ROYAL LANGUAGES

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 22 de octubre de 2011

FRIDA: EL PRIMER AÑO



Este domingo 23 de Octubre, mi hija perruna FRIDA cumple su primer añito de vida. Voy a ser totalmente sincero, estaba en duda sobre escribir este post a raiz de una muy desagradable experiencia que tuve cuando en junio pasado escribí un post recordando a mi perrita Laika a los tres años de su partida (http://royaltrilogy.blogspot.com/2011/06/hace-tres-anos-recordando-laika.html) y aparecieron una tira de trolls a criticar que porqué había escrito ese post porque suponían que mi blog solo era un blog de música. Vean el post, lean los comentarios y saquen sus conclusiones. Lo peor es que luego apareció una tira de apestosos pirañas a soltarme una andanada de insultos y hasta amenazas por el solo hecho de haber escrito ese post, los cuales borré en el acto y tuve que ponerme fuerte y advertir que a la próxima, borraba todo mensaje ofensivo en el acto. Felizmente allí cesó todo y preferí evitar problemas a futuro. Pero al acercarse esta fecha, me dije, “¿por qué tengo que cohibirme de escribir sobre algo que deseo o simplemente de lo que me de la fucking gana por unos pobres y tristes mediocres que no tienen vida propia y que se esconden bajo el cobarde anonimato de un teclado?”. Y es por eso, que hoy he querido escribir una breve reseña de este primer año de mi perrita Frida. Los que me tienen en su Facebook, ya deben haber visto las fotos que con frecuencia he colgado en el album de fotos que creé de Frida. Y bueno, en este primer año ha pasado de todo con Frida. Y he querido dedicar este post a esta perrita que llenó de alegría la vida en nuestra casa. Eso sí, al primer comentario estúpido o graciosito, lo borro en el acto. Así de simple.

Cuando el 4 de diciembre del año pasado nuestra perrita Candy nos dejaba para siempre, yo personalmente no quería tener otro perro en casa hasta después de un tiempo. Pero a veces, el destino mueve sus hilos de tal forma que tus deseos iniciales terminan dando un giro de 180 grados. Ese sábado 4 de diciembre, un sobrino de mi esposa Silvana, Nando, al enterarse de la noticia de la partida de Candy, le dijo a Silvana que sabía de una perra labradora que había tenido cachorritos hacía poco más de un mes y que iba a buscar a la persona para traer un cachorrito a la casa en la noche. Aún seguía teniendo mis dudas porque era muy rápido para tener un nuevo cachorro por lo que había significado Candy en nuestras vidas en casa. Pero cuando a eso de las 8 pm llegó Nando cargando una cachorra y envuelta en una chompa, y la mostró fue simplemente un amor a primera vista en casa y todos quedamos enamorados de esta cachorrita labradora negrita de mes y medio. Era un pedacito de gente y su mirada era de lo más tierna y con ello se adueñó de nuestros corazones. Y comenzamos a barajar nombres pero ninguno encajaba y en eso, me salió el fan de ABBA que tengo adentro y les sugerí a mi esposa y David, “¿Qué les parece Frida?”. Pensaron y les gustó el nombre y así se quedó con ese nombre.

Pero ese mes de diciembre no fue verdad tanta dulzura. Como cachorra era super inquieta, bastante mordelona y era super estresante. Y encima se hacís pis y pupú en todas partes en la casa, tanto en la sala como en el comedor. Voy a ser franco, en ese mes de diciembre salí 15 días de vacaciones y prácticamente estuve detrás de Frida, porque Silvana estaba trabajando y su hijo David también estaba trabajando en ese momento a tiempo completo y en la casa solo estábamos mi suegro y yo. Esos 15 días me las pasé limpiando sus orinadas y sus pupús del suelo y chequeando a cada rato dónde estaba porque simplemente mordía todo lo que se le ponía al paso. No tuve descanso alguno. Y entre las cosas que mordió estuvo el cable del convertidor del televisor, más de un par de sandalias de mi esposa y todo lo que podía encontrar a su paso. Tan estresante era que francamente no veía las horas de regresar a trabajar. Cuando comenzó este año 2011, poco a poco, fue aprendiendo a subir a la azotea para hacer sus necesidades y a ello contribuyó mucho cuando en enero mi esposa salió 15 días de vacaciones. Pero era igual de inquieta y mordelona y en este 2011 le ha pasado de todo.

Primero en febrero, cuando David la sacó sin correa para ir a la bodega, una mototaxi se cruzó y la golpeó en la parte de atrás. Silvana y yo estábamos viendo televisión en la sala, cuando escuchamos una frenada en seco, un grito de un perro y lloriqueos de dolor. En ese momento sudamos frío y lo primero que pensamos fue “la atropellaron” y salimos disparados a la calle. Felizmente no había sido tan grave la cosa y mi esposa y David la llevaron de inmediato al veterinario y le pusieron una inyección para el dolor. A Dios gracias no había habido fractura ni nada por el estilo. Pero vaya susto que nos pegamos y dentro de todo ello, lo bueno fue que de allí en adelante, la perrita no sale a la calle sin su correa. Y para seguir con la mala suerte, el día que fue la primera vuelta electoral el domingo 10 de abril, Frida no se sentía bien y estaba arrojando. Mi esposa y su hijo la llevaron al veterinario y le tomaron una radiografía y resultó que la perrita se había tragado un plástico de casi 10 cms y no podía evacuarlo. El riesgo era que al no poder evacuarlo, podía agravarse su estado y hasta podía morirse. Y la única opción era tener que sacarle el plástico y para ello había que abrirla y operarla. Y la operación fue al día siguiente y de paso, se aprovechó para también esterilizarla. Las siguientes semanas fueron de descanso, pero la preocupación no terminó allí porque por lo inquieta que era, Frida se lamía la herida y en un par de ocasiones de abrió la herida y tuvieron que volver a suturarla y el tiempo de recuperación de dilataba más y más. E incluso en Semana Santa, llegó a ponerse tan mal que el mismo veterinario cuando vino a verla a la casa recomendó llevársela a su consultorio para supervisar él mismo su recuperación y ponerle también esa especie de casco o antena que le ponen para que no se hagan daño la herida. Estuvo como una semana fuera y nos generó más de una preocupación pero felizmente y a Dios gracias pasó el peligro y regresó a casa, pero con su “sombrero” hasta que le cerrasen los puntos. Y cuando ello pasó, todo volvió a la normalidad.

Pero eso no fue todo. Semanas antes de su operación, el veterinario ya nos había dicho que Frida tenía problemas de displasia de cadera y que tarde o temprano iba a tener que ser operada. Ese problema le impedía tener crías porque por el peso no iba a poder resistir y además siendo algo hereditario lo podía trasladar a sus cachorros. Con la operación del mes de abril, este tema como que pasó a segundo plano, pero en el mes de julio, el tema volvió a aparecer porque se le veía que tenía problemas para desplazarse y le dolía mucho y paraba más sentada y echada. Y el veterinario cuando la vio,  recomendó que la operaran cuanto antes. En menos de 3 meses, una nueva operación recaía sobre Frida y tomamos la decisión de dar luz verde a la operación y felizmente todo salió bien. Cuando regresó a casa, paraba echada en su colchón y dormía en nuestro cuarto. Pero felizmente la recuperación fue algo más rápido y al comienzo cojeaba pero poco a poco, comenzó a poner la patita que cojeaba en el suelo. Y así se ha ido recuperando hasta la fecha.

¿Qué puedo decir sobre Frida? Es una perrita que le gusta sentirse acompañada –algo típico en esa raza labradora- y es bien cariñosa. Y ha crecido una barbaridad comparado con el pedacito que vino en diciembre del año pasado. Ahora es imposible que la pueda cargar, algo que antes lo podía hacer sin problema alguno. Y cuando estamos en el cuarto en la noche viendo un poco de TV, se sube a la cama sin pedir permiso y se echa a nuestro lado. Claro, no nos ve en todo el día y querrá estar a nuestro lado y sentirse acompañada por nosotros. Felizmente tiene su colchón en donde al principio dormía en un lado de la sala, pero ya desde varios meses duerme en los muebles de la sala. Prefiero eso a que duerma en el cuarto con nosotros porque es inquieta. Y ya ha pasado que a eso de las 3 o 4 am, con la patita raspaba la puerta de nuestro cuarto para que le abriésemos y entrase a dormir con nosotros o lloraba para que le abran. Quizás por el fuerte frío que se sentía en la sala y siendo nuestro cuarto de ambiente calientito, se sentiría más cómoda. La dejamos entrar unas dos o tres veces, pero después ya no, y por más que moleste, simplemente ya no la dejamos entrar y solita se regresaba al mueble a dormir. Y es recontra tragona. Basta que vea a alguien abrir un paquete de galletas o comiendo, para que se le acerque de lo más fresca a gorrear. Es igualita a Candy, pero a diferencia de ella, es una lady cuando le dan de comer en la boquita, mientras que Candy era tosca y si te descuidabas te mordía el dedo. Y en las últimas semanas cuando he estado tomando desayuno, se sienta a mi lado para que le invite algo y siempre le doy un poco de plátano que le encanta y luego se echa a mi costado haciéndome compañía. Lo bueno es que ya la perrita Frida se ha adaptado a todos nosotros en la casa. Con quien más se siente cercana es con David, el hijo de mi esposa y su enamorada Talía, quien tiene una cachorrita llamada Lucky -también labradora y negrita que parecen gemelas-, que es su amiga y juegan juntas desde que eran cachorras. Con mi suegro igual, en las tardes se echa en su cama a sus pies y le hace compañía y conmigo y con Silvana cuando llegamos de trabajar, se nos pega también y siempre nos saluda lamiéndonos. Tal es la confianza que nos tiene que siempre se deja acariciar en su cuello por mí y he leido que esa es la parte que los perros cuidan más y que no la entregan así nomás.

Ha pasado el primer añito de Frida. En comparación a cómo era cuando llegó, está un poquito más tranquila, pero igual sigue mordelona y no podemos descuidarnos porque todavía sigue siendo cachorra. Según varios amigos y amigas que tienen labradores me han dicho, por lo menos en un par de años, ya estará totalmente calmada. A veces se pone pesada pero es bien noble. No es tan cariñosa como lo era Candy, pero te hace sentir su cariño a su modo. Y persona que no conoce que entra a la casa, no deja de ladrar en forma incesante, pero una vez que te conoce te mueve la cola sin parar. Aún recuerdo cuando era una pequeña y dulce cosita. Pero en un año ha crecido tremendamente y dudo que siga creciendo mucho más. Siempre lo he manifestado, Dios no me dio la posibilidad de tener un hijo o una hija. Se hizo el intento pero ya eso dependió de la madre naturaleza y de la voluntad del de arriba. Y a falta de ello, tengo a mi hija perruna Frida. Se que los animales no duran toda la vida y que duele cuando uno los ve partir. Pero eso no inhibe de darles todo nuestro cariño y recibirlo de ellos de manera incondicional. Antes de casarme yo no era de tener animales. En mi casa con mis viejos y mi hermano, jamás tuvimos un perro. Con mi viejo, en el 88 tuve una canaria que fue mi engreida –algún día escribiré un post sobre ella- y luego otro canario. Y luego de ello, nada más. Cuando me casé y llegué a la casa donde actualmente vivo, aprendí a convivir con Laika y Candy y también aprendí a tomarles cariño y considerarlos como parte de la familia. Los que han tenido o tienen animalitos o mascotas en casa, saben a lo que me refiero. Es imposible no quererlos. Y a diferencia de Laika y Candy, con Frida fue distinto, porque yo la he visto desde que era cachorrita con mes y medio de nacida. Y la he visto crecer y con las consiguientes preocupaciones derivadas de las dos operaciones que tuvo y que financieramente fueron una estocada a nuestro presupuesto, del cual todavía no salimos. Pero no iba a dejar tampoco que Frida se me muriera y si tendría que volver a hacerlo, lo haría de nuevo. No se cuantos años nos durará Frida. Espero que muchos, pero lo que deseo es que cuando esté mucho más calmada y mucho menos inquieta, sea nuestra perfecta compañía. Pero sin duda, este domingo 23 le cantaremos su Happy Birthday y le daremos sus buenos pedazos de torta o keke.




20 comentarios:

  1. Hola Luchito,

    Qué alegría ver cuánto quieren a Frida!! Y sí, ya me imaginaba q en el nombre tenía algo de responsabilidad Abba, jeje.

    Qué te importan los trolls, como bien los llamas, son pobres fulanos, discapacitados espirituales que no saben amar a un animalito, que a diferencia de muchos humanos da su cariño incondicionalmente, y no traiciona. Te felicito por este post, es realmente tan dulce, como te decía por fb.

    Si bien el tiempo de vida de ellos es más corto que el nuestro, bien vale la pena compartirlo con todo el amor que nos dan. Y te entiendo todo el trajín y el caos de cuando era bb, como te conté en casa de mi mamá tenemos una bandida, Alba, a quien tb tenemos desde bb, casi desde el mes y medio tb. Es toda una ternura ver cómo van cambiando su carita de bbs a perritos más "niños", me recordaba tanto cuando mi gordo era pequeño, cómo todos los cachorros van cambiando y como por más salvaje q pueda ser una especie, siempre tienen algo en común: el juego.

    Con David juegan como dos hermanos, es graciosícimo.

    Bueno, Luchito, felicitaciones por el primer añito de Frida, y bendiciones, que los acompañe por mucho, mucho tiempo.

    Un abrazo,

    Pepa

    ResponderEliminar
  2. Hola Lucho, a ver si en la próxima reunión queenera le mando una buena galleta o un hueso de regalo ... me trae buenos recuerdos el post a Laika... fue al final un triunfo frente a la imbecilidad, ignorancia y la cobardía aunq yo "saliese" recontra maleteado ... un abrazo y que sean muchos años más para Frida... en mi caso los rotweillers son mis preferidos y el q mas adoré murió por problemas relacionados a la bendita displaxia de cadera ... vivió 10 años feliz y hasta actor de teatro fue ... y como decía Vilchez Vera "VOY A LLORAR" ... saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola Pepita. Muchas gracias por tu comentario.

    Muy cierto, adoramos a nuestra hijita peluda y se nota que me encantaba la pelirroja Frida. En cuanto a los trolls, es simplemente gente que no vale ni un céntimo. Y realmente te muestran su amor y cariño en forma incondicional y sin pedirte nada a cambio, aunque de repente un plato de comida, je je.

    Ver como van cambiando tanto de tamaño y de actitud, es algo gratificante.

    Un abrazo enorme.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  4. Hola mi estimado Jaime. Muchas gracias por tu comentario y tus palabras.

    Es cierto, el post de Laika fue un triunfo ante la cobarde agresión anónima. Y esos miserable s te tuvieron como piñata pero era mejor cortar de raiz todo y a Dios gracias, cesó todo ataque cobarde. Gracias por el regalo, con gusto lo recibiré y se lo daré después a Frida. Y en cuanto a los rotweiller, son lindos. El veterinario tiene una hembrita que es super cariñosa, y cada vez que mi esposa y yo vamos por allá, poco falta para tirarme al piso y jugar con ella.

    Gracias por tus buenos deseos. Y a llorar se dijo, je je.

    Un fuerte abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  5. Luchin que tierno, dulce y conmovedor tu relato de la Vida de Frida con ustedes su familia humana. Dios te bendijo con esa cachorra porque con todos los problemas que trajo consigo, los unió mas como familia. Sé lo que se siente ser amada y amar a uno de estos seres puros, leales y siempre dispuestos a dar su vida por la tuya y consolarte lamiendo tus lagrimas con la mayor delicadeza, jamás imaginada por ser humano alguno, que se dan el lujo de llamarlos bestias. Espero de corazón sigan juntos por muchos años y siga siendo merecedora de tanta atención, cuidado y amor. Y como un favor muy especial te pido sigas compartiendo con nosotr@s la vida de Frida y ustedes, es como formar parte a través de tu relato de la vida de este precioso ser.

    Un fuerte abrazo con apapache incluido

    Patty González Cáceres

    ResponderEliminar
  6. Hola querida Patty. Muchas gracias por tu comentario. Y bienvenida al blog. Que gusto leer tu primer comentario aquí.

    Gracias por tus muy bellas palabras. Muy cierto, estas bellas criaturas son leales y te dan su amor y cariño sin esperar nada a cambio. Siempre será aquí cuidada y tratado con mucho amor. Y ten la total seguridad que siempre los tendré al tanto de mi hija perruna, ya sea en el Facebook como en este blog.

    Te mando un abrazote muy grande con su apapache incluido, amiguita linda.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  7. Buen artículo, hace unos años entendí que en la relación Hombre - Perro, nunca llegas a saber quien manda a quién... un saludo a tu hija perruna el día de hoy. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hola Lucho:
    Creo que alguna vez te lo había comentado mi mamá en su casa tiene una perrita idéntica a Frida, se llama "Negrita". Mi mamá vive en Pisco y cada vez que la voy a visitar aprovechamos en jugar con "Negrita". Mi hija la adora y se la ha querido traer a Lima pero la verdad vivimos en un departamento chico y no tenemos espacio. Al igual que tú amo los animales y siempre he tenido mascotas, perros y gatos sobretodo. Ahora no puedo.
    Un abrazote y sigue queriendo a Frida porque nuestras mascotas, son parte de nuestra familia.
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  9. Hola José Alfredo. Muchas gracias por tu comentario.

    Muy cierto lo que dices, la relación entre un ser humano y su perro es algo muy especial y como bien dices, la pregunta es "¿quién manda a quién?".

    Gracias por tu saludo a la hija perruna.

    Un abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  10. Hola mi estimado Eduardo. Muchas gracias por tu comentario.

    Claro que recuerdo lo que me contaste de tu perrita, clon de Frida. Y es muy cierto, llegan a ser parte de nuestras familias.

    Un fuerte abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  11. Happy Birthday Dulce Frida!!
    Dicen que todos aquellos que cuidan y aman a los animales tienen una verdadera alma pura. Me alegra conocer a uno aquí mismo :).
    El cariño incondicional que nos dan estos seres sólo se puede comparar con su fidelidad. Así que es virtualmente imposible no quererlos.
    En las fotos se te ve feliz ...y ese es otro efecto positivo de tenerlos en nuestra vida.
    No te enojes por estas personas que comentan cosas desagradables ... a veces ciertas personas hablan desde la rabia, miedo o frustración que están sintiendo ... y lo que dicen no es en tu contra... sino contra ellos mismos.

    Brindo por Frida y que cumpla muchos años más ;).
    PD: Tiene 1 añito...así que hora estarás lidiando con una adolescente :).

    ResponderEliminar
  12. Hola Mimy. Muchas gracias por tu comentario y tus bellas palabras.

    Totalmente de acuerdo contigo. Su cariño incondicional y su fidelidad son a prueba de balas. Y se les quiere, y mucho. Y es cierto, me hace feliz mi hija perruna y cuando me lame incesantemente la barbilla, el cachete o la mano, es muy gratificante. Y sobre los trolls, puro enanismo mental.

    Y es cierto, ya comienza a entrar a la niñez y adolescencia, ya que son sus primeros 7 años.

    Un abrazo enorme.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  13. Me muero por los animales!!! Y más me muero cuando alguien derrocha su amor como el que tú tienes hacia tu perrita! Que más que eso, es como una hija!!!

    Laika está ahora con mi Jery, del que también escribí hace unos años. Él vivió 11 años y fue todo para mi y mi familia entera. Vivió vida de humano y me siento feliz de eso. Orgullosa de mi capacidad de amar a los animales. No como otros insensibles que hacen barbaridades que ni su madre les perdonaría. Malditos...

    No sabes como me cayó tu post. En serio sabes una cosa? Ramón volvió a Lima... no se acostumbró a su vida en el campo... Ahora andamos buscándole hogar, es muy doloroso... ningún perrito merece eso.

    Espero que desde arriba me den una manito.

    Un beso grande y feliz día para tu reina!

    ResponderEliminar
  14. Me pasó lo mismo cuando Jerry se fue y no quería otro perro. Mi papá me trajo de sorpresa a Bruno y hoy es mi otro hijo. Lo amo tanto!!!! Ya tiene 8 añitos... es demasiado bello.

    ResponderEliminar
  15. Hola querida Marité. Muchas gracias por tu comentario y tus hermosas palabras y bellos deseos.

    Es muy cierto, uno los quiere como sus hijos. Once años vivió tu Jerry? Aquí Laika vivió 13 años y Candy 12 años. Y duele cuando uno los ve partir. Estoy seguro que recibirás una manito de arriba para hallarle hogar a Ramón.

    Te mando un abrazo enorme.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  16. Hola de nuevo Marité. No había visto tu siguiente mensaje, je je.

    Es que cuando nos dejan, la reacción inmediata es darse un tiempito. Y yo sí quería eso, pero al final no fue así. Y enhorabuena que sucedió porque me pongo a pensar si Frida no se hubiera cruzado en nuestro camino, sabe Dios como hubiera afrontado los problemas de salud que tuvo. Lo que me encanta es que todas las mañanas se sienta a mi costado y mientras tomo mi desayuno, le voy dando su platanito y como una lady come, je je.

    Otro abrazote.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  17. Es muy linda y parece muy buena!! :)

    Y recordá, nunca dejes de escribir sobre aquello que tengas ganas.

    ResponderEliminar
  18. Hola Sil. Muchas gracias por tu comentario.

    Tienes toda la razón. Es muy linda y es buena la pèrrita, aunque bien engreida a veces.

    Gracias por la sugerencia. Es cierto, por una tira de mediocres no voy a dejar de hacer lo que me gusta.

    Te mando un abrazo grande.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  19. Hola, yo tengo una cachorra labrador negro de 8 meses y me estan diciendo los veterinarios que la tenemos que operar por displasia de cadera, ella corre mucho, juega mucho con otros perros, salimos seguido a la montaña. Como viste a Frida despues de su operacion? tuvo alguna limitante fisca? crees que mi cachorra pueda seguir haciendo sus actividades?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José Luis. Muchas gracias por tu comentario.

      Sobre tu pregunta, a Frida la operaron en su primer año, y es la edad ideal para operarla porque su recuperación es más rápida. Luego de ser operada, tuvo que estar en reposo, y paraba descansando, con su "casco". Pero después, volvió a ser la misma. De hecho que tu cachorra, luego de su rehabilitación, va a volver a hacer sus actividades.

      Espero que todo salga bien con tu perrita.

      Un fuerte abrazo.

      LUCHO

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddThis