Translate

jueves, 24 de noviembre de 2022

24 DE NOVIEMBRE: UN AÑO MAS SIN FREDDIE







Han transcurrido ya 31 años desde que la triste noticia de la partida de Freddie Mercury sacudiera nuestro interior, y hoy, la música de QUEEN continúa más vigente que nunca y el legado de Freddie Mercury permanece intacto. Su imagen sigue viva en nuestras mentes y corazones, y sin duda alguna, ya forma parte de esa privilegiada galería de artistas legendarios e inmortales, cuya contribución a la música ha sido sencillamente extraordinaria. Y sus composiciones continúan escuchándose incansablemente y ya son parte de la historia musical. Si no, ¿de qué forma podría explicarse el eterno éxito de “Bohemian Rhapsody”, la obra maestra de QUEEN y composición cumbre de Freddie? ¿O la plena vigencia de “We Are The Champions”, himno en diversas competencias deportivas? O hace ya varios años la súbita popularidad de “Don’t Stop Me Now” a raiz de su inclusión en el comercial de Rimac Seguros, o en Entel Perú? ¿O su imborrable presencia en la Clausura de los Olimpiadas Londres 2012? Por ello, he querido actualizar el post que publiqué hace doce años y publicarlo con fecha de hoy.





Deseo transportarme al pasado hace 31 años y compartir con ustedes lo que fueron para mí esos días de noviembre de 1991. Dos semanas atrás, en la segunda semana de noviembre, ya habían comenzado a circular rumores en algunos diarios sobre el estado de salud de Freddie -que comenzaron a esparcirse desde 1990-, que en ese momento ya comenzaban a cobrar mucho más fuerza en los tabloides británicos. Por esos días, acababa de ser editado en Gran Bretaña el álbum recopilatorio "GREATEST HITS II", y lo que contribuía a generar dichas especulaciones eran dos hechos: 1) Que no se incluyese ningún tema nuevo en dicha recopilación; y 2) Que el single de adelanto de dicho álbum fuera precisamente "The Show Must Go On", como si fuese algo premonitorio.



Uno como fan como que se resistía a creer dichos rumores, pero habían ciertos hechos que sembraban razonables dudas: 1) La muy poca exposición pública de Freddie a raiz de la salida del extraordinario album “INNUENDO”, recayendo en Brian y Roger la labor de promocionar dicho album con entrevistas; 2) La negativa de QUEEN a salir de gira para promocionar el album “INNUENDO”, actitud asumida dos años atrás luego de la salida de “THE MIRACLE”; 3) La no aparición del grupo en el video clip de “Innuendo”, en donde se utilizaron imágenes estilizadas de los miembros de QUEEN provenientes de otros videos; 4) Su aspecto físico cada vez mas frágil y delgado, algo visible en "I'm Going Slightly Mad", “Headlong” y exageradamente notorio en "These Are The Days Of Our Lives"; y 5) Las letras de los temas del album “INNUENDO”, que tenían un insinuante -de acuerdo a la traducción del titulo del album- tufillo a despedida.



Pero todas esas especulaciones dejaron de serlas para convertirse en una triste y fatal realidad el día sábado 23 de noviembre de 1991, cuando Freddie Mercury confirmó lo que prensa londinense venía especulando hacía tiempo: anunció al mundo que padecía del mal del SIDA. Recuerdo que ese domingo 24 de noviembre de 1991 estaba reunido en la tarde con dos amigos fans de QUEEN, Raul Alvarez y Ricardo, y en eso, uno de ellos, Raulito -QEPD-, soltó una bomba. Contó que la noche anterior había visto en el noticiero "24 Horas" la noticia oficial y confirmada de que Freddie tenía SIDA y que lo había anunciado a través de un comunicado. Recuerdo que a todos nos cayó como una bomba de agua helada, pero por otro lado, fue una confirmación de continuas sospechas que a lo largo de dos años -desde 1989- uno venía acumulando pero que en el fondo se negaba a aceptarlo. Me acuerdo que ese día los tres quedamos en estar atentos a partir del día siguiente a TODO lo que saliera en la TV y en las radios para escuchar cualquier noticia referente a su estado de salud, y deseábamos al menos, que pudiese llegar con vida al año 1992 para las Olimpiadas en la ciudad de Barcelona. Así me acosté el domingo 24 ignorando lo que se vendría a partir del día siguiente.





Lunes 25 de noviembre. Me levanté temprano para ir a mi trabajo y estaba tomando desayuno con mi padre -QEPD-, y en eso mi viejo me comenta, "en la radio he estado escuchando la noticia sobre el cantante de tu grupo favorito". Yo le dije. "sí viejo, ya se confirmó ayer que tiene SIDA", y el me contestó de inmediato: "No, acaba de salir la noticia de que ha fallecido". En ese preciso instante, sentí que se me paralizaba el cuerpo y me quedé helado. Pregunté de nuevo, "Viejo. ¿estás seguro de eso?", y me contesta "Sí, y en estos momentos hay bastante consternación en Londres". En ese momento, disculpen la expresión, se me jodió la mañana, el día y la semana. Cuando mi viejo salió a trabajar, le di la noticia a mi hermano -prácticamente lo desperté- y luego me encerré en el escritorio y prendí la radio y confirmé la noticia. Cogí un CD -era INNUENDO- y puse "The Show Must Go On" y luego puse un cassette y comencé a escuchar el tema solista de Freddie, "There Must Be More To Life Than This" y en ese momento, las lágrimas brotaron de mis ojos sin cesar, porque en ese preciso instante, la fantasía de TODA mi vida se hacía añicos y terminaba para siempre: Ver algún día a QUEEN en concierto, a Freddie, Brian, Roger y John juntos en un escenario. Ya eso nunca más volvería a suceder y fue un desconsuelo grande para mí en ese momento. Era el definitivo final de un sueño, de una ilusión. Luego me fui a mi trabajo, y prácticamente ese día ni trabajé porque la mente la tenía en otra parte. Llamé a todos mis amigos fans de QUEEN de ese entonces, y todo el día estuvimos conectados, con la tristeza de por medio y en la noche nos vimos en casa de mi entrañable amigo Hernaldo Alva y vimos el programa “Disco Club”, donde Gerardo Manuel hizo el mismo día un especial de QUEEN a raiz de la noticia. Y terminando el día, en la noche me ví todos los noticieros y me sorprendió ver la noticia entre los titulares. Los siguientes días fueron de amplia cobertura en los noticieros locales, y también de aceptar la cruel realidad: ya no volveríamos a ver nunca más a Freddie sobre un escenario y a QUEEN como banda completa y en actividad.



Durante sus últimos meses, Freddie fue cuidado por sus amigos más cercanos, Jim Hutton, Joe Fanelli y Peter Freestone y el anuncio oficial de su muerte señaló: “Freddie Mercury murió pacíficamente esta noche en su residencia en 1 Logan Place, Kensington, London. Su muerte fue resultado de una neumonía ocasionada por el SIDA". Brian, Roger y John emitieron el siguiente comunicado: "Hemos perdido al mejor y más querido miembro de nuestra familia. Sentimos un dolor tremendo porque se ha ido, tristeza porque se encontraba en la cumbre de su creatividad, pero por encima de todo un gran orgullo por el modo valeroso en que vivió y murió. Nos ha sido concedido el privilegio de compartir nuestra vida con el. En cuanto nos sea posible, quisiéramos celebrar su vida al estilo al que nos tenía acostumbrados". Sus restos fueron cremados el miércoles 27 de noviembre en una ceremonia según el rito zoroastro.




Los años han pasado y como señalé, su música, lejos de haber decrecido, se ha universalizado y está más viva que nunca. Y sin duda alguna, a ello han contribuido principalmente dos hechos concretos que se dieron en la década del 2000 al 2009: 1) La puesta en escena del musical teatral "WE WILL ROCK YOU" que se estrenó en Londres en mayo del 2002 y que llevó la música de QUEEN a varios rincones del planeta, y sobretodo, a las nuevas generaciones, que de esa manera, descubrieron la música de QUEEN; y 2) El hecho que desde el año 2005 al 2008, Brian May y Roger Taylor se volvieran a juntar para salir de gira luego de 19 años, al lado del cantante PAUL RODGERS en la alianza denominada “QUEEN + PAUL RODGERS” y llegando a presentarse en Europa, Japón, USA y Sudamérica.




En lo personal, la música de QUEEN ha sido parte muy importante en mi vida y gracias a esta legendaria banda, como contraparte a la frustración de no haber visto a QUEEN en concierto, he recibido cosas muy positivas, entre las cuales, las mas importantes son: 1) Haber conocido a muchos de mis mejores amigos con quienes me une una gran y estrecha amistad que se ha ido fortaleciendo con los años; 2) Haber tenido el privilegio de haber sido parte de un programa de radio dedicado enteramente a QUEEN, gracias a mi gran amigo Huguito Salazar; 3) Haber tenido la enorme suerte y privilegio de haber recibido en cuatro oportunidades carta de respuesta de puño y letra del mismo Brian May en 1988, 1991, 1992 y 1993; y 4) Haber tenido la enorme dicha de haber visto en vivo a Brian May y Roger Taylor, la dupla sobreviviente de QUEEN, en Santiago de Chile y al al lado de mi amada esposa y dos de mis mejores amigos.


 
Finalmente, a 31 años de su desaparición física, Freddie Mercury permanece en el recuerdo perenne de los fans y sigue siendo admirado y reconocido en el mundo entero como un extraordinario cantante, un prolífico compositor, un pianista impecable y un showman en el escenario con un dominio de escena único, en suma, un artista completo.






¡QUEEN VIVE! ¡FREDDIE VIVE!! ¡DIOS SALVE A LA REINA!!!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddThis