ROYAL LANGUAGES

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 22 de octubre de 2018

SWEET LADY ROCK DURO Y PESADO





Llegamos al cuarto lunes del mes de Julio, y como lunes queenero, me toca hoy presentarte el segmento musical dedicada a un álbum track de QUEEN. Para esta oportunidad, he querido elegir para tí un tema compuesto por Brian May y que proviene del álbum “A NIGHT AT THE OPERA”: “Sweet Lady”. Debo ser sincero en admitir que cuando escuché por primera vez este tema, no me gustó para nada, ya que lo encontraba demasiado pesado para mi gusto. Cuando comencé a escucharla, me gustó el riff inicial de guitarra de Brian y la parte de la estrofa, y en ese momento, prometía ser un buen tema rockero. Pero, y pongo énfasis en la palabra pero, cuando el tema llegó a la parte del coro, me pareció que no guardaba proporción con el resto de la canción y como que desinflaba un poco el tema. Ese estribillo de “--- sweet lady, sweet lady…”, lo encontraba falto de creatividad, convirtiendo lo que era en principio un buen tema rockero a un tema francamente monótono, denso y carente de ritmo.  Respeto la opinión de aquellos a quienes les fascine este tema, pero en mi opinión, representa un pequeño lunar en la majestuosidad del álbum “A NIGHT AT THE OPERA”. Con el correr del tiempo, uno puede cambiar de opinión y valorar lo que en un momento era considerado como algo intrascendente. Es cierto eso, aunque en este caso, no es un giro de 180 grados y que ahora me parezca una obra maestra, sino que ahora la escucho con algo más tolerancia y mente abierta. Y considero que su ubicación en el álbum -entre “39” y “Seaside Rendezvous”- como una bisagra pesada entre ambos temas. Para ser franco, pienso que pudo haberse prescindido de esta canción en el álbum, y mejor hubiera sido ubicado como un lado B de algún single.



“Sweet Lady” fue escrito por Brian May y producida por QUEEN y Roy Thomas Baker. En una entrevista, Brian manifestó: “‘Sweet Lady’ vino musicalmente de un riff y estaba fascinado con la idea de un riff pesado en tiempo de ¾ en vez de 4/4. Porque ¾ es el tiempo del vals, tradicionalmente es un sonido muy gentil. La gente acostumbra bailarla y lo que fuera. Así que pude encontrar este riff en ¾, y lo que parecía tener un apremio y pesadez, era una cosa fascinante para mí. Y pienso que en tu cabeza, como que te rehusas a escucharla en ¾, lo cual es la razón porqué es aún poderosa, pienso. Bueno, es mi teoría, de alguna forma. Y líricamente, como mucho de mi material, es acerca de relaciones y lo que ví en mis propias relaciones y las relaciones de la gente alrededor mío, lo cual realmente siento que es construcción material fundamental de nuestras vidas. No soy muy bueno en política a gran escala, pero estoy intrigado de lo que sucede uno a uno entre la gente. Pienso que algunas de aquellas, son las mayores fuerzas en nuestras vidas y así que de eso se trata la canción”. Por otro lado, en una entrevista en el 2002, Roger señaló: “Hay una canción antigua llamada ‘Sweet Lady’, que Brian escribió, en ‘A Night At The Opera’, y él estaba diciendo, ‘Quiero que vaya de esta forma’, y él quería hacer tres cosas diferentes a la vez y fue un poco duro de entender”. Finalmente, en lo que concierne a su performance en concierto, fue tocada en vivo por la banda en la gira del “A NIGHT AT THE OPERA” entre Noviembre de 1975 hasta Abril de 1976, y así se mantuvo de manera permanente en la gira del “A DAY AT THE RACES”. En adelante, sería dejado de lado del set list de los shows de la banda. Hasta el próximo mes de Noviembre, en donde estaremos recordando los 40 años del lanzamiento del álbum “JAZZ”, con el tema “Dead On Time”. Será hasta el lunes 15 de Octubre. Hasta entonces.



viernes, 19 de octubre de 2018

BEE GEES: BLUE ISLAND





Llegamos al tercer viernes de Octubre, y hoy me corresponde presentarte el segmento musical dedicado a una canción de los BEE GEES. En esta oportunidad, recordaremos un muy buen tema de 1993, incluido en el álbum “SPIRITS HAVING FLOWN”, que precisamente en este 2018 ha cumplido 25 años de su lanzamiento. Me estoy refiriendo a la bella canción “Blue Island”. Recuerdo que escuché por primera vez esta canción en casa, porque mi hermano Alex tenía el CD de “SIZE ISN’T EVERYTHING” y escuchaba de manera permanente éste álbum. Desde ese momento, me encantó por su muy hermoso ritmo melódico, pero sobre todo, por las bellas armonías corales de Barry, Robin y Maurice, donde sus voces sonaban hermosamente melódicas y puras, y encajaba perfectamente con el ritmo de la canción, y realmente es una de mis canciones favoritas de dicho álbum, en el cual, los Gibb fueron hacia lo que ellos describieron como un “retorno a nuestro sonido antes de ‘Saturday Night Fever’”.



"Blue Island" fue escrita por Barry, Robin y Maurice Gibb, y producida por Barry, Robin y Maurice Gibb y Femi Jiya. Fue incluida en el álbum “SIZE ISN’T EVERYTHING” -lanzado en UK el 13 de Noviembre de 1993 y en USA el 2 de Noviembre de 1993- y no fue lanzada como single en UK ni en USA. Esta canción fue dedicada a los niños de la ese entonces, Yugoslavia, y de acuerdo a Barry, fue el track más agradable que ellos escribieron en su carrera. Y En lo que concierne a su performance en vivo, aunque el trío no hizo gira para promocionar aquel álbum, realizaron algunos shows y presentaciones, e incluyeron este tema en su set list, y particularmente, en su set acústico.  Han transcurrido 25 años de esta canción y estoy seguro que los que conocen la música de los Bee Gees, solamente por sus hits de "Saturday Night Fever", nunca deben haber escuchado esta bellísima canción. A ellos, les hago una recomendación de todo corazón: Dénse el permiso de escucharla detenidamente y disfrutarla. Hasta el próximo mes de Noviembre, en donde tendremos otro tema de éste gran álbum "SIZE ISN’T EVERYTHING”. Será hasta el viernes 16 de Noviembre. Hasta entonces.



jueves, 18 de octubre de 2018

TRAVELING WILBURYS, VOL. 1: UNA MARAVILLA MUSICAL






Hoy, 18 de Octubre, se cumplen 30 años del lanzamiento de uno de los mejores álbumes de la década del 80: “TRAVELING WILBURYS, VOL. 1”, que significó el debut de un supergrupo generado por el encuentro único de cinco leyendas de la historia de la música: George Harrison, Bob Dylan, Roy Orbison, Tom Petty y Jeff Lynne. Cinco músicos con historia y una trayectoria musical exitosa en su haber y que solamente en una fantasía o un sueño, uno podía imaginarse verlos juntos. Pero la gran amistad que los unía y las circunstancias se alinearon para brindarnos un momento irrepetible en la música y crear música de la buena, para goce y disfrute de quienes apreciamos la buena música. Recuerdo que en ese año 1988, estaba fresco el gran éxito que había tenido George Harrison en su regreso triunfal a la música con su fabuloso álbum “CLOUD NINE”, y se sabía que Jeff Lynne le había producido su álbum y se habían hecho bien amigos. Y recuerdo que un sábado de noviembre de 1988, estaba viendo un programa musical y en eso veo un video en donde comienza cantando George Harrison y era un tema que no había escuchado, y me pareció bastante bueno. Luego al rato, se ve la presencia de Tom Petty, Bob Dylan y Jeff Lynne y después, Roy Orbison canta la parte del coro del tema, y en ese momento me quedé totalmente impresionado de ver a tantos monstruos de la música juntos. Era algo increíble, y muchas preguntas me hacía a mí mismo, “¿Qué es esto?”, “¿Es un nuevo grupo?” , “¿Cómo así se han juntado?”, etc, etc, etc. Poco después, tuve conocimiento de esta unión de genios y del álbum que habían lanzado y sobre la marcha, hice todo lo necesario para conseguirme ese álbum, y tuve la suerte que un amigo me prestó un cassette grabado con dicho álbum, y realmente quedé totalmente impresionado y maravillado con esa joya de álbum. De lejos, era lo mejor de ese año 1988 y hasta uno de los mejores cinco álbumes de la década del 80. Y por supuesto, lo grabé de inmediato todo el álbum para escucharlo cuantas veces quisiera.




La pregunta de rigor es cómo así se llegó a esa hermosa realidad. El hecho es que en abril de 1988, George Harrison se encontraba en Los Angeles, California, y necesitaba grabar un tema como lado B de un single de 12” para ser lanzado en Europa. En ese momento, Jeff Lynne también se hallaba en Los Angeles produciendo algunos tracks para Roy Orbison, como para el primer álbum solista de Tom Petty. Mientras cenaba con Jeff y Roy, George les contó cuánto necesitaba grabar un nuevo track y quería hacerlo al día siguiente. Tanto Roy como Jeff se ofrecieron en ayudarlo. Como necesitaban un estudio de inmediato, George sugirió que llamasen a Bob Dylan, quien tenía un estudio en su casa. Luego de la cena, George se detuvo en la casa de Tom Petty para recoger su guitarra para la sesión del día siguiente y también lo invitó. Al día siguiente, en la casa de Malibú de Bob, ellos escribieron y grabaron la canción “Handle With Care” en cinco horas, con los cinco compartiendo las voces. Tras grabarlo, el tema fue considerado tan bueno como para ser destinado a ser un simple lado B, así que George sugirió la idea de formar un grupo y grabar otras nueve canciones más y así poder completar un álbum. El grupo se volvió a juntar por nueve días en Mayo, y grabaron la base de los tracks y las partes vocales en el estudio de Dave Stewart en Los Angeles. La mezcla se hizo en Inglaterra en el estudio que tenía George en su casa en Inglaterra, llamado Friar Park Studio, Henley-on-Thames o FPSHOT. 


Una de las características que le dio bastante originalidad al álbum fue que ninguno de los cinco apareció con su verdadero nombre en el álbum, ni en las notas dentro del álbum, ni en los créditos autorales. Figurando como los hermanos Wilbury, cada uno tuvo un seudónimo y los Wilbury fueron: Nelson (George Harrison), Otis (Jeff Lynne), Lucky (Bob Dylan), Lefty (Roy Orbison) y Charlie T. Jr. (Tom Petty). Una humorada bastante original y graciosa con la que estas cinco leyendas vivas de ese entonces, demostraban que hacían esto por divertirse y pasar un buen rato. Adicionalmente, contó con Jim Keltner en la batería, Jim Horn en el saxo y Ray Cooper en la percusión. El álbum fue producido por Otis y Nelson Wilbury, quienes eran Jeff Lynne y George Harrison en la vida real y todos los temas fueron escritos por los Traveling Wilburys. Como George tenía el mayor interés en la banda, él hizo que el grupo firma con Warner Bros. Records –sello de George-, e incorporó su propio sello Wilbury Records. El tracklisting quedó conformado de la siguiente manera:


Lado 1
"Handle with Care"
"Dirty World"
"Rattled"
"Last Night"
"Not Alone Any More"

Lado 2
"Congratulations"
"Heading for the Light"
"Margarita"
"Tweeter and the Monkey Man"
"End of the Line"


Aunque en los créditos figuraba que los temas habían sido escritos por los Traveling Wilburys, la verdad es que cada tema fue escrito principalmente por un miembro de la banda: George compuso "Handle with Care”, “Heading for the Light”, “End of the Line”; Bob Dylan escribió “Dirty World” –aunque todos contribuyeron en las divertidas líneas usadas para completar la línea “He loves your…”-, “Congratulations” y “Tweeter And The Monkey Man”; Tom Petty compuso “Last Night” y “Margarita”; y finalmente Jeff Lynne escribió “Rattled” y “Not Alone Anymore”. De esta forma, el álbum fue lanzado en USA el 18 de Octubre y el 24 de Octubre en USA y alcanzó un gran éxito en todo el mundo, vendiendo 2 millones de copias en USA y alcanzando Disco Triple Platino. El álbum llegó al N° 3 en USA, según Billboard,  y al N° 16 en UK. Además fue N° 1 en Australia, N° 2 en Nueva Zelanda, Noruega y Suecia, N° 3 en Austria, Canadá, N° 6 Suiza, N° 10 en Alemania, N° 33 en Holanda y N° 46 en Japón.

Era un debut exitoso para este grupo y cuando parecía que este álbum sería el punto de partida para una trayectoria exitosa, la fatalidad se interpuso en el camino de los Traveling Wilburys. El 6 de Diciembre de 1988, a no menos de dos meses del lanzamiento del álbum, el gran Roy Orbison falleció de un ataque al corazón, generando una gran pérdida para la música. Como un tributo a Roy, en el video clip de “End Of Line”, que fue filmado después de su muerte, en la parte del tema en donde se escucha la voz de Roy, se muestra una guitarra ubicada en una silla mecedora junto con una foto de Roy, en un momento emotivo y lleno de nostalgia, recordando al amigo ausente. En 1990, el álbum obtuvo un Grammy como Mejor Performance Rock de Dúo o Grupo y tuvo una nominación para “Album del Año”. 




Luego de la muerte de Orbison, los cuatro miembros restantes grabaron un segundo y último álbum en estudio, intencionalmente llamado “TRAVELING WILBURYS VOL. 3”, lanzado el 30 de Noviembre de 1990, y no tuvo el mismo éxito de su antecesor.  Pero quedó en el recuerdo ese primer gran álbum que hace un cuarto de siglo apareció en el firmamento musical y que fue creado por cinco grandes de la música que se juntaron, sin otras pretensiones que las de pasarla bien y crear buena música. Y por ello, no quise que esta fecha pasara desapercibida en el blog, dedicándole un post a este gran álbum, que 30 años después, sigue formando parte de mis preferencias musicales. Y para culminar este post, los dejo con el documental titulado “The True History of the Traveling Wilburys”, que figuró en el DVD “The Traveling Wilburys Collection”, como testimonio de un momento que quedará grabado por siempre en la historia de la música.  




miércoles, 17 de octubre de 2018

17 DE OCTUBRE DE 1998: LOS BEE GEES EN ARGENTINA





Un 17 de Octubre de 1998, hace 20 años, los BEE GEES se presentaban por primera vez en un escenario en Sudamérica. Como se sabe, en 1997, el trío ofreció un concierto el 14 de Noviembre en el MGM Grand, en la Vegas, del cual salió un album, video y DVD, con el título "ONE NIGHT ONLY". La razón de dicho título fue porque en ese momento, la idea era que sería el último concierto del grupo, en donde hacía un recorrido por todas sus épocas, debido a que Barry tenía problemas serios de salud, relacionados con la artritis, que le hacía imposible actuar sobre un escenario durante más de dos horas. Pero tal fue la respuesta de la audiencia a dicho concierto, que ello obligó a rediseñar las cosas, y a pesar del dolor, Barry decidió continuar y aprovechar este nuevo interés por los Bee Gees. Pero definitivamente, por esos motivos de salud, no se podía llevar a cabo una larga y extensa gira mundial -que es lo que hubiera sido ideal-, y la única solución posible era limitar al máximo la cantidad de conciertos y hacerlos de manera muy espaciada. Y ello generó la idea del tour denominado "ONE NIGHT ONLY", en el cual los Gibb se presentarían en cada continente, pero a través de un solo show en un país determinado. Definitivamente, para los fans de todo el mundo no era la opción soñada de una gran gira mundial, pero era mejor que nada. De esta forma, un año después, en 1998, la gira arrancó en Europa con dos conciertos: el 29 de Agosto en el RDS Arena, en Dublín, Irlanda, y el 5 de Setiembre en el Wembley Stadium, en Inglaterra. Y el siguiente paso sería Sudamérica.




Recuerdo mucho en esa época, por el cable ya se sabía de esta idea y muchos nos preguntábamos qué país sería el elegido aquí en Sudamérica: Argentina o Brasil. Cualquiera de los dos habría sido una opción más que positiva y en lo personal, me inclinaba más por Brasil. Pero al final de lo que deben haber sido las negociaciones, el país afortunado y privilegiado de recibir a los Bee Gees en su tierra fue Argentina, y el concierto se llevaría a cabo en el conocido Estadio La Bombonera, en Buenos Aires, el 17 de Octubre de 1998. Sabiendo ya esta noticia, estoy seguro que muchos fans de los Bee Gees de diferentes países sudamericanos, como Brasil, Chile o el mismo Uruguay, deben haber cruzado las fronteras para no perderse esta única oportunidad de ver a los Bee Gees por primera vez en tierras sudamericanas. En lo que a mí respecta, en ese momento, por motivos económicos, era imposible pensar en hacerse todo un viaje para ir a verlos. Pero, lo bueno fue que en el canal de cable Telefé de Argentina, le dieron cobertura a este concierto y para beneplácito de los fans, anunciaron que el concierto iba a ser transmitido al día siguiente, el domingo 18, a las 7 pm. Por supuesto, que no iba a perderme esta oportunidad de ver ese concierto completo y no editado.


No pretendo hacer un recorrido detallado y exhaustivo del concierto, pero realmente fue espectacular y emocionante ver a los Gibb tocando en suelo sudamericano. El set list fue prácticamente el mismo del concierto de Las Vegas del año anterior, aunque con la incorporación de su mayor hit en los 80's: "You Win Again". Recuerdo que me fascinó el intro del concierto, en donde con las luces apagadas, se iba mostrando en la pantalla gigante ubicada en la parte de arriba y al centro, imágenes de todos los álbumes del trío y con un fondo musical que iba creciendo en intensidad, y cuando llegan al último album "Still Waters", se prenden las luces y los tres hermanos Gibb estaban ya en el escenario. Fue simplemente fabuloso y el arranque fue con "You Should Be Dancing". para luego empalmar con "Alone". la fiesta ya había comenzado y lo que vino a continuación en el concierto fue una mezcla de nostalgia, emociones y maravillosa música que formó parte de nuestras vidas. El público argentino estuvo enganchadazo, coreando a cada rato los típicos cánticos similares a un partido de fútbol. Y algo que me también me encantó fue la gran sencillez de los tres hermanos y su entrega hacia con el público. Fue memorable la ovación larga que Robin recibió tras cantar "Massachussetts" y sobre todo, "I Started A Joke", ante la cual, hasta con cierta timidez, Robin sonreía y agradecía al público. Fueron dos horas mágicas, que tuve la dicha y felicidad de verlas un día después del show y siempre recordaré mientras viva ese inolvidable concierto.



Después de este concierto, la gira seguiría el 28 de Noviembre en el Heartfelt Arena, en Pretoria, en Sudáfrica, y de allí culminaría el 20 de Marzo en el Western Springs Stadium, en Auckland, Nueva Zelanda, y el 27 de Marzo en el Olympic Park, en Sidney, Australia. Pero en el fan sudamericano, quedó siempre grabado este momento en el cual, pudimos por única vez a los hermanos Gibb en nuestro continente. Lamentablemente, esto ya no volvería a repetirse y la muerte de Maurice en el 2003 y la de Robin en el 2012, terminaron de sepultar cualquier esperanza de un retorno a Sudamérica. Solo esperamos que en el 2019, Barry pueda regalarnos la posibilidad de una gira por esta parte del mundo. Pero mientras tanto, hoy, recordamos los 20 años de un show único e irrepetible de los Bee Gees y para ello, compartimos algunos temas de ese memorable concierto en el presente post. 



HACE 35 AÑOS (1983-IX)




Llegamos al tercer miércoles de Setiembre y hoy me corresponde presentarte el segmento musical de 1983, hace 35 años. En esta oportunidad, tenemos tres muy buenos temas interpretados por tres recordados grupos británicos. En primer lugar, tendremos el buen tema “Too Shy” de Kajagoogoo, que fue escrito por Kajagoogoo e incluido en el álbum “WHITE FEATHERS”, llegando al N° 1 en UK por 2 semanas y al N° 5 en SA. En segundo lugar, tenemos la canción “Gold” de la banda Spandau Ballet, escrita por Gary Kemp e incluida en el álbum “TRUE”, llegando al N° 2 en UK y al N° 29 en USA. Y por último, tenemos el tema “I’ll Tumble 4 Ya” de Culture Club, escrito por Roy Hay, Boy George, Mikey Craig y Jon Moss e incluido en el álbum “KISSING TO BE CLEVER”, y fue N° 9 en USA. Tres muy buenas canciones que triunfaron hace 35 años, y que hoy las tienes para disfrutarlas aquí.





Este ha sido el noveno segmento musical de 1983. Espero que esta trilogía musical haya sido de tu agrado y como siempre, te espero con tu visita y comentario, indicando cuál te ha gustado más. Yo ya tengo mi favorita y lo compartiré cuando conteste tu comentario. Hasta el próximo mes de Diciembre, en donde tendremos la última trilogía de 1983, en donde despediremos de manera definitiva este muy buen año musical. Hasta entonces.


lunes, 15 de octubre de 2018

ROGER TAYLOR: QUALITY STREET





Llegamos al tercer lunes de este mes de Octubre, y como lunes queenero, toca hoy presentarte el segmento musical dedicado a un tema solista de un miembro de QUEEN. En esta oportunidad, tendremos otro muy buen tema proveniente del álbum “FUN ON EARTH”, y que es uno de mis favoritos de ese álbum: “Quality Street”. Como sabemos los queeneros, este fue el quinto –y hasta el momento, último- álbum en estudio de Roger, y realmente fue bastante bueno, muy versátil y equilibrado y sobre todo, con muy buenas letras, como es habitual en Roger. Y esta canción fue la cuarta de este álbum, y lo que me encantó fue su estilo musical, con un ritmo melódico que incorporaba el sonido de la guitarra que le daba algo de fuerza al tema y también, el piano al final del tema, algo muy típico de las composiciones de Roger. Definitivamente, lo considero de lo mejor creado por Roger en su buena trayectoria musical, en donde demuestra su enorme calidad como compositor y como músico.



“Quality Street” fue escrita por Roger Taylor y fue producida por Joshua J Macrae y Roger Taylor. Fue incluida en el álbum “FUN ON EARTH”, el cual fue grabado entre finales del 2008 y a lo largo del 2009, después de finalizado el “Cosmos Tour” de QUEEN + Paul Rodgers, y continuó luego del final de esa alianza musical. Dicho álbum fue lanzado el 11 de Noviembre del 2013. Finalmente, en cuanto a su performance en vivo, nunca fue interpretada por Roger en algunos shows que realizó en el año 2013. Han pasado cinco años de ésta muy buena canción y es recordada especialmente por los “die-hard” fans de Roger. Pero francamente, vale la pena rescatarla para que puedas escucharla y conocerla, y comprobar lo muy buena que es. Hasta el próximo mes de Noviembre, en donde tendremos un tema de The Cross. Será hasta el lunes 12 de Noviembre. Hasta entonces.



domingo, 14 de octubre de 2018

JUSTIN HAYWARD: UN GRAN POETA Y PROLIFICO COMPOSITOR






Hoy, 14 de Octubre, es un día especial para los que amamos la mágica música de los Moody Blues, porque está cumpliendo 72 años, el gran JUSTIN HAYWARD, vocalista y guitarrista de los Moodys, y además un extraordinario y prolífico compositor.  Y la ocasión es propicia para actualizar el post que le dediqué hace algunos años aquí en el blog, como realmente se lo merece este gran músico, el cual –me atrevo a decir- es uno de los más subvalorados en el mundo del rock. Además, en lo personal, es mi otro músico favorito de siempre, y siempre lo he admirado por su gran calidad como compositor y su gran sencillez y calidad humana como persona. Dentro de la vasta y prolongada trayectoria musical del grupo, Justin ha contribuido con maravillosas composiciones, además de tener también muy buen material como solista. Es más, solamente con un tema tan extraordinario como “Nights In White Satin”, Justin ya tiene ganado un sitial en la historia de la música, por tan hermosa melodía y sobre todo, por tan bella e inspirada letra. Con esa canción, Justin se graduó con todos los honores como compositor, pero lo mejor es que la obra musical de Justin va más allá de ello. Como siempre, este post no pretende ser 100 % biográfico ni estadístico -ya que ello implicaría dividir este post en dos o tres partes-, sino enfocarlo desde mi experiencia personal con alguna información básica e interesante, y más centrado en Justin que en los Moody Blues –los cuales ya tienen su post-, poniendo énfasis en su brillante carrera musical como solista -algo que también me atrevo a decir que es totalmente desconocido por el 95 % de quienes estén leyendo este post-, para que al menos, puedan conocer y descubrir un poco de su música.




A modo de información, Justin nació un 14 de Octubre de 1946, en Swindon, Wiltshire, UK. A la edad de 7 años, tomó algunas clases de piano y a los 9 aprendió a tocar el ukelele, pero al escuchar a Buddy Holly, ello contribuyó con su deseo de tener una guitarra, lo cual logró a los 10 años con la ayuda de sus padres. Cuando estaba en la escuela, Justin tocaba en clubes juveniles y pubs alrededor de Swindon, comenzando a fines de los 50’s con su grupo The Woodpeckers, luego con The Satellites, The Rebels Rock Group y finalmente, The Whispers y All Things Bright. A los 15 años, pudo adquirir una guitarra Gibson y un amplificador Vox, mientras tocaba con grupos locales en clubes y salones de baile, y tocando mayormente canciones de Buddy Holly. En una entrevista señaló: "Desde que escuché a Buddy Holly, me enfoqué en saber lo que quería. El es mi héroe de siempre". Entre sus influencias están Johnnie Ray, Elvis, Bobby Darin y Cliff Richard & The Shadows. En 1965, Justin contestó un aviso en “The Melody Maker” y fue parte del trío “The Wilde Three”, compuesto por Marty Wilde -padre de Kim Wilde- y su esposa Joyce. Fue Marty quien lo empujó a que escribiera sus propias canciones. En 1966, hace 50 años, luego de contestar otro aviso en “Melody Maker” –esta vez puesto por Eric Burdon-, Justin fue contactado por Mike Pinder de The Moody Blues, luego de que Burdon le pasara a Pinder la carta y los demos de Justin. Días después, en Setiembre de 1966, Justin ya reemplazaba al saliente vocalista y guitarrista del grupo, Denny Laine. Poco después entraría John Lodge como bajista y de esta forma, quedaría definitivamente conformado el quinteto y pasaron de ser un grupo que tocaba solamente temas con un sonido R & B, a una banda de rock progresivo e innovador.  Sin duda, la llegada de Justin y John le cambiaron la dirección musical del grupo, y junto con el uso del Mellotron, le dieron un sonido propio y exitoso. Al respecto, Justin dijo: “Mike y el Mellotron hicieron que mis canciones funcionaran”. Luego vendría el clásico “Nights In White Satin” y el álbum “DAYS OF FUTURE PASSED” en 1967, y el resto es historia.



Como mencionara en el post que dediqué a los MOODY BLUES, la razón por la cual me fascina tanto esta banda es porque todos sus miembros cantaban, componían y tocaban, y tenían la misma importancia dentro de la banda. No era el caso de una banda con un rock star y sus amigos o su grupo de apoyo. Y la importancia de Justin era grande, no sólo porque aportó temas muy bellos en cada álbum, sino que además contribuía con el sonido distintivo de la guitarra y también con los coros de apoyo en los temas, como elemento característico del sonido musical de los MOODY BLUES. En la primera etapa de los Moodys con Mike Pinder, Justin contribuyó con piezas claves en cada album, destacando: "Nights In White Satin" y "Tuesday Afternoon” del album “DAYS OF FUTURE PASSED”; “Voices In The Sky” y “The Actor” en “IN SEARCH OF THE LOST CHORD”;  "Lovely To See You”, “Never Comes The Day” y “Are You Sitting Comfortably” en “ON THE TRESHOLD OF A DREAM”; “Gipsy” y "Watching and Waiting” en “TO OUR CHILDREN’S CHILDREN’S CHILDREN”; “Question" en “A QUESTION OF BALANCE”, "The Story In Your Eyes” en “EVERY GOOD BOY DESERVES FAVOUR”; y “New Horizons” en “SEVENTH SOJOURN”.



Cuando la banda decidió tomarse un descanso sabático de seis años, tanto en lo que se refería a giras y sesiones de grabación, Justin se unió con John para crear el hermoso álbum llamado “BLUE JAYS” en 1975, por el cual salieron de gira por Inglaterra. Asimismo, en 1977, lanzó su primer y único álbum solista llamado “SONGWRITER”, sobre el que hablaremos después. Cuando el grupo regresó en 1978 con el álbum ”OCTAVE”, Justin pasó a adquirir mucho más protagonismo dentro de la banda, junto con John, y en dicho álbum contribuyó con los temas “Driftwood”, “Had To Fall In Love” y “The Day We Meet Again”. A partir de los 80’s, compuso el hit “The Voice”, “In My World” y “Meanwhile” en el “LONG DISTANCE VOYAGER”; y “Blue World” y “It's Cold Outside Of Your Heart” en “THE PRESENT”. A partir del album “THE OTHER SIDE OF LIFE” en 1986, Justin y John pasaron a constituir la fuerza conductora del grupo y sus composiciones, tanto invidividuales como conjuntas, predominaban en cada album, y destacó “Your Wildest Dreams” y “The Other Side Of Life” en “THE OTHER SIDE OF LIFE”; y “I Know You’re Out There Somewhere”, “No More Lies” y “Vintage Wine” en “SUR LA MER”. En la década del 90, destacaron sus temas “Say It With Love” del álbum “KEYS OF THE KINGDOM”; y “English Sunset”, "The Swallow" y “Foolish Love” en “STRANGE TIMES”. 



En el plano personal, Justin está casado con Ann Marie Guirron –a quien dedicó el tema “Marie”- desde el 19 de Diciembre de 1969, lo cual significa que van a cumplir 49 años de casados. Tienen una hija llamada Doremi Celeste, nacida en 1972. La pareja vive en el sur de Francia. Justin siempre ha manifestado lo importante que representa su familia para él, la cual es su roca, y es muy unido a su familia. Su comida favorita es el puré de papas mezclado con col, y su carro favorito es el Mercedes. Entre sus hobbies está el hacer ejercicio, cocinar, ver fútbol y montar a caballo. Le encanta estar en Gran Bretaña, Barbados y Francia y su ciudad favorita es Oxford. Su escritor favorito es Nigel Barley y su film favorito es “Dr. Strangelove” de Stanley Kubrick.  Su color favorito es el azul y amarillo. Y su tema favorito con los Moodies es “I Know You’re Out There Somewhere” y a nivel solista, su canción favorita es “Broken Dream”, una belleza de canción. Además, Justin confiesa que lo que más le atrae de las mujeres son sus ojos y sus piernas y que lo que más le atrajo a su esposa de él fueron sus ojos.

 


A nivel solista, Justin ha tenido una carrera musical bastante buena y muy pareja. Después del proyecto de “BLUE JAYS”, en 1977 tuvo su primer álbum solista llamado “SONGWRITER”, el cual es una joya de principio a fin, donde mantiene esa esencia musical con la que brilla en los Moody Blues, en donde destacan bellezas musicales como “Stage Door”, "Songwriter 1 & 2", “Country Girl”, “Raised On Love”, “One Lonely Room” y “Nostradamus”. En 1978 participó en el álbum de Jeff Wayne, “WAR OF THE WORLDS”, y contribuyó con la extraordinaria canción “Forever Autumn”, que fue un gran hit en toda Europa. En los 80’s tuvo los albums “NIGHT FLIGHT” en 1980, “MOVING MOUNTAIN” en 1985, y “CLASSIC BLUE” con Mike Batt en 1989. 




En 1996 cuando lanzó el brillante álbum “THE VIEW FROM THE HILL”, que fue grabado principalmente en Italia y Justin describió este álbum de la siguiente manera: “Hacer música maravillosa, en un lugar hermoso, con tus mejores amigos, es el sueño de todo músico. ¡Nosotros lo logramos! Este álbum es una celebración de hermandad musical y alegría como nunca antes lo había experimentado”. De este álbum, destacan la joya “Broken Dream”, “”It’s Not Too Late”, “I Heard It”, “Troubador”, "Something To Believe", "Shame" y “Children Of Paradise”. En verdad, todo el album es una delicia musical y con la mano en el pecho, recomiendo a ojos cerrados a todos ustedes, escuchar esta maravilla de album, porque es una experiencia relajante al comprobar lo que Justin es capaz de crear musicalmente. En una entrevista en 1995, Justin manifestó: "La diferencia entre los Moody Blues y 'The View From The Hill' es que mientras escribo para los Moodys, estoy escuchando cosas que otras tres personas quisieran expresar, y cuando escribo para mí mismo, es sólo acerca de lo que quiero decir, justo exactamente lo que hay en mi corazón".



En el año 2013, 17 años después de su último álbum en estudio, Justin lanzó el 26 de Febrero su nuevo álbum “SPIRITS OF THE WESTERN SKY”, de muy buen nivel y mostrando como siempre, su enorme calidad como compositor, en donde destacan los temas “In Your Blue Eyes”, “The Western Sky”, “The Easter Sun”, “Lazy Afternoon” y unas muy agradables versiones country de sus temas “Broken Dream”, “It’s Cold Outside Your Heart” y “What You Heart Persists”. Este álbum trajo consigo una corta gira de Justin como solista por la costa este de USA en el mes de Agosto del 2013, y estuvo acompañado del tecladista Alan Hewitt y la corista Julie Ragins, ambos músicos de apoyo en las giras de los Moody Blues. El último show de la gira en Atlanta fue grabado para un futuro lanzamiento en DVD, el cual finalmente fue lanzado el 19 de Agosto del 2014 con el título de "SPIRITS ... LIVE - AT THE BUCKHEAD THEATRE, ATLANTA". en DVD, Blu-ray y CD. En el 2014 también realizó una corta gira por USA en Mayo y Junio, y en el 2015 entre Julio y Setiembre, volvió a hacer una gira por UK y USA. Justin considera que es importante para él seguir con una carrera solista por la razón que con los Moody Blues han estado bastante de giras por USA en los últimos 20 años, radios shows y cosas como esas, pero muy pocos álbumes en estudio. Al respecto, Justin dijo en una entrevista en 1995: "Porque grabamos con poca frecuencia, tengo canciones para tocar. Escribir canciones fue todo lo que hice en mi juventud. Es mi principal actividad y no puedo dejarlo ir. No puedo dejar morir a las canciones"



En el DVD “AN AUDIENCE WITH JUSTIN HAYWARD” del 2004, Justin señaló que por encima de todo, él se consideraba como un compositor y dijo: “Es como una droga. Soy como un adicto a ella (…). No puedo imaginarme estar sin componer, sin tener esa expresión. No sería una completa persona sin ello. Es la verdad. Es un mundo de imaginación que me libera”. Y en 1967, Justin dijo que encontraba que sus canciones formaban una especie de biografía o diario de su vida, ya que ellas eran acerca de gente que él había conocido o gente que solo había conocido en su imaginación, lugares que él solo había visto por un momento y lugares que el había vivido en toda su vida. Su esperanza era que a través de su música, él hubiera ayudado a hacer del mundo un lugar mejor. Y sobre su forma de componer, en otra entrevista, Justin declaró: "Hay uno, dos o tres métodos. Uno es tanteando con un instrumento. No soy exigente ni quisquilloso, utilizo con frecuencia mi guitarra o a veces un piano y lo recorro para llegar a un buen sonido. Si uso la guitarra, es solo la guitarra. Si toco el sintetizador o teclados, pondré un sonido de batería de sintetizador para el ritmo y simplemente lo tocaré. Yo toco todo el día por diversión. Así que tocaré y de repente, una emoción es evocada y aparece luego dentro de un fragmento de una canción, donde puedo ver cosas como en una pantalla, e imágenes vienen dentro de esa pantalla, colores, gente en la canción, imágenes. Otra forma es, si tengo una frase, o sólo escribo algunas frases que la gente dice. A veces ¡, solo un fragmento de una canción me inspira para escribir una canción alrededor de ello"Cuando en en el 2013, le preguntaron como se describía en una frase, Justin contestó: "Un guitarrista que canta un poco y que escribe canciones".



Por otro lado, Justin también ha recibido diversos premios y reconocimientos por su labor como compositor. En 1974 recibió un premio de la American Society of Composers, Authors and Publishers (ASCAP), en 1985 junto con los Moody recibieron un Ivor Novello por su importante contribución a la música. En 1988 recibió otro Ivor Novelo como Compositor del Año por “I Know You're Out There Somewhere”. En el 2000 recibió un “Golden Note Award” de la ASCAP por los logros de toda una vida y por ese mismo motivo, recibió en el 2004 un “Gold Badge” de la British Academy of Songwriters, Composers and Authors (BASCA). Y en Mayo del 2013, nuevamente fue galardonado con otro Ivor Novello por “Outstandng Achievement” por sus prominentes logros de toda una vida. Y quien le entregó este premio en la ceremonia fue Marty Wilde, su amigo y héroe, quien le dio su primer trabajo en su grupo. Un merecido reconocimiento a un grande como Justin Hayward. Finalmente, en el año 2016, se cumplió medio siglo de su llegada a los MOODY BLUES, y en Setiembre realizó una gira solista por UK y lanzó el DVD "LIVE IN CONCERT AT THE CAPITOL THEATRE", de su show en Clearwater, Florida, en Octubre del 2014. Y el 14.10.2016, lanzó el recopilatorio "ALL THE WAY", de su carrera solista, e incluyó un tema nuevo, titulado "The Wind Of Heaven", que coescribió con David Minasian, para el film del mismo nombre. Y como ya es costumbre, el tema es una verdadera belleza musical. 



Hoy, con 72 años, JUSTIN HAYWARD continúa en actividad con los Moody Blues, realizando giras de manera inacabable por USA, en donde son un grupo de culto y tienen una cantidad enorme de seguidores. Con su álbum solista que lanzó a inicios del 2013, Justin ha demostrado que sus cualidades como compositor permanecen intactas y tiene todavía mucho más por seguir dando en la música. Gran cantante y guitarrista, es uno de los músicos más subvalorados en el mundo de la música y además, ha demostrado ser una persona sencilla, centrada, de hablar calmado y pausado, siempre amable con sus fans, y que toda su carrera ha tenido los pies bien puestos en la tierra y nunca ha estado expuesto a escándalos –igual que todos los Moodies- ni estar envuelto en chismes para impulsar su carrera –algo tan común el día de hoy. Es un hombre de familia que va a cumplir 49 años de casado, siempre ha manifestado profesar un gran amor por su esposa Marie, y con la pinta que tiene, por la cual debe haber sido objeto de deseo por las fans femeninas, quizás otros –como Mick Jagger o Rod Stewart- ya se hubiera levantado a medio USA. Desde este modesto blog, he querido recordarlo en este día y por qué no, generar que muchos de los que lean este post, conozcan un poquito más sobre este gran músico. Y le deseamos todo tipo de felicidades en su día al lado de su familia y los Moodies, que Dios le dé muchísimos años más de vida y que nos siga regalando su enorme talento para componer y también, más canciones maravillosas que tocan la fibra de muchos. 



¡¡FELICES 72 AÑOS, JUSTIN HAYWARD!!


viernes, 12 de octubre de 2018

THE MOODY BLUES: TOP RANK SUITE




Llegamos al segundo viernes del mes de Octubre, y hoy toca presentar el segmento musical dedicado a una canción de los MOODY BLUES, mi otra banda favorita. En este mes, para ser más exactos, dentro de 2 días, el próximo domingo 14, estará cumpliendo 72 años, el gran JUSTIN HAYWARD, uno de mis dos músicos favoritos de siempre. Y por ese motivo, para el día de hoy, he querido elegir para ti un muy buen tema escrito por Justin, que proviene del álbum “OCTAVE”: “Top Rank Suite”. Desde que escuché esta canción por primera vez, me gustó bastante por su muy buen ritmo, bastante movido y contagiante, con un sonido bien típico de las composiciones de Justin, quien también destaca por su impecable y magnífica interpretación.  Buen tema, tanto en su ritmo melódico como en su letra.


“Top Rank Suite” fue escrita por Justin Hayward y producida por Tony Clarke. Fue grabada entre Octubre de 1977 a Abril de 1978 en los estudios Record Plant, en Los Angeles, USA e incluida como álbum track en el “OCTAVE”, el cual fue lanzado el 9 de Junio de 1978 y a la postre, sería el último álbum en estudio en contar con Mike Pinder como miembro y además, en ser producido por Tony Clarke.  Y en lo que respecta a su performance en vivo, fue tocada por el grupo en los conciertos de la gira del álbum “OCTAVE” en 1978 y 1979. Luego de ello, el tema dejó de ser incluido en el set list de los shows de la banda. Hasta el próximo mes de Noviembre, en donde tendremos un tema más del álbum “IN SEARCH OF THE LOST CHORD”, y seguiremos recordando a Ray Thomas con el tema “Dr. Livingstone, I Presume”, a un mes más de su partida y además, recordando los 50 años de su lanzamiento. Será hasta el viernes 15 de Noviembre. Hasta entonces.



miércoles, 10 de octubre de 2018

HACE 40 AÑOS (1978-IX)




Llegamos al segundo miércoles de Octubre y hoy me corresponde presentarte el segmento musical de 1978, hace 40 años. Siendo mes par, esta sección musical va siempre el segundo miércoles del mes. Para esta oportunidad, tenemos tres muy buenas canciones bailables de tres recordados grupos. En primer lugar, tendremos el muy buen tema “Native New Yorker” del grupo norteamericano Odyssey, que fue escrito por Sandy Linzer y Denny Randell, proveniente del álbum “ODYSSEY”, y llegando al N° 21 en USA y al N° 5 en UK. En segundo lugar, tenemos al grupo norteamericano Village People con el gran hit “Y.M.C.A.”, escrita por Jacques Morali Y Victor Willis e incluido en el álbum “CRUISIN’”, y llegó al N° 1 en UK y al N° 2 en USA. Y por último, tenemos al grupo norteamericano A Taste Of Honey con la canción “Boogie Oogie Oogie”, que fue escrita por Janice Johnson y Perry Kibble y proveniente del álbum “A TASTE OF HONEY”, y llegó al N° 1 en USA y al N° 3 en UK. Tres buenas canciones que triunfaron hace cuatro décadas, y que hoy las tienes para disfrutarlas aquí.  




Este ha sido el noveno segmento musical de 1978. Espero que esta trilogía musical haya sido de tu agrado y te espero con tu visita y comentario, indicando cuál de las tres te ha gustado más. Yo tengo mi favorita y lo compartiré cuando conteste tu comentario. Hasta el próximo mes de Noviembre en donde tendremos una trilogía con tres canciones de Boney M, Exile y Nick Gilder. Será hasta el miércoles 7 de Noviembre. Hasta entonces.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddThis