy su fiel esposa desde 1995-, supimos de un médico naturista, Dr. Casanova y fuimos hasta Huachipa a la consulta. Y luego de que el doctor vio los resultados de sus exámenes, dijo que necesitaba quedarse internado y que necesariamente un familiar debía quedarse con él. En ese momento, mi hermano Alex trabajaba y yo estaba sin trabajo fijo, así que elegí quedarme y un 21 de abril nos fuimos a Huachipa y estuve con él hasta el martes 4 de mayo, cuando nos dejó para siempre. En verdad, su fase ya era terminal y no había nada que hacer, pero al menos se fue en paz y esos últimos 14 días de su vida fueron tranquilos y no se fue sufriendo, sino se apagó lentamente. Quizás en una clínica hubiera durado un poco más, pero a un precio quizás más doloroso para él.

Hace 22 años que nos dejó, pero su recuerdo siempre permanece imborrable en nuestras mentes y corazones. Desde que nos dejó, he podido avanzar en mi vida y sortear dificultades y superar momentos bastante duros, tanto sentimentales, económicos como laborales, y a Dios gracias, hoy me siento una persona agradecida con lo que Dios y la vida me ha dado. SE que si viviera, se sentiría feliz por mi y por mi hermano Alex. Y SE que hubiese adorado a mi esposa Silvana, no me cabe la menor duda de ello. SE que también hubiera estado feliz de ver que pude cumplir mi sueño de ver a la dupla sobreviviente de QUEEN en Chile, ya que él entendía mi pasión por QUEEN, ya que él sentía eso mismo por Carlos Gardel y sus tangos, y por la música criolla. Y también estoy seguro que le hubiera fascinado este blog personal y sería un asiduo lector y mi principal crítico también. Si algo heredé de mi padre fue mi pasión para escribir que proviene de su vena periodística y sobretodo, sin errores ortográficos, algo que se me inculcó desde niño. Me acuerdo cuando en el 93 estuve en el programa de radio “Cinco Noches” al lado de mi gran amigo Huguito Salazar, mi viejo me grababa cada miércoles los programas, y muchos meses después, cuando él ya se había ido, supe por una de las chicas que trabajaron con él en la Municipalidad de Miraflores, que mi viejo le contaba con orgullo a las personas con las que trabajaba, que su hijo estaba en la radio los miércoles. Y además, como todos los diarios pasaban por su escritorio, TODA noticia vinculada a QUEEN, era recortada por él y separada y me la llevaba a casa sin falta. Y también SE que estaría feliz de mi experiencia en Stereo Lima.com.

Su espíritu alegre, su caracter amiguero, su sencillez, sensibilidad y trato cordial con todos, su dedicado y entregado profesionalismo, y sobretodo, su intachable honradez y honestidad moral fueron su sello distintivo. Por eso es que quise desde este modesto blog, evocar a mi querido viejo y agradecerle por todo lo que me dio en la vida, por los valores que me inculcó y que me sirvieron tanto para ser un hombre de bien en la vida. Y desearle que donde quiera que se encuentre en el Reino de los cielos –estoy seguro que estará en una Zona Super VIP, al lado de mi madre-, pase un mágico cumpleaños y que desde arriba vea que sus hijos lo recuerdan siempre y siguen diariamente su ejemplo de vida, hasta el día en que llegue el anhelado reencuentro en el reino de Dios. Y concluyo este post con este tema que le gustaba tanto: "Only You" de The Platters.

¡FELIZ DIA MI QUERIDO VIEJO!!





22 comentarios:

  1. Luchito,
    Perfecta descripción de un hombre íntegro, alegre, juicioso, honesto, sencillo, inteligente y amoroso.
    Qué mejor manera de recordarlo que haciendo memoria de todas las virtudes que Dios le dio y que el nos inculcó.
    Su mejor ejemplo es su forma de ver la vida, que a pesar de los años de ausencia física aun vive con nosotros como su mejor legado.
    Un abrazo y gracias por recordarlo.
    Tu brother

    ResponderEliminar
  2. Grande Lucho!!! estuvo btravaza este aticulo , tienes razon yo pase casi 8 anios peliado con mi papa y hace unos 4 meses hemos retomado nuestra relacion como siempre devio ser , y aveces pienso en los anios q perdi , casi toda mi base 2 , y ahora trato de recuperar el tiempo perdido , ete va ser el primer dia del padre q paso con el desde el 2001 y de verdad q se siente como cuando tenia 5 anios y me levantaba cada domingo temprano para despertarlo con los regalos , le agradesco mucho a dios q aun tengo a mi viejo a mi lado y me arrepiento de a ver perdido tanto tiempo , n abrazo luchito desde new jersey
    Fernando
    NANO

    ResponderEliminar
  3. Lucho, EXCELENTE HOMENAJE A TU PADRE!
    Tienes muy buena redacción, captas el interés del lector y, sobre todo, sin "errores ortograficos"! :P Ahora entiendo tu pasión por escribir. De tal palo, tal astilla!
    Felicitaciones por tan lindo artículo y también por tu Blog!!! Way to go!:)

    Muchos cariños desde el Sunshine State (Florida),
    Annabella

    ResponderEliminar
  4. Hola Alex. Gracias por tus comentarios. No podía dejar de evocar al viejo en esta fecha. Y quise destacar aquellas cosas positivas que de él emanaban, y que viven en nosotros.

    SE que debe ya haber leido este post y con una sonrisa en el rostro.

    Un abrazo muy grande.

    TQM

    Tu hermano.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  5. Mi estimado Nano, muchísimas gracias por tus palabras y tus comentarios.

    Sin duda, lo mejor es valorar lo que tenemos en vida, y no después. Me alegra bastante ver lo que me cuentas y este año sácale el jugo al Día del Padre, te lo mereces.ç

    Recibe un fuerte abrazo de mi parte.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  6. Mi linda Annabellita, no sabes lo feliz que me haces al leer tus comentarios en mi blog. No podía faltar las palabras de mi querida "Dra. Corazón de cabecera", je je.

    Me alegra que te haya gustado el blog y sigue visitándolo y chequeando los posts que he escrito de QUEEN. Y por supuesto, dame el honor de tener tus opiniones en este humilde blog.

    Te mando un beso muy grande y dale un abrazote a Alberto por el día del Padre y mi saludo especial.

    Tu amigo de toda la vida.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  7. Como olvidar al buen Cato y a los demas miembros de la familia; buenos y mejores tiempos aquellos.

    Un abrazo.

    Lucho Wiese B.

    ResponderEliminar
  8. Hola mi estimado Lucho, muchas gracias por tu comentario en este blog y tus bellas palabras. En este día tampoco podemos olvidar a tu viejo, al Tío Eduardo, en cuya casa en Las Palmeras se concentraban los Wiese en cada juergaza de Año Nuevo que eran inolvidables.

    Como bien dices, hermosos tiempos que quedan por siempre en nuestros corazones.

    Pásala lindo hoy con tu familia.

    Un gran abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  9. Muy buena descripcion de un hombre probo e intachable a quien tuve la gran fortuna de conocer y que ha servido de ejemplo para sus hijos. Mi padre tambien marcho a la eternidad con la suerte de haber disfrutado de la charla del "Papá de Guadalupe" todos los sabados o domingos en el mercado de Lince. "Por los frutos lo conocereis" me dijeron cuando el mio tambien partio; Alex y tu honran su memoria y estoy seguro de que lo seguiran haciendo, excelente semblanza.
    Un abrazo fraterno
    Beto

    ResponderEliminar
  10. Mi estimado Betito, muchísimas gracias por tus tan generosas palabras y comentarios en este post.

    Cómo no olvidar a tu viejito, el inolvidable "Don Teodoro", hincha acérrimo de su querido "Municito", y que cuando le ganaban a la U, teníamos que quedarnos callados nomás, je je. Se conserva siempre en el recuerdo, todas las veces que nos acompañaba a la playa Pescadores, en épocas en que se podía ir a esa playa, y se quedaba todo el rato que nosotros nos tomáramos nadando en el mar, y se sentaba a leer tranquilamente su periódico. Un gran señor y la última vez que lo ví fue en el velorio de mi madre, y recuerdo su abrazo sentido y sus palabras.

    Sin duda, vivimos buenos momentos en nuestra niñez y adolescencia en nuestro Lince querido.

    Un fuerte abrazo para tí, mi entrañable amigo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  11. Hola Lucho,

    Como ya te había comentado por teléfono, esta nota que dedicaste a tu padre ya la había leído. Pues una vez más me deja pensando lo difícil que es ahora encontrar a hombres como tu papá, con esa incorruptibilidad y ética intachable como lo mencionaste. De que los hay, los hay, pero en estos tiempos parecen "una especie en extinción".

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Hoa Daniel! Muchas gracias por tus palabras y tu comentario en el blog. Sinceramente me dio muchísimo gusto conversar contigo por teléfono el pasado viernes y compartir esa afición por la música mágica de los Moody Blues.

    Así, mi viejo era así, algo característico en las personas de la vieja guardia.

    Un fuerte abrazo y sigue participando en el blog todas las veces que quieras.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  13. Qué buena semblanza. Un hombre como pocos, merece ser recordado de la mejor manera. Alegre, inteligente, sabio, amoroso, tuviste un excelente maestro.

    Te felicito por ese tan buen corazón y amor puro que solo se le tiene a un padre.

    Un beso Luchito, en serio muy bonito.

    ResponderEliminar
  14. Hola Marité. Muchas gracias por tu comentario.

    Agradezco de corazón tus palabras. Fue una semblanza que quise hacer en el 2009 en el día del padre.

    Te mando un beso grande.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  15. Hola lucho, fijate que soy magali leon , fuí su secretaria en la municipalidad de miraflores, (claro eran mis pininos) muy joven y aprendí un monton de tu papá, y no sabes cuanto admiro a tu padre fue ejemplar!!!! cuanto lo queriamos, tenia su genio como tu dices pero a la vez era muy alegre y tenia mucho sentido del humor!!! sr. Guadalupe cuanto lo recordamos!!!!! uno de sus aprendices, fue el chico luis miranda que esta en cuarto poder, era practicante en ese tiempo!!!

    ResponderEliminar
  16. Hola Magali. Muchas gracias por tu comentario. No sabes cuánto ha significado para mí leerlo.

    Sí me acuerdo de tí. Mi viejo fue un ejemplo de profesionalismo, hasta el final. Es cierto, tenía su genio, pero también tenía un corazón de oro. Y era muy alegre y recuerdo que siempre se preocupaba por celebrar los cumpleaños de los compañeros de trabajo en la Municipalidad.

    Gracias por recordar al buen hombre que fue mi viejo.

    Un abrazo muy grande con mucho afecto.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  17. Qué gran semblanza a tu padre.
    Siempre lleva su nombre en alto, con orgullo.

    ResponderEliminar
  18. Hola Marité. Muchas gracias por tu comentario.

    Agradezco tus palabras. Me alegra que te haya gustado el post. Ambos sabemos lo que es llevar ese nombre con orgullo.

    Te mando un abrazo muy grande.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  19. LUCHO, Felicidades por que es la única manera de agradecer a quienes nos trajeron a este mundo. Bendiciones para tí, tu familia y para los dos seres que siempre estaran en tu corazón. Yo hace unos días encontre este Blogger y es de las mejores maravillas que he encuentrado en Internet. Estamos en comunicación siempre, Bendiciones.

    ResponderEliminar
  20. Hola Maurizio. Muchas gracias por tu comentario.

    Agradezco tus palabras. Y es un enorme placer contar con tus comentarios en el blog.

    Un fuerte abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  21. Periodistas, ya no hay, y menos de los que se dejan dictar las noticias, creo que con todos sus defectos los únicos que quedan son Hildebrant y Paez.

    Recién vengo comprendiendo la labor de un padre, que actualmente es mucho más difícil (ahora son los hijos los que tienen la sartén por el mango) y a los 40's es peor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elmo. Muchas gracias por tu comentario.

      Totalmente de acuerdo contigo, eso ya no existe ahora, y son contados con los dedos de una mano, los que aún hay. Y es cierto, cuando uno es padre, allí recién entiende a sus viejos.

      Un abrazo.

      LUCHO

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddThis