ROYAL LANGUAGES

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 3 de junio de 2016

TONY CURTIS: UNA LEYENDA DE HOLLYWOOD






Un día 3 de junio de 1925, hace 91 años, vino al mundo en la ciudad de New York, Bernard Schwartz, que años más tarde, sería conocido en el mundo entero como TONY CURTIS, uno de los actores más carismáticos que haya parido Hollywood en toda su historia, y que durante mis años de adolescencia y juventud, se convirtiera en mi artista favorito de cine. Como se sabe, en el mes de Setiembre el año 2010, Tony nos dejó para siempre, a la edad de 85 años. Y recordando el 91° aniversario de su nacimiento, considero que vale la pena actualizar nuevamente el post que le dediqué en el blog hace siete años, y que fue uno de los primeros posts publicados en el blog, cuando todavía Tony Curtis vivía y era prácticamente una leyenda viva de Hollywood, y sobre todo, uno de los pocos sobrevivientes que quedaban de esa época dorada del cine.

Curiosamente, la primera vez que supe de su existencia no fue en una película en donde Tony figurara como protagonista, sino en una serie de dibujos animados. Me estoy refiriendo a la clásica serie “Los Picapiedra” y al episodio en que aparece como “Stony Curtis”. Aún recuerdo ese capítulo –lo ví cuando era niño- en el que Vilma gana un concurso para tener a Tony en su casa por un día y Pedro, de mala gana, va a recogerlo al estudio, y luego ambos se aparecen en casa y Vilma estaba sin arreglar y con toda la cara llena de crema oscura, cuando abre la puerta, salta de la impresión y sale disparada gritando: “Tony Cutis, Tony Cutis, y yo con este cutis”. Memorable y comiquísima escena. Luego Tony se llega a ganar las simpatías de Pedro e incluso los ayuda a resolver un problema en casa. A partir de ese momento, sentí curiosidad de saber quién era ese actor, y poder verlo en alguna película.




A la edad de 13 años, en 1976, ví por primera vez a Tony Curtis en el film “El Príncipe Bandolero”, y debo decir que el film me fascinó. En esa época no había Cable y solo teníamos tres canales, el 4, 5 y el 7, y lo interesante es que daban muy buenas películas, de las hoy llamada clásicas. Y recuerdo que el canal 4 pasaba seguido varias películas de Tony, y justo a la semana siguiente de haber visto “El Príncipe Bandolero”, en una semana llegué a ver tres películas más: “El Escudo Negro”, “El Hijo de Ali Baba” y “El Gran Impostor”, las cuales me gustaron muchísimo, y sobretodo, por la actuación de aquel actor que había visto por vez primera en la TV como un dibujo animado, y que se desempeñaba muy bien tanto en una película de acción como en una divertida comedia. Semanas después, pude ver “Vacaciones Sin Novia”, “Goodbye Charlie”, “La Máscara Púrpura” y “20 Kilos de Líos”, y con todo eso, terminé de convertirme en un fan de Tony Curtis. Durante la segunda mitad de los 70’s, no me perdía ni una sola de sus películas que pasaban por la TV o en los cines y me gustaban sobre todo, sus comedias. Y para terminar de afianzar mi calidad de fan, en 1978 comenzó a trasmitirse por TV en el canal 5, la serie “The Persuaders” -que acá se conoció como “Dos Tipos Audaces”-, en donde conformó una dupla inigualable con Roger Moore y que fue una mis series favoritas de siempre.
Antes de que la música y en particular QUEEN, fuera la pasión de mi vida, en mi adolescencia, mi principal hobby era el cine y la TV. Y disfrutaba viendo películas y series de TV. Y dentro de todo ello, hubieron varios actores que gozaban de mis simpatías y preferencias, como Gregory Peck, Vincent Price, Charlton Heston, Kirk Douglas, Peter Cushing y Burt Lancaster. Pero, si alguien encabezaba mis preferencias cinemeras en ese momento, era sin duda, Tony Curtis. Al entrar a la década del 80 y estar en la Universidad, la prioridad de mis aficiones y hobbies cambiaron, y el cine pasó a un segundo plano, siendo desplazado por la música. Pero nunca dejaba de ver algún film de Tony Curtis cuando lo pasaban en la TV o en el cine. 


Se ha hablado tanto de Tony Curtis, tanto por su carrera actoral, como su turbulenta vida personal. Ha pasado por tantos golpes en la vida: sus seis matrimonios –el primero con Janet Leigh, de donde nació Jamie Lee Curtis-, sus problemas con las drogas que casi le cuesta la vida en la década del 80, la pérdida de su hijo Nicholas en 1994, y su pasión por la pintura. En la década del 50 fue sin duda, el galán de moda en Hollywood, amado por las mujeres y admirado y por qué no decirlo, envidiado por los hombres, quienes querían imitarlo y ser como él, ya que tenía un increíble jale con las mujeres. Se sabe que el mismo Rey del Rock, Elvis Presley, se tiñó el pelo negro y se dejó el copete inspirándose en su ídolo Tony Curtis. Y consolidó su fama y estrellato en la década del 60 con memorables actuaciones y hasta apareció en la carátula del album "SGT. PEPPER'S LONELY HEARTS CLUB BAND". Ya en los 70’s su atractivo disminuyó y ello generó que su popularidad cayera en picada y los únicos films destacados en los que formó parte fueron “Lepke” y “El Ultimo Magnate”. Y en los 80’s pasó totalmente desapercibido. La última vez que recuerdo haberlo visto en pantalla fue en el episodio de fin de la quinta temporada de "CSI LAS VEGAS", en el que aparece por unos minutos en un casino interpretándose a sí mismo, y como amigo de Sam, el padre del personaje Catherine WIllows y ya se le vio casi octogenario. Y en Navidad del año 2006 una neumonía por poco le cuesta la vida y estuvo muy grave. Y lamentablemente, a la edad de 85 años, Tony falleció el 29 de Setiembre del 2010. Y en el blog le dediqué un par de posts a raiz de su muerte: 


TONY CURTIS R.I.P. http://royaltrilogy.blogspot.com/2010/09/tony-curtis-rip.html


EL ULTIMO ADIOS A TONY CURTIS: http://royaltrilogy.blogspot.com/2010/10/el-ultimo-adios-tony-curtis.html


Volviendo a Tony Curtis, a lo largo de su carrera actoral solamente obtuvo una nominación al Oscar en 1958 como Mejor Actor por “The Defiant Ones”, junto a Sydney Poitier, y nunca llegó a recibir un premio de la Academia. Para muchos –me incluyo-, fue absolutamente injusto que su descollante y brillante actuación como Albert DeSalvo en “El Estrangulador de Boston” -considerada para muchos como la mejor actuación de su carrera-, fuese totalmente ignorada por la Academia y ni siquiera llegase a recibir una nominación.



Otra de sus mejores performances fue en “Some Like It Hot” -o “Una Eva y Dos Adanes”-, al lado de Jack Lemmon y Marilyn Monroe, la que considero mi comedia favorita de todos los tiempos. Y también quedan en el recuerdo sus memorables roles en películas como “Espartaco”, “El Gran Impostor”, “La Carrera del Siglo”, “Trapecio”, “Sirenas y Tiburones” –al lado de su ídolo Cary Grant-, “Arrideverci Baby”, “Houdini” y ”Chantaje en Broadway".





En lo personal, si tengo que elegir entre sus actuaciones, me quedo con su brillante actuación en dos películas poco conocidas: “The Outsider” -o “El Sexto Héroe”-, en donde interpreta a Ira Hayes, un indio que fue uno de los seis que levantó la bandera norteamericana sobre el monte Suribachi, que fue inmortalizado en la famosa foto de Roshental, y todo el drama que vivió luego de ese momento de gloria; y “The Square Jungle” –o “Campeón Sin Victoria”- en donde interpreta al boxeador Eddie Quaid, con todos sus conflictos y frustraciones. Ambas fueron extraordinarias actuaciones que demostraban que Tony Curtis era mucho más que una cara bonita o un galán de moda.


En lo que concierne a su paso por la televisión, lo que siempre perdura en el recuerdo es la dupla que conformó con Roger Moore en “Dos Tipos Audaces”, serie que hace años pudo verse en Canal Retro. A pesar que la serie solo duró una sola temporada desde 1970 a 1971, la química que hubo en esa dupla fue única e insuperable. Acción, glamour, chicas y una dupla inigualable fueron los ingredientes de esta recordada serie. Y por más que se hay querido hacer un remake de esta serie –se hablaba en su momento de George Clooney y Hugh Grant-, nada ni nadie podrá siquiera igualar a lo que supieron transmitir en la pantalla chica Curtis y Moore. Posteriormente, volvimos a ver a Curtis en un rol secundario como Philip Roth en la serie de TV “Vegas”, protagonizada por el desaparecido Robert Urich. Pero ya Tony lucía avejentado y bastante acabado para lo que había sido en sus años de esplendor y solo se limitó a aparecer en algunos episodios.





En sus últimos años estuvo retirado de la actuación, y vivió en Las Vegas con su esposa Jill Vandenberg -con quien estuvo casado desde noviembre de 1998 hasta su muerte- y pasó la mayor parte de su tiempo dedicado a su otra gran pasión, la pintura, en la cual llegó a encontrar la paz que no tuvo en aquellos años de estrellato. Tony Curtis fue encasillado en el rol del galán conquistador y hasta cierto punto, payaso y encantador con las mujeres –algo que intentó seguir haciendo en los 70’s y 80’s, pero con evidente disfuerzo y falto de naturalidad, y con la huella del paso de los años-, y esa como que fue su etiqueta, “una cara bonita”. Es cierto que a nivel actoral, hay actores que lo superan y que han tenido o tienen mejor registro dramático o cómico que él. Pero si hay algo por lo cual destacó, fue por su natural carisma, sus notables actuaciones tanto en el drama, acción y comedias, y su calidad de estrella de cine, en una época en la cual ese término no estaba tan devaluado como ahora, en donde por una o dos películas taquilleras, ya se adquiere ese calificativo. Y si agregamos por todas las circunstancias personales por las que pasó en su vida –que a muchos otros los hubiera derrumbado para siempre-, podemos estar ante el caso de alguien que fue un sobreviviente. Muchos esperábamos que la Academia le concediera algún día ese tan reclamado Oscar Honorario que muchos de sus fans deseábamos, como un reconocimiento merecido a su brillante carrera cinematográfica, pero con su muerte, eso quedó olvidado para siempre, siendo una de las mayores injusticias en la historia de la Academia.

Pasarán los años y la sola mención del nombre de TONY CURTIS estará siempre asociado con alguien pintón y seductor. Pero a lo largo de su filmografía, vemos que Tony ha ofrecido inolvidables actuaciones que han demostrado que ha sido algo más que una cara bonita: ha sido un actor que con todo derecho forma parte de la galería de leyendas de Hollywood, y que en lo personal, fue el actor favorito de mi adolescencia. Gracias Tony por haberme brindado a través de tus películas, momentos alegres y felices en mis épocas escolares de adolescente. Desde este humilde blog te recordamos siempre y te deseamos que disfrutes de tu cumpleaños en el reino espiritual.






24 comentarios:

  1. ¡Buena Lucho!, otra coincidencia. Tony Curtis también fue para mí uno de los más carismáticos actores que pudo tener Hollywood y uno de mis favoritos. Irradiaba simpatía a montones y su característica de sinvergüenza seductor fue una marca registrada en él. Paradójicamente, también considero que su mejor actuación fue en The Outsider. Me impresionó muchísimo cuando lo ví en esa película dramática, interpretando a un indio, que protagonizó esa memorable foto de Iwo Jima y que se retrata (en parte) también en "Flags of our fathers" de Clint Eastwood. La actuación de Curtis en aquella película me pareció digna de un Oscar. Como dices bien, el Oscar Honorario es una obligación de la Academia por todo lo que brindó en su vasta carrera, sea en dramas o comedias.
    Finalmente, para variar, también uno de mis episodios favoritos de Los Picapiedras fue ese cuando Tony Cutis (así fue doblado) conoce a los Picapiedras...Creo que Los Picapiedras se merecen un artículo aparte.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Mi estimado Juanjo, me sigue usted honrando con su participación en este blog.

    En efecto, Tony Curtis fue por encima de todo, un buen actor y bastante versátil. Coincido plenamente contigo en que su actuación en "The Outsider", que aquí se llamó "El Ultimo Héroe", fue sobresaliente y mereció un Oscar. Recuerdo que yo la ví un sábado en la noche que me quedé en casa y no sabía que trabajaba Tony Curtis. Comencé a verla y me quedé enganchado con la película. Aún recuerdo la parte en que el pata se saca el ancho para lograr ser elegido y el tipo se esforzó de verdad y quiso limpiar su imagen ante su pueblo y a la hora de la votación, ese mismo pueblo que lo había aclamado, le dio la espalda y ello produce su muerte.

    Y Los Picapiedra? Ese episodio donde "Tony Cutis" fue soberbio., Y algún día hablaré de esta fenomenal serie.

    Un gran abrazo y sigue visitando el blog, que usted le da brillo con sus intervenciones.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  3. EXELENTE ACTOR TONY CURTIS, PASARAN 200 AÑOS ANTES QUE NASCA OTRO COMO EL

    ResponderEliminar
  4. Hola Rolando. Muchas gracias por tu comentario.

    Plenamente de acuerdo contigo. Tony Curtis no solo fue una cara bonita, fue un muy buen actor y lo demostró con creces en performances memorables. Pasará mucho tiempo antes que aparezca alguien con ese status de verdadera estrella de Hollywood.

    Un abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  5. Excelente y completo artículo. Debemos gritar bien alto la reivindicación del gran Tony Curtis como actor, ya que la fama es efímera y los medios sólo parecen interesados en los aspectos más amarillistas de su existencia.
    Su carisma quizás se convirtió en su peor enemigo junto con la decadencia física. Nacido para ser galán prefirió jugárselo todo por la interpretación en estado puro, en un Hollywood despiadado con quienes pretendían demostrar sus dotes interpretativas. Aun sabiendo que Curtis encendía una nueva estrella en su star system, el camino estaría lleno de trabajo y pruebas de fuego que como bien nos cuenta Lucho, vendrían en esa edad madura en la que la belleza física entra en declive.
    Tony Curtis forma parte de mi lista de actores favoritos, y de los que tienen la virtud de transmitir una especial simpatía tanto al género masculino como al femenino.

    Tony Curtis podía haberse convertido en un galán antipático para el público masculino heterosexual (del homosexual no se hablaba ya que no se tenía muy cuantificado), y hubiese acabado como héroe de folletines románticos de serie B. La belleza en exceso tiene el problema añadido de crear una distracción en pantalla, que suele asustar a los directores. Y por motivos de taquilla, a los productores, quienes saben que perder al cincuenta por ciento de una posible audiencia no es rentable.

    Por suerte para todos Curtis además de belleza tenía talento e inteligencia para optar por el difícil camino de ser un gran actor antes que limitarse a vivir de su físico y ser solo una gran estrella.

    Debemos recordar que compartir el plano con Jack Lemon travestido de mujer en "Some Like It Hot" o cómo malo de opereta en The Great Race" es algo de lo que solo alguien muy grande puede salir airoso, y que decir de "Operation Petticoat" con Gary Grant.

    Ciertamente muchos actores han tenido la oportunidad de estar con las grandes bestias de la interpretación pero solo los mejores han podido sobrevivir en el plano sin volverse irremediablemente grises. Tony se convirtió en un especialista en medirse con los más grandes.

    He aprovechado para repasar en el imbd la trayectoria de Curtis con la idea de recordar su trayectoria. Al hacerlo lo he disfrutado, porque hay un lote de buenas películas a las que le toca una revisión, dado que en muchos casos hace bastante tiempo que las vi por última vez.

    No puedo más que agradecerte, Lucho, el que hayas estimulado mi interés por Tony y su buen hacer ante la cámara. También me ha sido útil porqué en algunos casos he descubierto y en otros recordado algunos trabajos de Tony Curtis.

    En un próximo post escribiré algunas cosas sobre la carrera de Tony Curtis que me parecieron interesantes para compartir con todos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Hola Fran. Muchísimas gracias por tu tan ilustrado comentario, al cual tengo muy poco que agregar.

    Es cierto, a Tony Curtis su apariencia fue su "gancho" en la década del 50, pero el hombre era un buen actor y lo demostró con creces. Alternó con leyendas del cine, como Burt Lancaster, Kirk Douglas, Laurence Olivier, o el mismo Jack Lemmon, quedando muy bien parado. Y destacó brillantemente en "The Boston Strangler", cuya actuación muchos creemos que al menos, mereció ser nominada a un premio Oscar.

    Lamentablemente el hecho que entrara en año, fue paralelo a los problemas que tuvo con el abuso del consumo dr drogas, que casi le cuesta la vida, y ello generó un deterioro físico tremendo y no era ni la sombra de lo que era en sus años de esplendor. Pero a Dios gracias, encontró en la pintura su pasión y allí está el hombre, todo un sobreviviente a sus 84 años.

    Un gran abrazo y con gusto, esperaré tus comentarios adicionales a este post.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  7. 1/2

    Y tal como prometí, dejo constancia de algunas cosas que tienen para mi un interés cinéfilo, básicamente desde el punto de vista cronológico. Lo importante esta dicho ya en el post. Así que con tu permiso Lucho ubicaré en el tiempo algunas de las películas ya citadas junto a otras relevantes en su carrera

    Su debut fue en 1949 en uno de los trabajos primerizos de Jerry Lewis como director y guionista "How to Smuggle a Hernia Across the Border", se trataba de un cortometraje en el que compartía plano con el propio Lewis y con la bellísima y gran actriz Janet Leigh, con la que ya estaba casado por aquel entonces (esto hace más difícil entender como se las ingenió para caer bien al genero masculino, siendo el marido de esta diosa del celuloide). En ese mismo año trabajó en films con Barbara Stanwyck, Shelley Winters o con Burt Lancaster.

    Su primera participación en un film de gran éxito se produce en Winchester 73 (todavía como Anthony Curtis) ni más ni menos que con el ya consagrado y veterano James Stewart.

    Una trayectoria sin tacha, en la que aprovecha cada fotograma como si fuese el último, permite que los estudios confíen en él para metas más importantes, y pasará a ser ya para siempre Tony Curtis.

    En 1951 protagoniza el entretenido film de aventuras orientales "The Prince Who Was a Thief" . El resultado convenció y desde este momento los estudios tienen clara su apuesta por un Tony protagonista. Lo van probando en diversos géneros descubriendo su versatilidad.

    Capaz de la aventura más física y demostradas sus posibilidades dramáticas llega "Trapeze" en 1956, donde nuevamente trabajará junto a Burt Lancaster, pero ahora compartiendo el protagonismo, y desde mi humilde opinión llegando en más de una ocasión a robarle el plano. La química entre los dos actores es evidente y repiten en 1957 con "Sweet Smell of Success".

    Su relación con el mundo televisivo comenzará en 1958, protagonizando un episodio de “Schlitz Playhouse of Stars”, serie que se emitía desde 1951 en USA y por la que desfilaron actores de gran calidad de sobra conocidos por el gran público.

    En 1958 llega uno de los ases de la baraja en la carrera de Curtis “"The Vikings". Personalmente me parece una de las grandes películas del genero de aventuras. En ella comparte cartel una vez más con su Janet, y siguiendo con la tradición de medirse con los grandes compartirá estrellato con Kirk Douglas y Ernest Borgnine. Este mismo año tiene un nuevo éxito protagonizando con Sidney Poitier la excelente “The Defiant Ones".

    El año 1959 vuelve a ser grande para su carrera, rueda a las órdenes de Blake Edwars y compartiendo estrellato con Gary Grant, la divertida “"Operation Petticoat".
    Pero la obra maestra, traída de la mano de dios, (que es Billy Wilder, según Fernando Trueba y a lo que yo me adhiero) será sin duda "Some Like It Hot". Otro de los ases de su carrera.

    Parece difícil mejorar esto pero en 1960, liga su tercer as. No es protagonista, pero una de las secuencias en las que interviene se convierte en uno de los momentos irrepetibles de la historia del cine. Hablo de "Spartacus"  quienes la han visto recordarán siempre su momento estelar y quienes no ¡Vayan a verla sin demora!.
    Sobra decir que el film de Kubrick deja a la oscarizada Gladiator a la altura de un vulgar telefilm épico y nada más (no he podido reprimir el comentario, mis disculpas a quienes les haya gustado).

    Los sesenta pese a empezar bien, en mi modesta opinión, sólo tienen unos pocos momentos importantes. De ellos me quedo con “The Great Race" de Blake Edwars (una gozada y sincero homenaje a los padres de la comedia y al slapstic), compartiendo cartel una vez más con Jack Lemon y completa su poker de ases con "The Boston Strangler" en 1968 de Richard Fleischer. En ella pone toda la carne en el asador para volver a brillar en la que para mi sin dudarlo es la mejor interpretación de su carrera .

    ResponderEliminar
  8. 2/2

    Respecto a este último film no puedo estar más de acuerdo contigo Lucho. Tengo mi propia idea de porqué los Oscars una vez más fueron injustos:

    En 1960 “Psycho”. fue nominada a cuatro estatuillas (como dato curioso Janet Leigh, era una de las nominadas). El film no recibió ninguna estatuilla. Y resulta sorprendente que al igual que Anthony Perkins en “Psycho”, Curtis no fuese nominado por "The Boston Strangler".

    Creo que el realismo y la ultraviolencia psicológica de ambos films próximos al terreno experimental, es algo que siempre ha asustado a la Academia.
    La relación entre ambos films (el tema del “Psicópata”) pesó sobre "The Boston Strangler". Posiblemente, premiar a esta película ocho años después, crease cierto reparo al haber tratado tan injustamente a “Psycho”.

    Pero el hecho es que ese año la competencia fue muy dura, basta con citar "Rosemary's Baby" , "2001: A Space Odyssey" , “Planet of the Apes” y la que acaparó hasta 11 nominaciones “Oliver!” (absurdo exceso de nominaciones para esta, en mi opinión).

    Este link ilustra lo duro de la competición en ese año
    http://es.wikipedia.org/wiki/Oscar_1968

    Algo que no recordaba, hablando de "Rosemary's Baby", es el hecho de que Tony Curtis participó con su voz y sin acreditar. No fue la única vez que hizo estas colaboraciones. Imagino lo hacía como favor a sus amigos, con el fin de no incrementar los costes de producción al ser una gran estrella. En Hollywood los sindicatos son muy rigurosos con estas cosas.

    El resto de sus films de los 60's se pueden englobar bajo la etiqueta de “trabajo meramente comercial” y no por ello menos divertido.

    Tras "The Boston Strangler" y los problemas comentados por Lucho, su vida y su carrera pasan malos momentos y quizás la serie televisiva "The Persuaders!" fue una tabla salvavidas. Coincido plenamente en lo comentado respecto a la misma.

    Respecto a un posible remake, creo que Clooney con alguien de igual o superior carisma podría estar, por lo menos, a la misma altura del original. Pero lo difícil será encontrar a ese alguien que tenga la misma química que hubo en pantalla con Curtis y Moore.

    Lamentablemente Tony Curtis ya no consiguió remontar su carrera cinematográfica, limitando su trabajo a algunos productos televisivos. Estos le han permitido algo que al final es lo más importante para un hombre tan trabajador a lo largo de su vida: Vivir con dignidad, una segunda e intensa vida pero esta vez sólo para él, los suyos y su pintura.

    Yo me sumo a este aplauso al Gran Tony Curtis y su vida...ah! y siempre les estaré agradecido, por darnos junto a Janet Leight, la mejor obra de ambos: Su maravillosa Jamie Lee.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Hola Fran! Muchísimas gracias por tu tan ilustrado comentario que realza mi blog.

    En cuanto a la primera parte de tu mensaje, has hecho mención a las películas que correspondieron a su época dorada. Cabe mencionar que por "The Defiant Ones" obtuvo su única nominación al Oscar en su carrera. Y 1959 fue un año triunfal para él. "Operation Petticoat" es una delicia y aunque Tony tiene un rol secundario, se roba el show en el film. Y "Some Like It Hot" es una obra maestra en donde Tony demuestra su versatilidad. Que buena manera de cerrar la década del 50!

    Continúo comentado tu segundo mensaje.

    Un abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  10. Hola de nuevo Fran. Prosigo comentando tu segundo mensaje.

    "The Boston Strangler" fue la mejor actuación de Tony en su carrera. Y el haber sido despreciado por la Academia, como que lo hirió a Tony en sus sentimientos y no pudo luego redituar una performance similar. Y ello coincidió con el inicio del declive de su carrera que se acentuó en la década del 70 y en donde Tony no era ni la sombra de lo que fue en sus años de esplendor.

    A Dios gracias, superó sus problemas de salud y adicciones y hoy a sus 84 años es un hombre feliz, al lado de su esposa, con la que lleva ya 10 años de casado. Y ojalá algún día le otorgue ese Oscar Honorario que sus fans esperamos que algún suceda.

    Un fuerte abrazo a la distancia y gracias por aportar calidad a este blog.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  11. Gracias a ti Lucho, por tu estímulo para la reflexión sobre nuestras pasiones vitales y culturales.

    Si, Tony siempre se las apañó para brillar con luz propia. Y verdaderamente en "Operation Petticoat" estaba impagable.

    Hollywood es un sitio duro e implacable, y es fácil comprender como pudo sentirse Tony, cuando al entrar en una etapa crítica de su vida sufrió lo que casi se podría tildar de una humillación.

    Yo espero también que no sea un caso más de olvido de la Academia, pero ciertamente tienen ya un historial bastante lamentable. El aplauso es el alimento del artista, y creo que eso, él sabe que ya lo tiene.

    Te devuelvo el abrazo y agradezco tu hospitalidad.

    Fran

    ResponderEliminar
  12. Mi estimado Fran, mil gracias por tus palabras. Has generado que este post que tuvo pocos comentarios y que ya estaba en el olvido se enriqueciera con tus opiniones.

    Y en "Operation Petticoat", que en español se llamó "Sirenas y Tiburones" fue una muy buena comedia y una de las escenas que recuerdo con mucha risa es cuando capturan al cerdo y en el camino los detiene un policía y tienen que ponerle una manta al cerdo para aparentar que era su amiga. La cara del guardia era impagable.

    Un fuerte abrazo y espero tus comentarios en el post de Vincent Price, y si te gusta las series de TV, en los posts que escribí sobre mis series favoritas desde los 70's hasta los 90's. El blog está a tu entera disposición.

    Un gran abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  13. Jejeje...es cierto había olvidado la escena, pero me suena la secuencia (bastante delirante). Ves, ahora gracias a ti, tan pronto la encuentre volveré a verla. Entre las escenas que recuerdo está la de la colada de la ropa femenina en el submarino y naturalmente la delirante idea de pintar al mismo de rosa. Tony era el encargado de intendencia ideal... En España, la titularon "Operación Pacífico".

    Estos cambios en los títulos son el motivo por el cual uso los títulos originales, en mis citas. En ocasiones me he vuelto loco para identificar viejas películas, al no disponer del título original.

    Vicent Price, otro de los grandes que se merece nuestra atención.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Hola Fran. Fueron varias las secuencias hilarantes de ese film, que la convierten en una delicia. Al igual que tú, prefiero referirme a los films o canciones o albums por su título original.

    Un abrazo y esperaré con gusto tus comentarios en otros posts.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  15. Hola Lucho! Partiendo de la premisa de que eres un gran conocedor de música y otros temas, he estado revisando todas las entradas del blog en búsqueda de buenas canciones que aún no forman parte de mi colección. Al llegar aquí quiero hacerte una sugerencia.

    Personalmente no conozco en absoluto la carrera de Tony Curtis (sólo sabía que era el padre de la actriz Jamie Lee Curtis), pero algún otro lector que llegue a este post tal vez sí conozca más acerca del actor y por ese motivo quería sugerirte una pequeña actualización, en el sentido de agregar al presente post los enlaces de los dos posts que escribiste posteriormente con motivo de su muerte y funeral, respectivamente. Entonces así el lector cuando termina de leer este post, se remite inmediatamente a los otros dos.

    Pienso que sería una forma de mantener vivos y vigentes los posts más antiguos del blog.

    Saludos, y continúo revisando.

    ResponderEliminar
  16. Hola Mauricio. Muchas gracias por tu comentario.

    Agradezco bastante tu muy buena sugerencia. En el transcurso de estos días, voy a agregar esos dos links posteriores, para que se forme una unidad.

    Un abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  17. yo tambien vi ese capitulo de los picapiedras, me parecio super chistoso, la academia es injusta, en especial con los galanes, es una lastima dejar que estrellas asi, leyendas del cine mueran sin recibir un reconocimiento en vida, siendo que el tambien decia que la academia estaba en falta con el, genial post Lucho!! abrazo gigante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lili. Muchas gracias por tu comentario.

      Ese episodio de Los Picapiedra fue genial y sumamente divertido. Realmente la Academia cometió una enorme injusticia con Tony al no haberle dado siquiera un Oscar Honorario, como se lo merecía.

      Me alegra mucho que te haya gustado este post, que fue uno de los primeros del blog.

      Te mando un abrazo muy grande.

      LUCHO

      Eliminar
  18. Hola Lucho, recuerdo haber visto películas de Tony Curtis de muy chiquillo, esas que daban los fines de semana en las noches, aprovechando que mis viejos salían o que mis hermanas salían de juerga me trasnochaba. Alguna vez mi viejo me ampayó a altas horas de la noche pegado a alguna y no se por qué pero le dio un ataque de rabia. Me mandó a dormir carajeando y no entendía a qué venía tanto drama. Años despues en una conversa (tendría yo 12 años) hablando de artistas me confesó que Tony Curtis, Roger Moore y Elvis Presley le parecían las peores cagadas alguna vez aparecidas en una pantalla. Se reveló por esas fechas que mi vieja pensaba muy en serio que los 3 eran muy "buenmozos" o la la palabra que fuese usaran en los años 50s e inicios de 60s las chicas. Todo encajó cual piezas de una buena computadora jajaja. Del ex- James Bond y de Elvis pienso que eran unas porquerías actuando, ahora tendría que ver una película de Tony Curtis (recomienda una realmente clásica) para convencerme de que el "Otelo" inseguro que cargaba mi viejo era la razón de tanta bronca hacia esa trilogía ...Hasta cuando me daban mis berrinches entre todos me decían que era peor actuando que los 3 juntos jajaja. Muchos saludos.

    ResponderEliminar
  19. Hola mi estimado Jaime. Muchas gracias por tu comentario.

    Gracias por compartir a tu experiencia alrededor de Tony Curtis, Tu viejo es todo un personaje, pero creo que esta vez la envidia habló, ja ja. Tony Curtis fue un muy buen actor y si quieres que te recomiende alguna película, comienza con "El Estrangulador de Boston", y luego "El Sexto Héroe", También algunas de las que protagonizó con Burt Lancaster, Y en comedias, "Une Eva y Dos Adanes".

    Un abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lucho, de hecho voy por las 2 primeras, gracias x los datos (a 1 año de haberlo escrito) que recordé que nunca dejas un comentario sin responder. Las buscaré en buena resolución y así tengo con qué fregar a mi viejo que lo veo mañana. Un abrazo.

      Eliminar
    2. Hola de nuevo mi estimado Jaime. Gracias por comentar.

      Definitivamente son dos muy buenas películas en donde Curtis brilla en su actuación. Muy recomendables. Aunque el prejuicio de tu viejo no creo que cambie, ja ja.

      Un abrazo.

      LUCHO

      Eliminar
  20. Es uno de mis posteos favoritos sin duda alguna!un genio! Es emocionante leer sobre su vida en palabras de un fan!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querida Lili. Muchas gracias por tu comentario.

      Gracias por tus lindas palabras. Me alegra mucho que te guste este post. De hecho, una fecha tan especial, merece la actualización permanente de este post.

      Un abrazo muy grande.

      LUCHO

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddThis