ROYAL LANGUAGES

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 25 de abril de 2019

BJORN ULVAEUS: EL GENIO DETRAS DE ABBA






Hoy, jueves 25 de Abril, está cumpliendo 74 años, el gran BJORN ULVAEUS, miembro importante de ABBA y compositor junto con Benny Andersson de todos los éxitos de la brillante trayectoria musical de ABBA. Bjorn era quien se encargaba de crear las letras de los temas que componía con Benny. Como ya es costumbre aquí en blog, no podía dejar de actualizar el post que hace siete años le dediqué al buen Bjorn y publicarlo con fecha de hoy, para así destacar su enorme y significativa importancia dentro del afamado grupo sueco. Y como siempre, no es mi intención hacer una biografía amplia y detallada, sino enfocarme principalmente en algunos puntos importantes de su vida y alguna información interesante extraída de algunas entrevistas hechas a Bjorn, cuyas declaraciones nunca dejan de ser interesantes.


Bjorn Kristian Ulvaeus nació el 25 de abril de 1945 en Gothemburg, Suecia, y de niño se trasladó con su familia a Västervik. Antes de alcanzar la fama con ABBA, fue miembro del grupo sueco de folk, Hootenanny Singers, quienes eran bien conocidos en Escandinavia. En 1966, cuando estaban de gira por el sur de Suecia, coincidió con el grupo Hep Stars, y Bjorn se hizo muy amigo del tecladista de ese grupo, Benny Andersson. Ambos compartían la pasión por escribir y cada uno, encontró un socio en el otro y se apoyaban mutuamente en sus respectivas bandas, agregando guitarras o teclados respectivamente sus grabaciones. Cuando filmaba un especial para televisión en marzo de 1969, Bjorn conoció a una bella rubia de 18 años, llamada Agnetha Fältskog –Benny había conocido a Frida unas pocas semanas antes. Cuando recién se formó ABBA, Bjorn componía la música junto con Benny y ambos escribían la letra. A fines de la década del 70, se notaba que era más Benny quien componía la música y la melodía y Bjorn escribía sólo las letras. Desde un comienzo, Bjorn fue “el chico listo” del grupo, quien nunca temía estar enfrente de las cámaras ni de la prensa. Habla más o menos fluido algunos idiomas como el inglés, alemán y español. Su inglés se volvió mucho mejor durante los 70 y los 80 y sus letras fueron madurando mucho más que en los primeros años de la carrera del grupo.





En lo que concierne a su vida personal, el 6 de Julio de 1971 se casó con Agnetha Faltskog y tuvieron dos hijos: Linda Elin Ulvaeus –nacida en 1973- y Peter Christian Ulvaeus –nacido en 1977. En Julio de 1980, Bjorn y Agnetha se divorciaron, pero acordaron seguir en ABBA. El 6 de Enero de 1981, Bjorn se casó la periodista Lena y han tenido dos hijos: Emma –nacido en 1982- y Anna –nacida en 1986. Desde 1984 hasta 1990 residieron en UK y actualmente viven en Estocolmo.

Sobre lo que fue el final de ABBA, en una entrevista en el 2008, Bjorn señaló: “No pienso que las presiones de estar en la banda causaron las rupturas. Por otro lado, si Benny y yo hubiéramos estado en la banda con otras dos chicas y tenido esposas en casa, los matrimonios se habrían disuelto mucho antes. No fueron divorcios traumáticos. Nos sentamos y dijimos, ‘Tenemos mucho por dar. No vamos a dejar que termine, ¿o si? Somos gente civilizada’. Así que cargamos con eso y muchos de nuestros mejores trabajos vino después de los divorcios. ‘The Winner Takes It All’, por ejemplo”. Asimismo, Bjorn creía que parte de la razón por la cual el trabajo de la banda ha perdurado es porque ellos difícilmente salían de tour y se concentraban más en escribir. “Salimos de tour muy poco. Casi nada. Por ello es que las canciones aún están allí. Fue lo mejor que pudimos alcanzar. Salir de gira era una pérdida de tiempo. Era más productivo y mucho más creativo escribir y grabar. Hoy me siento bien que no hayamos salido de giras. Sabemos que todo comienza y termina con una canción. Mirando hacia atrás, todo el negocio gira alrededor de una canción”.


Sobre su forma de escribir canciones, en una entrevista para CNN en setiembre del 2009, Bjorn señaló que para escribir, su experiencia es que no hay tanta inspiración como el trabajo duro. “Te sientas allí por horas, días y semanas con una guitarra y un piano hasta que algo bueno llega. Pero la urgencia de escribir es algo que debes tener. Una convicción, una ambición pata escribir y nunca parar hasta que piensas, ‘Esto es lo mejor que puedo hacer’”. Asimismo, en otra entrevista, señaló que tanto Benny como él siempre se sentaban juntos con la música hasta que tenían la melodía. “Entonces nos íbamos al estudio y grabábamos un backing track y luego yo tocaba una y otra vez hasta que algo aparecía y entonces yo escribía las letras”. Y finalmente cuando le preguntaron cómo le gustaría que fuese su legado, Bjorn contestó: “Quisiera que mis hijos sientan que lo que dejé detrás fue algo que hice con el corazón y con honestidad y algo que fue lo mejor que pude hacer y esperando que ellos también lo disfruten”.



Tras la disolución de ABBA, Bjorn continuó trabajando con su socio Benny y ambos crearon el musical “CHESS”, “Kristina från Duvemåla” y el musical teatral “MAMMA MIA!”. Ambos han recibido como compositores "The Special International Ivor Novello Award" de 'The British Academy of Composers and Songwriters', "The Music Export Prize" del Ministro Sueco de Industria y Comercio en el 2008 y el "Lifetime Achievement Award" del Swedish Music Publishers Association (SMFF). Se ha vuelto algo muy usual ver a Bjorn estar presente en las premieres de “Mamma Mia!” por todo el mundo. Al principio era común ver a Bjorn y Benny asistir a las premieres pero Benny parecía no disfrutar mucho con este tipo de publicidad y dejó que sea Björn el que hablara con la prensa. En el 2008, Bjorn reveló que sufría de severas y largas pérdidas de memoria y no recordaba de importantes eventos en su vida. Aunque en el 2009 en una entrevista, señaló que aquellos reportes de su pérdida de memoria eran tremendamente exagerados.



Han pasado más de 30 años de la disolución de ABBA y el mega éxito obtenido durante sus años como banda vigente y luego, como influencia para las nuevas generaciones gracias al musical teatral “MAMMA MIA” y al film del mismo nombre, es debido enteramente a las genialidades musicales que tanto Bjorn como Benny compusieron. Y parte importante de esa dupla autoral fue sin duda, el siempre carismático Bjorn Ulvaeus. Hoy, he querido recordarlo por su cumpleaños número 74 y dedicarle este post como se merece. Y que Dios le siga dando muchísimos años más de vida y salud.




¡¡FELICES 74 AÑOS, DEAR BJORN!!


sábado, 20 de abril de 2019

20 DE ABRIL DE 1992: EL TRIBUTO A FREDDIE MERCURY






Hace 27 años, el 20 de abril de 1992 se realizó en el Wembley Stadium el tributo al vocalista del grupo QUEEN, Freddie Mercury, fallecido el 24 de noviembre de 1991, víctima del SIDA. La idea de este tributo se decidió la noche en que Freddie murió, ya que Brian May, Roger Taylor y John Deacon sentían que debían darle una despedida en el estilo verdadero al cual Freddie estaba acostumbrado.


El 12 de febrero de 1992, la British Phonograph Industry otorgó a QUEEN un Brit Award como Mejor Single Británico de 1991 por el tema “These Are The Days Of Our Lives”, y Brian y Roger recogieron el premio. Fue allí cuando Roger anunció públicamente la realización de un concierto en homenaje a Freddie y que contaría con otros músicos amigos, señalando como fecha elegida el 20 de abril e indicando que sería una celebración de la vida de Freddie y el cumplimiento de su deseo de difundir este mensaje: El SIDA nos afecta a todos. Los tickets, que costaron £ 25.00, se pusieron a la venta el día 13 y se agotaron a las 3 horas, incluso antes de conocerse la nómina de artistas participantes. Recuerdo que el sábado 15 de febrero estaba escuchando por Onda Corta el programa "Ritmo" en el Servicio Latinoamericano de la BBC de Londres y justo hicieron un resumen de los Brit Awards, e ignoraba que QUEEN había sido premiado y cuando escuché el anuncio de Roger, la emoción me embargó porque ya se tenía una fecha para el tributo a Freddie y en poco más de dos meses se llevaría a cabo. Durante los siguientes 65 días, estuve atento a TODO lo que tuviera relación con este concierto, tanto a nivel local como internacional. Como ya he comentado en posts anteriores, estaba al tanto del panorama británico porque escuchaba la BBC de Londres en Onda Corta y allí me enteraba las primicias vinculadas a QUEEN antes que llegaran acá. Y en esa época, mi padre -QEPD-, era el Jefe de Prensa de la Municipalidad de Miraflores y tenía acceso a todos los diarios locales, y como sabía que el suscrito era fanático de QUEEN, me separaba cualquier recorte relacionado a QUEEN y en este caso, al concierto, el cual hasta ahora guardo como mi álbum de recortes.





Los artistas fueron escogidos por Brian, Roger y John. Todos ofrecieron sus servicios sin cobrar absolutamente nada. Pero fueron tantos, que se tuvo que descartar a algunos. Ninguno que fue solicitado para actuar se negó a tomar parte del concierto. Básicamente se eligió a quienes tuvieron un sentimiento especial hacia Freddie, o alguna conexión o vínculo con él. Los ensayos comenzaron cinco semanas antes del evento, en un estudio cerca de Shepperd Bush, no tan lejos de las oficinas del QUEEN Fan Club, lugar donde los miembros de QUEEN entraron y salieron, chequeando detalles para el concierto.

La primera semana fue sólo con Brian, Roger y John, examinando qué canciones otros artistas querrían tocar y familiarizándose ellos mismos con su propia música nuevamente, la cual no tocaban desde el último concierto de QUEEN en el Knebworth Park el 9 de agosto de 1986. Las siguientes dos semanas se desarrollaron en ese estudio con una nómina de artistas uniéndose a ellos para ensayar sus partes. Luego todo se trasladó a los estudios Bray, no lejos de Windsor, en Berkeshire. Las otras estrellas fueron día a día, dando su tiempo para asegurar que todo saliera de la mejor forma. Imperó allí un ambiente de gran camadería en donde todos estuvieron amigables y se divirtieron en los ensayos. Tanto para Brian, Roger y John el evento era una forma de decirle adiós a Freddie y quienes más ayudaron fueron Elton John y Axl Rose.


El concierto fue organizado y financiado por QUEEN Productions en 10 semanas. 98 artistas participaron en este evento. 100,000 insignias y 40,000 bufandas rojas con el emblema de alerta fueron repartidas entre los concurrentes. Mil personas aproximadamente se involucraron en la producción y lo más interesante fue que todos pagaron entrada, ya que no hubo un solo ticket de favor. Paralelamente, en ese momento tuve la suerte de contar con dos amistades que estarían presentes en ese concierto. Mi gran amigo Julio García, que conducía el programa "Ritmo" en la BBC; y un pen-pal escocés, Alex Small, quien ya me había enviado material de QUEEN y que se convertiría en mi "corresponsal" en ese día, porque a la semana del concierto me llegó una carta -en esa época no habían e-mails- donde me narró con lujo de detalles TODO lo que vivió -estuvo adelante al frente del escenario y para ello durmió la noche anterior afuera del estadio, como muchos lo hicieron para agarrar un buen sitio- en esa mágica noche.


El escenario de 90 x 30 m. Estuvo iluminado por 5,000 spots y 30 toneladas de andamiaje fueron transportados por 50 camiones con acoplado. Dos pantallas de 9 x 7 m de retransmisión de video para todo el estadio y 25 camerinos y 500 baños formaron parte de la infraestrucutura. 19 cámaras se hicieron cargo de captar las imágenes sobre el escenario y otras 10 para captar la actividad entre bambalinas. Fue tecnológicamente el evento musical mas avanzado jamás puesto en escena. Nunca antes en la historia de la música pop, hubo tantos países conectados a través del satélite con un show en vivo. La transmisión por TV fue vista por casi un billón de televidentes en todo el mundo. Además casi 300 hombres de seguridad fuero contratados y casi 100,000 T-shirts se vendieron. El programa y la puesta en escena eran una sorpresa para el publico y nadie tenía idea de lo que sucedería en las siguientes cuatro horas.

El show se inició a las 18 horas (Hora de Londres) con 72,000 asistentes, cuando Brian, Roger y John hicieron su aparición en el escenario y Brian dijo: "Estamos aquí para celebrar la vida, el trabajo y los sueños de Freddie Mercury. Y vamos a darle la más grande despedida en toda la historia”. Y no se equivocó. Las siguientes cuatro horas fueron realmente inolvidables, en una noche llena de nostalgia y emotividad, en donde estuvieron presentes Brian, Roger y John junto a algunos de los mejores músicos del Rock y ofreciendo lo mejor del repertorio de QUEEN.

Indudablemente, hubieron momentos muy especiales, como el mensaje de Elizabeth Taylor, quien vino desde USA para la ocasión; las actuaciones de David Bowie y Annie Lennox cantando “Under Pressure” y el gesto del mismo Bowie de arrodillarse sobre el escenario recordando a los amigos “que ya no están con nosotros” y rezar el Padrenuestro ante el enorme silencio de la gente; la brillante performance de George Michael –para muchos, el mejor de la noche- con “Somebody to Love” y el cierre ideal con quien fuera el ídolo máximo de Freddie: Liza Minelli. Y al final del show, bajo los acordes de “God Save the Queen”, se vio a Freddie en las pantallas gigantes, en ese mismo escenario de Wembley y con su capa y su corona, como si se estuviera despidiendo.



En lo personal, a medida que pasaban los días la expectativa iba en aumento. Repito, en ese año 1992 no existía el internet y el cable todavía no tenía un alcance masivo, como hoy. Solo existía Telecable y era carísimo y muy pocos lo tenían en su casa. Para suerte mía, un gran amigo mío, Héctor Jenssen tenía cable en su casa, y ambos éramos fanáticos de QUEEN. Y habíamos quedado que luego del concierto, el día lunes 20 de abril, en los siguientes días me prestaría el video para poder verlo. Muchos se preguntarán por qué el concierto se realizó un día lunes. La razón fue que en ese año 92, la Semana Santa había sido la semana anterior y en Europa se acostumbra a que el lunes inmediato a la Pascua o Easter Day, sea feriado. Por ello, el tributo se realizó un día lunes. Pero aquí no era feriado. Y cuando llegó el día esperado, debo confesar que mi cabeza no estaba en mi trabajo en ese momento. A partir de las 2 o 3 pm, que se suponía que estaría comenzando el concierto en Londres, lo único que mi mente pensaba era "¿Qué canción estarán tocando?". Y así me mantuve hasta las 6 pm, hora en que salí disparado a mi casa a escuchar por Onda Corta la BBC de Londres, cualquier noticia relacionada al tributo. Y en un programa de noticias, pude escuchar la noticia con un pedazo de "Bohemian Rhapsody" cantada por Elton John. Luego me vi todos los noticieros locales y el único que pasó y como la última noticia, fue "24 Horas" y pasó imágenes de Elton John cantando "Bohemian Rhapsody" y luego la parte en que Axl Rose aparece cantando la parte rockera del tema. Ello aumentó mi interés en ver ese concierto.




Al día siguiente en el programa "Disco Club", comenzaron a pasar algunos temas del concierto -pirateando el cable del canal O Globo, por supuesto- y me comuniqué con mi amigo Héctor y me contó que el tributo había estado fabuloso y tuvo el gesto de prestarme el video el jueves para devolvérselo el sábado. Lo curioso es que el viernes comencé a llamar amigos para decirles que tenía el video del tributo a Freddie, pero uno a uno me iban diciendo que no podían porque iban a salir o tenían un compromiso. En ese momento yo no tenía VHS y veía con impotencia que llegaría el sábado y tendría que devolver el video sin haberlo visto. Y providencialmente fue gracias a un entrañable y gran amigo, mi hermano del alma, Hernaldo Alva, quien ni bien le conté que tenía el video, me dijo "vente a la casa a verlo". Cuando llegué, Hernaldo fue sincero conmigo y me dijo, "mañana debo levantarme super temprano para ir a trabajar y no creo que podamos verlo todo", ya que todo duraba como cuatro horas. Lo que fuera con tal de ver algo de ese concierto. Y comenzamos a verlo, y yo ya me hacía la idea de que en cualquier momento, Hernaldo me diría "hasta acá nomás", pero el tiempo fue transcurriendo y así se pasaron las cuatro horas y gracias a la generosidad de mi gran amigo, lo pude ver completo. Y fue emocionante a más no poder. Y a partir del momento en que David Bowie y Annie Lennox cantan "Under Presure", todo fue una sucesión de momentos emotivos en que en más de una ocasión se me hizo un nudo en la garganta y la emoción me embargaba y los ojos me querían lagrimear de la emoción. Cuando George Michael anunció que cantaría "Somebody To Love", lo primero que me dije fue "Nooo, que vas a hacer", pero a medida que iba cantando me iba quedando sin palabras por el asombro ante su magnífica interpretación y el agudo que se mandó al final, haciendo cantar al público fue sencillamente impresionante. Y el cierre con Liza Minelli fue el mejor cierre que pudo haber tenido este concierto. Liza Minelli era el ídolo máximo de Freddie, quien sencillamente la adoraba. Y ver a Liza parada en ese escenario y cerrando el show con "We Are The Champions" fue lo máximo. Luego ver a todos juntos en la parte final del tema fue maravilloso porque se sentía autenticidad y respeto hacia la figura de Freddie. Pero el momento en que no pude aguantar porque no soy de piedra fue en la parte final, cuando bajo los compases de "God Save the Queen", apareció Freddie en pantalla con la capa y la corona. Fue demasiado para mí y derramé algunas lágrimas de la emoción.


Como de costumbre, Freddie fue quien se robó el show. Durante todo el concierto, videos con declaraciones suyas fueron insertados y cada vez que las pantallas de video mostraban imágenes de él, la multitud respondía a su llamado. Cuando Freddie cantaba, el público lo acompañaba y cuando él hablaba, todos callaban. Y pese a la lista de mega-stars que le rindieron tributo esa noche, fueron finalmente los fans quienes le dieron el mejor tributo. Ellos escucharon uno por uno, a todos los artistas interpretar los clásicos temas de QUEEN y al terminar cada performance y antes de empezar la siguiente, la conclusión a la que llegaban siempre era la misma: “Estuvo bien .... pero no era Freddie”. Si algo se comprobó en este espectacular tributo, fue que Freddie Mercury fue único y que nadie podrá ocupar jamás su lugar.



viernes, 5 de abril de 2019

AGNETHA: LA AUTENTICA Y ETERNA CHICA DORADA







Hoy, 5 de abril, está cumpliendo 69 años, nada menos que AGNETHA FALTSKOG, la hermosa rubia cantante de ABBA y dueña de una voz bella y maravillosa que cautivó al mundo entero. Agnetha fue sinónimo de talento, belleza y sensualidad, que con un solo movimiento, cautivaba el corazón y la atención de todos los fans de ABBA. Por ese motivo tan especial, quise dedicarle un post a la bella Agnetha, como realmente se merece. No pretendo escribir una biografía detallada y exhaustiva sobre Agnetha. Para eso, hay webs donde pueden encontrar información más completa al respecto. Lo que deseo hacer es enfocarlo desde mi experiencia y dando mis impresiones personales y también agregando algunos detalles de su vida y agregaré algunas declaraciones suyas provenientes de algunas entrevistas que le hicieron en años pasados, en donde revelan muchas cosas interesantes.


A nivel personal, la primera vez que ví a ABBA y por ende, a Agnetha, fue en 1977 cuando ví por TV el programa español que pasaban por Canal 4, “Señoras y Señores” y ABBA salió cantando los temas “Honey Honey” y “Hasta Mañana”. Y la presencia de Agnetha era imponente. Un año después, con el estreno de “ABBA THE MOVIE”, volví a engancharme con la música de ABBA y le puse muchísimo más atención a Agnetha y una de las escenas más esperadas en el cine era cuando se daba la vuelta y dejaba mostrar su vistosa anatomía. Con su cálida voz de soprano, Agnetha contribuyó en la interpretación principal de varios hits de ABBA, como "S.O.S”, “I’ve Been Waiting For You”, “The Name Of The Game”, “Thank You For The Music”, “Chiquitita”, "Gimme! Gimme! Gimme! (A Man After Midnight)", “The Winner Takes It All”, “One Of Us”, “Head Over Heels”, “Slipping Through My Fingers” y “The Day Before You Came”, y compartió la voz principal con Frida en "Mamma Mia", "Waterloo", "Dancing Queen", “Take A Chance On Me”, "Voulez-Vous", "Summer Night City", entre otros temas.





Agnetha Åse Fältskog nació el 5 de abril de 1950, en Jönköping, Suecia y creció en una familia de músicos y a la edad de 6 años compuso su primera canción, "Två små troll" (Dos pequeños trolls) y en 1968, llegó al tope del Svensktopper (Chart sueco), gracias a su propia composición "Jag var så kär" (Estaba tan enamorada). En 1971 interpretó a María Magdalena en la versión sueca del exitoso musical “Jesuchrist Superstar”. En cuanto a su vida personal, el 6 de julio de 1971, contrajo matrimonio con Björn Ulvaeus y un año después, junto a su esposo y a la pareja conformada por Benny Andersson y Anni-Frid Lyngstad, formaron ABBA, que cosechó grandes e innumerables éxitos en los siguientes diez años. Agnetha y Björn tuvieron dos hijos, Linda y Christian. Pero la pareja se separó en 1978 y en 1980 se divorciaron, aunque continuaron dentro de ABBA, hasta cuando el grupo se disolvió en 1982. En 1990 se casó por segunda vez con Tomas Sonnenfeld, del que se divorció en 1993. A fines de la década del 90 convivió con Gert van der Graaf, quien se mudó a su casa y después de dos años, Agnetha decidió terminar la relación, pero él no dejó de acosarla, hasta que fue deportado de vuelta a Holanda.





Justo esa época, coincidió con su poca exposición pública. Mucho se comentó en ese momento que Agnetha había quedado afectada por la separación de ABBA y por un buen tiempo no quería saber nada de ABBA ni dar ningún tipo de entrevistas, lo cual quedó en evidencia en el documental “The Winner Takes It All”, difundido en la TV alemana en 1999, cuando a diferencia de Bjorn, Benny y Frida, Agnetha aceptó participar en el documental, pero apareciendo su voz solo en audio –no salían imágenes de ella declarando- e imágenes de ella caminando en exteriores. Era la más reacia a la posibilidad siquiera remota de una reunión y no estuvo presente en la celebración de los cinco años del musical “MAMMA MIA” y de los 30 años del triunfo de ABBA en Eurovisión con “Waterloo” en Londres en el 2004, que contó con la presencia de Bjorn, Benny y Frida. Por todo ello, se mencionaba que tenía una extraña fobia a los periodistas por lo cual casi nunca se le veía en público y hasta se la señalaba como una persona temerosa y reclusa en su propia casa, llegando a ser comparada con otra diva sueca, la misteriosa Greta Garbo. En una entrevista reciente hecha por la presentadora sueca de TV Amelia Adamo en enero del 2011, Agnetha desmintió reportes sobre que ella era una temerosa reclusa y dijo lo siguiente: “No me relacionen con esa imagen mía como si fuera un ser humano asustado o una víctima de los paparazzi u otros. Naturalmente es desagradable ser observado a donde vayas, pero no es por eso que me gusta permanecer lo más anónimo posible. Es una elección que he tomado, nada me ha forzado a ello”. Y uno de sus mayores temores ha sido viajar por la sencilla razón que tiene miedo de volar, como lo afirmó en una entrevista en el 2004. En otra entrevista en el 2009, reafirmó su fobia y señaló: “Bueno, no soy muy buena para viajar. He dejado de participar bastante cuando han sucedido eventos. Y no es porque no quiero, es porque es algo un poco difícil para mí hacerlo”.






Sobre cómo se describe ella misma, en el 2004 dijo: “Bueno, es muy difícil para mí decirlo, pero pienso que soy bastante la misma persona que siempre he sido. Muy con los pies en la tierra. Por supuesto que tengo mis defectos, pero soy una persona agradable. Normal, con los pies en la tierra. Curiosa acerca de la vida y no me gusta el stress. Trato de mantener las cosas muy tranquilas alrededor mío. No es tan fácil en estos días. Pero fácilmente me estreso y soy también una persona muy ansiosa. (…) Me pongo ansiosa en varias situaciones. Temo que algo puede pasarle a alguien o a algo. Tomo las cosas personalmente. Y soy una gran amante de los animales. Es difícil para mí ver fotos de animales y niños siendo maltratados, no puedo manejar eso emocionalmente. (…) Me veo como una persona normal que quiere permanecer lo más anónima posible”. Y sobre cómo era un día normal en su vida, en el 2004 manifestó: “Estos días son calmados. Me gusta estar afuera, hacer largas caminatas y trato de pasar mucho tiempo con mis hijos. Tengo nietos y es una increíble experiencia”.





A nivel solista, en 1983 tuvo el album “WRAP YOUR ARMS AROUND ME”, de donde se extrajeron sus dos éxitos "The Heat is On" y “Can’t Shake Lose”. En 1985 lanzó "EYES OF A WOMAN” y en 1987 salió “I STAND ALONE”, donde destacó "I Wasn't The One (Who Said Goodbye)" a dúo con Peter Cetera. Tuvieron que pasar 17 años, para que en el 2004 reapareciera en el mundo del disco con su album “MY COLOURING BOOK”, y con el single "If I Thought You'd Ever Change Your Mind", logrando un moderado éxito en Europa. Pero Agnetha no quiso involucrarse en una extensa promoción del album, limitando su exposición pública a cortas entrevistas en algunos diarios, unos pocos videos y un especial de TV en sueco. Pero algo que sorprendió gratamente fue su aparición pública en el estreno del musical “MAMMA MIA” en Estocolmo, y fue la primera vez desde su separación que los cuatro miembros de ABBA coincidían en un mismo lugar, aunque desafortunadamente se les vio en forma separada y cada uno por su lado.






Pero lo mejor vino el 4 de julio del 2008, en el estreno del film “MAMMA MIA, THE MOVIE”, cuando sonriente y derrochando felicidad, apareció junto a Frida y Meryl Streep, bailando en frente de miles de fans, para luego unirse en el balcón junto a Benny y Bjorn y todo el elenco de la película, en una foto que significó la primera vez en 22 años que los cuatro miembros de ABBA aparecían juntos en una foto, pero junto a todo el elenco, y no los cuatro juntos. Aún los fans de ABBA esperan algún día esa foto. En enero del 2009 se hizo presente para recoger el premio "Rockbjörnen" en nombre de ABBA, cita a la que acudió con Frida y en Octubre del 2010 asistió al estreno del musical “MAMMA MIA” en Dinamarca y al lado de Bjorn.






Y lo más importante, en lo que concierne a ABBA y su música, en el 2009 señaló sentirse hoy increíblemente humilde y agradecida por todo lo que alcanzaron y que la música aún siga viva. “Si pongo una canción de ABBA en algún momento, siento su energía”, comentó. “Entiendo que es lo que la gente aprecia de su música. Porque lo dimos todo y especialmente la energía. Nuestra voz estaba en lo mejor. Así que pienso que lo que logramos siempre sonará bien, no hay nada que reprochar. Fuimos muy meticulosos y lo hicimos todo nosotros”. Cuando le preguntaron en el 2004, como explicaba el fenómeno de ABBA hoy y qué pensaba de ese fenómeno, contestó: “Ha significado increíblemente mucho para todos nosotros, por supuesto. Y siento una enorme gratitud por haber sido parte de eso porque solo estuvieron en un nivel alto. Y hubo increíblemente mucho trabajo durante los 10 a 12 años que estuvimos juntos. Y fue muy rápido. Si pudiera haber disminuido la velocidad un poquito y continuado por 5 años más, lo habría hecho de esa manera”. Y sobre la razón de la separación de ABBA, indicó: “Fue porque ya no pensábamos que era divertido. Se que estábamos grabando un LP en ese momento. No se sentía como era en el pasado, en vez de eso, fue duro. Y estábamos divorciados, ambas parejas y no era la misma cosa, pero continuamos aún después de nuestros divorcios. En estos días, mantenemos el contacto un poco, pero no socializamos”. Y ella consideraba la mejor canción de ABBA a “The Winner Takes It All”. “Es tan completa, tiene un buen movimiento, desde el principio hasta el fin. Pienso que la canción es muy buena y que sus letras son excelentes”. Y algo que sorprendió en una entrevista que le hicieron en enero del 2013, fue sobre una reunión y manifestó que una gira jamás sucederá: “Nosotros difícilmente nos reuniríamos para un tour como los Rolling Stones u otras grandes bandas. Pero no considero imposible que hagamos algo en el futuro. Por favor, tengan en cuenta que esto no es algo que yo haya discutido con los otros tres miembros, es más un sentimiento que tengo que sería grandioso juntarnos y hablar de los viejos tiempos y quizás, hacer una presentación juntos. Pero sucedería solo una vez, quizás para algo benéfico o de caridad”. Comparado con lo que la misma Agnetha decía hace más de 16 años, sin duda, esto fue un giro interesante. Concuerdo al 100 % que una gira estaría demás, ya que quebraría la imagen que TODOS tenemos de ABBA, ya que estamos hablando de cuatro personas que ya tienen sus años: Agnetha cumple 69, Benny cumple 73 y Bjorn y Frida cumplen 74 años en este 2019. Pero la idea de hacer una única –y también última presentación- sería maravillosa y puramente nostálgica y haría realidad el deseo de millones de fans en todo el mundo: volver a ver a los cuatro miembros de ABBA juntos en un escenario, aunque sea, por una vez más.






El 2013 nos trajo también una maravillosa sorpresa para los que admiramos a Agnetha. Luego de nueve años de su último álbum en estudio, “MY COLOURING BOOK”, la siempre bella Agnetha retornó al mundo de la música con un nuevo álbum titulado “A”, que incluyó 10 temas, que fueron escritos y coescritos por Jörgen Elofsson. El contenido fue bastante melódico, en donde Agnetha conservaba la magia de inolvidable voz, y el resultado fue bastante bueno con muy bellas canciones precisas para la voz de Agnetha, como por ejemplo, “When You Really Loved Someone”, que fue el single del álbum. 




Finalmente, el pasado 20 de Enero del 2016, una noticia inundó de mucha alegría y emoción a todos los que amamos a ABBA y su música. Después de casi 30 años, se volvió a ver en público a los cuatro miembros de ABBA juntos. Esto era algo que los fans deseaban ver desde hace mucho tiempo: volver a ver juntos en una imagen a Agnetha, Bjorn, Benny y Frida. Y a lo largo de todos estos años, esto no había sido posible, y en parte por el hecho de que ellos no lo deseaban. La razón de este reencuentro fue el proyecto “MAMMA MIA! THE PARTY” y sobre este histórico momento, publiqué un post, cuyo link dejo a tu disposición: (https://royaltrilogy.blogspot.pe/2018/01/mamma-mia-party-un-historico-reencuentro.html).



Han pasado ya muchos años de las épocas doradas de ABBA y siempre permanece en el recuerdo la bella imagen de Agnetha, quien destilaba sensualidad y un carisma enorme. Hoy la vemos ya mayor, pero bien conservada para la edad que tiene. En lo personal, siempre ocupará un lugar entre mis preferencias porque siempre que la veía en un video, la contemplaba fascinado. Desde este blog, querida Agnetha, he querido recordarte con este humilde post y deseándote que Dios te de muchísimos años más de vida y con mucha paz y amor, como te lo mereces por habernos regalado tu talento y sobre todo, tu hermosa, cautivante y encantadora voz. Y culmino este post con tres joyas: "The Angels Cry", una composición de Justin Hayward, líder de mi otra banda favorita, THE MOODY BLUES; "Dancing Queen", mi canción favorita de ABBA; y el tema “I Should’ve Followed You Home”, cantada a dúo con el británico Gary Barlow, y que fue interpretada en vivo por ambos el 12 de Noviembre del 2013 en el concierto “Children In Need Rocks”, organizado por la BBC, y que marcó la reaparición de Agnetha en un escenario después de 25 años.





¡¡FELICES 69 AÑOS, DEAR AGNETHA!! WE LOVE YOU!!



lunes, 1 de abril de 2019

1969: HACE 50 AÑOS




   




Hace mucho tiempo, durante la década del 60, 70 y creo que también en los 80's, uno iniciaba su ingreso a los Nidos a partir de los 4 años, no como ahora que al cumplir un añito de vida, los padres ya están pensando en qué nido meter a su hijo. Antes, los primeros cuatro años de nuestras vidas estaba tan llena de libertad para jugar con nuestros amigos de la cuadra o del edificio donde vivíamos, para ver nuestros dibujos animados favoritos en la TV -cuando no existía el cable y solo contábamos con tres canales de TV. Cuando cumplí 4 años en 1967, mis padres me metieron a lo que en ese momento se llamaba "Jardín de la Infancia" en el Colegio Nuestra Señora de la Paz. Fue mi primera vez que me relacionaba con personas distintas a las que jugaba diariamente en el edificio donde vivía en Jr. Huancayo 177, Lima. Y significó una muy positiva experiencia, porque al final de ese año, recuerdo que recibí un diploma con su medallita de honor, lo cual enorgulleció a mis padres. Recuerdo que en mis clases del Jardín, yo le decía a mis amigos con una mezcla de orgullo y felicidad que a fin de año tendría un hermanito, quien vendría al mundo en el mes de noviembre de ese año 67. Luego del Jardín, en 1968 seguí Transición, siempre en el Colegio Nuestra Señora de la Paz, y al final del año también recibí un Diploma, pero sin medalla esta vez.

Fue así como llegó el año 1969 y como el Colegio Nuestra Señora de la Paz se había mudado y en un lugar muy lejos de donde vivía, mis padres se vieron en la situación de ver a qué colegio me meterían, el cual sería el colegio donde desarrollaría mi vida escolar. Honestamente, nunca supe el real motivo, pero en ese momento, mis padres supieron de un colegio que se encontraba en la primera cuadra de la avenida Petit Thouars, llamado Colegio San Andrés. Y debieron haber escuchado buenas referencias, porque al final, decidieron que yo comenzaría ese año 69 en dicho colegio y por cuestión de mi edad -tenía 6 años cumplidos-, tuve que volver a hacer Transición porque era demasiado niño para entrar a Primero de Primaria. Si trasladamos nuestra memoria a la década del 60 y primeros años de la década del 70, por esa época y durante la primera mitad de la década del 70, las clases en todos los colegios arrancaban religiosamente el día 1º de abril. No era como en la actualidad que a los pobres escolares los hacen comenzar el año escolar en marzo. Tuvimos suerte de contar en esa época con tres meses completos de vacaciones para disfrutar, jugar y divertirnos con nuestros amigos, o nuestra collera.

Fue así como un 1º de Abril de 1969, hace 50 años, comencé mi vida mi primer día de clases en el Colegio San Andrés, en Transición, en la Sección "A". Recuerdo que el primer día de clases, ví un montón de muchachos corriendo por el Patio Sinclair, y acto seguido, sonó el timbre para que todos los alumnos entraran a sus respectivos salones. Una vez que formamos nuestra fila, ingresamos 30 alumnos al salón que estaba al frente del Patio Sinclair y recuerdo vagamente las mesitas amarillas donde nos sentábamos de a cuatro, y también me acuerdo de unos palitos verdes y rojos. Esa mañana el Director, William Mackay, nos visitó ese primer día de clases para darnos la bienvenida y la mayoría de nosotros le llegábamos a las rodillas porque era un tipo tan alto que te inspiraba respeto. Y tras la cordial bienvenida, quedamos con quien fuera nuestra primera "Class Teacher", nuestra profesora principal en ese primer año de vida escolar, Miss Elizabeth Mackenzie, nuestra querida y recordada Miss Mackenzie, quien fuera un ejemplo de profesora abnegada y dedicada, siempre al servicio de sus alumnos como nuestra Class Teacher y enseñándonos prácticamente todos los cursos. Recuerdo también el haber tenido también como profesores al Sr. Huamán en Educación Física -cuando comenzamos a hacer uso del gimnasio- y a la Mrs. Olivera -antes de su accidente- en sus clases de Canto, quien nos aporreaba las mesas con una regla mientras nos hacía cantar. Y como dato anecdótico, el primer amigo que tuve y con quien interactué, fue mi gran amigo Eddie Bernal. Y por ese motivo, ambos siempre nos llamamos "patita", con cariño, porque fuimos el primer amigo en la vida del otro.

Hubieron cosas que en ese primer año de estudios en Transición "A", fueron parte de ese inicio sanandresino en 1969. Cómo no recordar los recreos cuando el Patio Sinclair era todo para nosotros -y también para nuestros hermanos del salón de la B- y no nos mezclábamos con el resto de Primaria. Un año en el cual comenzamos a usar durante todo ese año 69, el recordado uniforme del colegio con el saco azul, la insignia del colegio y la corbatita y el pantalón plomo -antes que todos nos vistiéramos con el repulsivo uniforme color rata decretado por el cojo impresentable de Velasco en 1971. Era alucinante cuando te acercabas a la mesita donde te habían ubicado y encontrabas allí todos tus útiles y los cuadernos con hojas opticas -que hoy ya no existen-, que el colegio las mandaba a hacer en la librería Minerva, y que se convirtió en todo un ritual en toda la primaria. Y como olvidar la famosa listita de la Miss Mackenzie y su forma de calificar, que era mediante unos sellos que contenían un Bote, Un Niño y el Niño con el Bote, y era lo máximo si te ponían ese último sello en tu cuaderno.

También recuerdo la novedad de la designación de las Houses. Siguiendo los patrones británicos, eran cuatro las Houses que habían el colegio y cada una vinculada a un color determinado: Douglas (Azul), McGregor (Verde), Mackay (Amarillo) y Stuart (Rojo). Siempre pienso que las casualidades no existen y fuí asignado a mi color favorito, el Azul, y pertenecí durante 11 años a la gloriosa House de la Douglas. Y sobre todo, en las clases de Educación Física, llevábamos los polos del color de nuestras houses y jugábamos fulbito, basket y hasta handball entre houses, dentro de un ambiente de sana competencia.

Haciendo un poco de memoria, no puedo dejar de recordar a varios amigos que comenzaron con nosotros y que estuvieron algunos años más acompañándonos en el salón y que después tomaron otros rumbos. Amigos como Christian Napurí, Rodriguez, Barbat, Zevallos, Benito Contreras, Yuri Hinojosa, Chavez y Vilca, a quienes se tiene siempre en el recuerdo.


Y al final de ese año 69, recuerdo cuando la Miss Mackenzie -quien repitió el plato con nosotros en 5º de Primaria, en 1974, y a quien tuvimos la dicha de volver a ver en dos oportunidades en noviembre del 2003- anunció los tres primeros puestos, y que puso a Luchito Takano en el primer lugar y un empate en el segundo lugar entre Beto Hernández y Omar Uceda. Sinceramente, era una época en donde conservábamos nuestra total inocencia, y que fue el primer peldaño de lo que serían nuestros siguientes 10 años en el colegio.

En la cena en casa de Emilio Palacio el 23.11.2003, junto a nuestra querida Miss Mackenzie, y al lado de Alex Llerena, Emilio Palacio, Beto Hernandez y Roberto Rentería.

Hace 50 años comenzó mi vida escolar, que duraría 11 años hasta 1979. Hace 50 años comenzó la amistad, que con muchos de mis amigos y compañeros de promoción, se ha mantenido firme, sólida y estrecha a lo largo de todos estos años. Y me atrevo a decir que son las amistades más antiguas que tengo en mi vida. Es cierto, que en los siguientes 10 años, fueron llegando a nuestro salón entrañables amigos, tanto en Primero de Primaria, como también, seis años después, en Primero de Secundaria, amigos que también forman parte de nuestras vidas. Pero, es imposible no recordar donde se originó todo, donde nació nuestra etapa sanandresina, y eso ocurrió un 1º de abril de 1969, cuando contábamos con apenas 6 o 7 años. Allí empezó la amistad con muchos de quienes considero hoy no solo como mis amigos, sino como mis hermanos del alma, como Beto Hernández, Alex Llerena, César Watanabe, Emilio Palacio, Marco y Miki Jiménez, Eddie Bernal, Juan José Mendoza, Marcos Arrieta, Sergio Gonzáles Benavides, José Manuel Gonzáles Martínez, Rolo Salvatierra, Beto Lay, José García, Juan Allauca, Lucho Rojas Meggo, Edgardo Li, Lucho Takano, y el recordado Chito Novoa.
 

1979: La Vieja Guardia en 5º de Secundaria al lado de la Miss Mackenzie


En este año 2019, que mi promoción cumple 40 años de haber salido de las aulas sanandresinas, es imposible no evocar ese año 1969 cuando se dio inicio a mi etapa escolar, que hasta el día de hoy la llevo en el corazón, y sobretodo, cuando comenzó la amistad de 50 años que tengo con muchos amigos y hermanos sanandresinos.

Como diría la primera línea de nuestro querido himno del colegio.
 


ADELANTE ESTUDIANTES DEL ANGLO!!
 

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddThis