ROYAL LANGUAGES

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 19 de mayo de 2013

DALE U: EL CENTENARIO DE LOLO FERNANDEZ









Siendo hoy la fecha del cuarto aniversario del blog, y contra la costumbre de publicar más de un post en un día, como una especie de regalo de aniversario, he querido publicar este post especial. Como muchos de ustedes ya saben, me encanta el futbol y soy hincha de Universitario de Deportes y he escrito varios posts vinculados a la U. Y este año es especial para los hinchas cremas –para los auténticos hinchas, no para los pirañas delincuentes que se camuflan como hinchas-, porque mañana 20 de Mayo, se cumplen 100 años del nacimiento del ídolo máximo de la U: el legendario cañonero Lolo Fernández. Y estando a pocas horas de celebrarse el centenario de Lolo, he querido dedicar este post al mayor símbolo en la historia crema. Como he señalado en varios posts, no pretendo con este post hacer una biografía detallada y minuciosa sobre Lolo, ni tampoco hacer una enumeración estadística de sus logros. Para eso, hay páginas mejores y más detalladas que la mía. Solo deseo hacer una semblanza, desde mi experiencia personal y señalar algunos datitos de interés que nunca faltan. A modo de información, es bueno indicar que Teodoro Fernández Meyzán nació en Cañete un 20 de Mayo de 1913, en donde pasó su niñez y de joven se trasladó a Lima, donde a través de su hermano Arturo, se probó en la U, que era el equipo de los universitarios de San Marcos. Luego de un año en la reserva, debutó oficialmente a la edad de 18 años, el 29 de Noviembre de 1931 ante el club chileno Magallanes. El resto ya es historia.



Recuerdo mucho que de niño, siempre escuché mencionar a Lolo Fernández en mi casa, debido a que mi padre era hincha de la U, lo cual me transmitió desde niño e hizo que me convirtiera en hincha crema desde los 6 años. Y cada vez que había oportunidad, escuchaba mencionar lo gran jugador que fue Lolo y la fuerza con la que pateaba el balón. Como buen hincha, mi viejo era de ir al estadio y en su adolescencia y juventud, lo vio a jugar a Lolo infinidad de veces y fue así como llegó a convertirse en su ídolo crema. Definitivamente, a medida que iba conociendo más y más sobre la historia de Lolo Fernandez, comenzaba a sentir admiración y respeto por todo lo que había logrado en su trayectoria futbolística. En esos años, en la década del 70, era un adolescente y enterarme de ciertos hechos futbolísticos relacionados a Lolo, acrecentaban mi condición de hincha crema. Y cada vez que quería saber algo sobre Lolo, tenía a mi viejo para preguntarle. Fue así como supe que Lolo había sido un deportista muy disciplinado y ejemplar, y no era de los borrachos que se amanecían en juergas o que les gustaba salir en primeras planas con vedettuchas de cuarta. Lolo se cuidaba y sobre todo, cuidaba esa imagen impecable que tenía como deportista. Por ello fue que Lolo duró bastante tiempo en este deporte y se retiró a los 40 años en 1953, aunque sobre eso, regresaremos más adelante.



Entre muchas cosas positivas que escuché sobre Lolo, hubo tres cosas que realmente capturaron mi admiración hacia él. En primer lugar, algo que realmente fue admirable en él y que todos se lo reconocen, fue su amor y lealtad a la camiseta crema. Y en 1941, Lolo reforzó al club chileno Colo Colo, en un encuentro amistoso que jugaría ante Independiente de Avellaneda y marcó el gol del triunfo. Tras el partido, el presidente del Colo Colo, Robinson Álvarez, le ofreció un cheque en blanco para que Lolo pusiera la cifra que deseara y estampara su firma. Al respecto, Lolo recordaba en una entrevista: “Desde ese momento comenzaron a acecharme, dirigentes, hinchas y jugadores chilenos para que me quedara a jugar allá. Para qué, yo siempre he sido muy pegado a mi tierra, a mi familia, a mi club. Mi respuesta siempre fue negativa. El último intento lo hizo el presidente colocolino, cuando iba a tomar el avión y me dijo ‘Fíjese Lolo, aquí está el cheque en blanco....usted póngale la cantidad, pagamos lo que pida...’. Lo miré y le dije ‘Disculpe, mi club está en Lima, y se llama la ‘U’”. Con ello, Lolo demostró su eterno amor a una sola camiseta: la crema. En estos días en que abundan jugadores que a la primera oferta parten al extranjero, este gesto terminó de consolidar su condición de ídolo máximo crema. Lolo solamente vistió la camiseta crema desde su debut en 1931 hasta su retiro en 1953, a lo largo de 23 años. En una entrevista que El Comercio hizo en el 2010 a su hija, Marina Fernandez, cuando le preguntaron sobre si era cierto que su padre no aceptó el cheque en blanco de un equipo chileno porque se quiso quedar en la ‘U’, ella contesto lo siguiente: “Claro, hijo. Por eso me molesta cuando salen en la televisión a decir que no fue así. Qué saben ellos. Yo una vez le pregunté y me dijo: “¿Cómo iba a cambiar de club, cómo voy a olvidarme de mi ‘U’? A él lo emocionaba mucho cómo lo quería la gente, cómo lo reconocían en la calle. Eso era lo máximo para él”.



En segundo lugar, también recuerdo que mi viejo me contó que el 24 de Diciembre de 1944 se enfrentaron Universitario y Racing de Avellaneda y la U goleó 5-3 a Racing, pero lo que pasó a la historia fue que los cinco goles cremas fueron convertidos por Lolo. Y sobre todo, cuando en ese momento, Lolo contaba con 31 años. Sin embargo, siguió jugando por la U por nueve años más. Y en tercer lugar, algo que siempre quedará registrado en la historia de la U fue la despedida de las canchas de fútbol del gran Lolo en 1953. En ese año, la “U” no andaba bien y su campaña en el torneo no era buena. Y cuando llegó la fecha del Clásico ante Alianza Lima, nadie sabía si Lolo jugaría ese domingo 30 de agosto de 1953, ya que Lolo ya tenía 40 años, y era un veterano en el total sentido de la palabra. Teniendo en cuenta que Alianza andaba bien en el torneo, a muchos extrañó ver ingresar a Lolo en la cancha como titular. Incluso los hinchas aliancistas consideraron ello como una ventaja. Pero en la cancha la cosa fue totalmente distinta y la U se impuso a Alianza por 4-2, con tres goles de Lolo, tapándole la boca a todos aquellos que criticaron su presencia. Ese fue el momento perfecto y glorioso para que Lolo colgara los chimpunes y al final del partido, dio la vuelta olímpica y lo cargaron en hombros, ante el llanto silencioso de Lolo. Y mi viejo estuvo allí en el estadio. Aunque su despedida definitiva de las canchas fue el 14 de octubre de 1953 en el estadio Nacional, ante el Centro Iqueño, en donde solamente jugó los primeros seis minutos del encuentro y luego, en medio de una ovación, fue obligado a dar la vuelta olímpica despidiéndose para siempre de las canchas de fútbol. Nacía en ese momento una eterna leyenda crema. 



Muchos de los que conocieron a Lolo, afirmaban que era un tipo sencillo, simpático, bastante campechano, amable y nunca rehuía cuando algún hincha sele acercaba. Y al respecto, puedo contar una anécdota que siempre guardo muy presente. En el año 1977, era un día domingo a eso de la 1 pm, y nos veníamos con mi viejo y mi hermano Alex de comprar en la panadería y nos dirigíamos a la casa, a unas tres cuadras. En esos años, mi hermano Alex se le dio por coleccionar autógrafos de gente conocida, ya sea en el mundo del espectáculo o del deporte.  Y cuando caminábamos, a media cuadra de la panadería había un carro estacionado y mi viejo le dice a mi hermano: “En ese carro está Lolo Fernández, vamos a la panadería para que te regalen un papel para que te firme un autógrafo”. Mi viejo y mi hermano fueron y regresaron en minutos y seguía el auto allí. Y mi viejo se acercó y fue como si hubiera saludado a un amigo de años, ya que Lolo lo saludó con bastante efusividad. Y para mí fue un honor en ese momento estrechar su mano, a una leyenda viviente de la U. Cuando mi viejo le pidió para que le firme un autógrafo a mi hermano, Lolo aceptó encantado y en ese momento ocurrió algo muy gracioso. En el momento en que Lolo estaba escribiendo la dedicatoria, dijo: "A ver, al amiguito Alejandro Guadalupe, hincha de la U, ¿no?", y mi hermano le dijo, "No, soy de Cristal", y Lolo se rió y dijo, "Entonces, pondremos hincha de Cristal", y en el preciso momento en que estaba terminando de escribir la palabra "Cristal", la tinta del lapicero se acaba y con la chispa que tenía Lolo, le dijo a mi hermano, "Ya ves, dijiste que eras de Cristal y la tinta se acabó" y todos nos matamos de la risa. Luego conversamos unos minutos más y Lolo ni siquiera hizo un gesto de incomodidad y siempre con una expresión sonriente. El más feliz era mi viejo que había compartido con uno de sus ídolos. Pero la cosa no quedó allí. Una o dos semanas después, un domingo fuimos a almorzar a la calle a un restaurant llamado "Montreal", donde se comía rico y estábamos los cuatro -mis viejos, mi hermano y yo- y cuando nos sentamos, nos dimos cuenta que en una mesa estaba Lolo con su esposa. Y minutos después, la gente de las mesas conversaban con Lolo y el contestaba muy gentilmente y hasta se puso a contar algunas anécdotas cuando jugaba en la selección. Y en un par de veces, mi viejo se dirigió a Lolo y conversó con él. Cuando Lolo se retiró, se despidió muy cortesmente de todos y cuando pasó por nuestra mesa, se despidió de mi viejo con un fuerte abrazo. La cara de mi padre era impagable y estaba con toda la emoción encima. Es como si a mí me hubiera pasado lo mismo con Brian May,  Roger Taylor o Justin Hayward. Fue la muestra de la gran sencilllez de don Lolo, que no regateaba un saludo ni dejaba de corresponder con una sonrisa a quien lo reconocía en la calle. Fueron dos momentos que siempre guardo grabado en mi mente. Adicionalmente, por otro lado, mi suegro, Alberto Lártiga, me contó que había conocido a Lolo. Mi suegro tenía una agencia funeraria con sus dos hermanos Emilio y Tuto, y me contaba que su otro hermano mayor, Juan Lártiga -quien jugó en el Ciclista Lima en la década del 30 y también en la selección peruana de 1938- fue bien amigo de Lolo, y cuando jugaba Ciclista con la U, era una muralla para Lolo, pero fuera de la cancha eran muy buenos amigos. Y Lolo iba con frecuencia con su hermano Arturo a la agencia funeraria a visitar a los hermanos Lártiga, y cuando todos se iban después a tomar unas cervezas, Lolo -quien normalmente no tomaba licor- les aceptaba solamente un vasito y con muy poca cerveza solamente porque eran sus amigos. Y por más que le querían servir otro vaso, Lolo siempre declinaba. Una muestra de lo mucho que se cuidaba.


Finalmente, hay que señalar también que Lolo tuvo también un paso exitoso por la selección peruana y anotó 24 goles en 32 partidos que jugó. Cabe destacar que Lolo fue parte de aquella selección que participó en los Juegos Olímpicos de 1936 en Berlín y que se vio groseramente perjudicada cuando tras el triunfo de Perú sobre Austria -tierra natal del hijo de perra de Hitler- por 4-2, se ordenó volver a jugar dicho partido porque supuestamente ese partido se había jugado en una cancha que no había tenido las medidas reglamentarias. Ello determinó la decisión del Gobierno peruano de aquel entonces de ordenar el retiro de la delegación peruana de Berlín. Aunque también hay mucho de mito porque el campeón olímpico de dicho certamen no fue Austria, sino Italia. Por otro lado, Lolo también estuvo en la selección que campeonó por primera vez en el campeonato sudamericano en 1939 que se realizó en Lima, siendo el primer campeón del Pacífico, aunque en ese torneo no participaron ni Argentina ni Brasil. Además Lolo fue goleador de ese torneo con 7 goles. 


Mañana se cumplen 100 años del nacimiento de un ícono en el deporte nacional. Independientemente de quien uno sea hincha, ya sea de la U, Alianza, Cristal, Muni, Boys o hasta Cienciano, Lolo Fernández fue el mayor ídolo de la U, pero también fue un patrimonio nacional en el fútbol peruano. Y hace algunos días, se presentó en conferencia de prensa la camiseta por el centenario de Lolo, y se trata de un diseño ‘retro’, que para diseñarla, se necesitaron dos años de investigación. Dicha camiseta será utilizada por el plantel crema en los próximos tres partidos del campeonato local y lo comenzarán a vestir en el choque contra la San Martín en Ate. A ver si eso los inspira a sacar los siguientes 9 puntos en disputa. Y este lunes 20 será el día central de todas las celebraciones por esta fecha muy importante en el calendario crema y muchos lo estaremos recordando por lo que significó a la U y al universo crema.


Desde este modesto blog, he querido sumarme a los merecidos homenajes que se están haciendo por los 100 años de Lolo. Y sobre todo, como hincha crema que soy. Además, SE que mi viejo me hubiera persuadido para que lo haga y de hecho, debe estar disfrutando también de este post.

¡GRACIAS LOLO POR TODO LO QUE DISTE A LA U Y AL PERU! ¡100 AÑOS DESPUES, SIEMPRE PRESENTE! 

¡Y DALE U POR SIEMPRE!





18 comentarios:

  1. Alejandro Llerena19 de mayo de 2013, 16:45

    Muy bueno tu post amigo, Ojalá algún día te dediques al periodismo, veo que tenes un talento natural.

    ResponderEliminar
  2. Hola Luchito,

    ¡Qué emocionante que pudieras conocer a Lolo!!! Wow, ya me imagino como se habrá sentido tu papá y felizmente tú ya eras consciente en ese momento de lo que significaba en el fútbol el hombre cuya mano estrechaste, qué recuerdo más lindo!!

    Me encantó tu post.

    Un abrazo,

    Pepa

    ResponderEliminar
  3. Hola mi estimado Alex. Muchas gracias por tu comentario.

    Agradezco bastante tus palabras. Me alegra que te haya gustado este post. Sí pues, sería simpático algo así.

    Un fuerte abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  4. Hola mi querida Pepita. Muchas gracias por tu comentario.

    Es cierto, fue emocionante conocer a Lolo y sobre todo, comprobar lo tan sencillo y campechano que era. Como hinchas cremas, mi viejo y yo nos sentimos en la gloria ese día. Me alegra que te haya gustado el post.

    Un abrazo muy grande.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  5. Mi viejo dice que mi abuelo vio jugar a Lolo jaja, pateaba como un dios!! por algo de decian el cañonero.

    Y es un mito o verdad eso que rompía la malla del arco? jaja

    Viva Lolo!!!

    ResponderEliminar
  6. En mi familia mi papá y mi hermano son hinchas de la U. PArticularmente y como siempre he dicho no me gusta mucho ver el futbol... si jugarlo, pero verlo me quedo dormido.... y quizás no he sido ni soy hincha de nadie porque nunca he visto en mi vida un equipo que haya hecho algo valioso en un campeonato internacional. Al único que vi fue al Cienciano y sólo fue un chispazo porque desapareció.

    ResponderEliminar
  7. hola Lucho, el siempre recordado "Lolo" ... mi familia materna era crema casi por "mandato" del patriarca (que decían había jugado o fue aguatero cuando el équipo era realmente conformado por universitarios de San Marcos) así que lo de hincha de la (U) viene como uno de mis primeros recuerdos de niñez ... en un almuerzo previo a un clásico del año 79 mi viejo (que era hincha de la Academia) contó acerca de la patada de mula que tenía "Lolo", algo que presenció cuando un taponazo partió un travesaño en un partido que la (U) jugó en Chiclayo ... un tío lejano (un cagón por partida doble por su comentario e hinchaje) respondió burlandose "ese era un tronco y eso fue porque los maderos estaban repodridos y yo creo que el 6-1 de hace unos años puede repetirse pues la (U) no tiene equipo" ... cuando 3 horas despues un marcador de 6-3 por Copa Libertadores en pleno barrio de "la derrota" le cayó la boca al parlante diarreico aprendí que en temas de futbol es mejor no arrojar resultados antojadizos y reconocer a quienes fueron grandes jugadores que sudaban la camiseta de su club y sobre todo de la selección ... eran otros tiempos, otra forma de valorar las cosas pero todo indica que para "Lolo" el dinero no compraba lo importante ... es lo que saco de la lectura de tu artículo ... pienso por asociacion de ideas en "la princesa", cierto argollero y mediocre ex jugador que se juraba rey y futura leyenda crema ... que triste destino comparado al de quien con justicia recuerdas como el símbolo crema ... Y Dale (U)

    ResponderEliminar
  8. Hola Maxwell. Muchas gracias por tu comentario.

    Es cierto, por algo le decían el cañonero a Lolo, por la gran fuerza que tenía cuando pateaba un balón. Una vez creo que rompió una malla y hasta el parante del arco, creo.

    Un abrazo y que viva Lolo!

    LUCHO

    ResponderEliminar
  9. Hola Marcelo. Muchas gracias por tu comentario.

    Se que no te gusta el futbol, y para verlo, tiene que gustarte, o ser masoquista, je je. Lamentablemente no hay campeonatos internacionales frecuentes que hagan que uno sea hincha acérrimo.

    Un abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  10. Hola mi estimado Jaime. Muchas gracias por tu comentario.

    Gracias por compartir tus orígenes cremas. Claro que recuerdo ese 6-3 en Matute en febrero de 1979 en la Copa Libertadores cuando nos tocó con los brasileños. Todos juraban que ALianza nos iba a pasar por encima y le dimos un baile en el mismo Matute. Y en cuanto a Lolo, fue un ejemplo de lealtad, algo que no se ve hoy en día. Mas bien, ¿a quién te refieres con "la princesa"? Me rompiste la cabeza, je je. A Roberto Martínez? Al Loco Vargas? O alguien más? Aunque sea quien fuere, nadie puede compararse a Lolo. Y hablar ligeramente de que porque era en épocas antiguas, no tiene el mismo valor, es soltar una diarrea verbal.

    Un abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  11. Hola Luchín, no tenía idea de la celebración de Lolo, mi papi es su fan, en mi casa estábamos divididos, mi papi y mi hermano son de la U, yo soy celestísima! :D

    La primera vez que escuché ese nombre fue por un amigo de mi papi, que vivía en Santo Domingo cuando yo era niña. Venía de visita a Lima seguido y en uno de sus viajes llama a mi casa para encontrarse con mi papi y contesté yo, como no estaba me dijo que me dejaba sus datos para que se pusieran en contacto. Yo iba tomando nota de todo lo que el huevas me decía. Me dijo, dile a tu papi que lo ha llamado su amigo Lolo Fernandez, que me estoy quedando en casa de mi papá, yo babosaza tomé nota con todo y la dire del estadio, claro yo ni idea, cuando mi papi vio el papelito se mató de risa y yo no entendía el chiste ¬¬

    Besito :0)

    ResponderEliminar
  12. hola Lucho, por aquí de nuevo tratando de responder la duda jajaja ... bueno, "la princesa" (así se le conocía en norte por ciertos rumores acerca de ... bue, sabes a que me refiero) tuvo encontrones con gente de la barra, DTs a los que les armaba el equipo, dirigentes etc ... supongo que algunos goles de campeonato local + entradas y billetes tranquilizaron a los que se la tenían jurada ... pero mejor sigamos hablando de "Lolo" ... que "la princesa" siga escondida que la verdad es símbolo de cualquier cosa menos del buen futbol ... un gran abrazo

    ResponderEliminar
  13. Hola dear Lenya. Muchas gracias por tu comentario.

    Así es, el lunes 20 fueron los 100 años del nacimiento de Lolo Fernandez, un grande. Que buena la que te hicieron, ja ja.

    Un beso grande.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  14. Hola de nuevo Jaime. Gracias por comentar.

    Así que se despejó la duda. La Princesa? Ja Ja, que maleados, quizás la envidia de ver que el hombre se relacionaba con los mejores cueros de Lima, je je. De que era argollero, lo era, pero en la U tuvo un buen paso y fue el capitán crema. Aunque después, ya fue otra historia. En fin, pero como bien dices, este post es del gran Lolo.

    Un abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  15. lolo eres unico y grasias a ti la u es una familia y lo sera para siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luis Manuel. Gracias por tu comentario.

      Totalmente de acuerdo con lo que has dicho. Lolo fue UNICO.

      Un abrazo.

      LUCHO

      Eliminar
  16. Hola Luis, qué lindo post. Como hincha de Universitario de Deportes que soy, admiro de gran manera a Lolo Fernández por su entrega a la institución y por su calidad de persona. 'Dos soles cincuenta pues, imagínate, y uno feliz, porque era así, porque tú jugabas con cariño, con amor a esa camiseta', puedo ver muchas veces esa entrevista y siempre siento una emoción inmensa, un sentimiento enorme llena mi alma.

    Lo primero que escuché de Lolo Fernández fue lo que me decía mi padre, Rolando Bardales, quien de niño seguía los partidos por radio y se emocionaba con todas las leyendas que se tejían del ídolo. Mi padre me contaba que cuando jugaba a la pelota con sus amigos durante su infancia solía decir antes del partido 'yo soy Lolo', algo curioso porque no era hincha de la U, solo admiraba el buen fútbol. Después de unos años se hizo hincha de Sporting Cristal pero jamás dejó de admirar a Lolo, siempre me lo decía y siempre resaltaba, además de su buen juego, sus valores. Cuando Lolo falleció, en setiembre de 1996, mi padre me llevó a su velorio en el Estadio Nacional, y tras una larga cola pude verlo en el ataúd, hacer un agradecimiento y una oración, se había ido nuestro ídolo, el de mi padre, hincha de Sporting Cristal pero admirador del buen fútbol, y el mío, hincha acérrimo de la U.

    El 20 de mayo es una fecha muy especial para mí, en 1913 nació Lolo y en el 2014 falleció mi padre, su gran admirador, vaya casualidad. Cabe señalar que en el 2014 campeonó Sporting Cristal, equipo del que mi padre era hincha, por el fallecimiento de mi padre no se me hizo tan doloroso que no campeone la U, tomé ese campeonato de Sporting Cristal como un homenaje a mi padre.

    Gracias Lolo por lo que fuiste y por lo que entregaste a la U y al Perú, por generar la unión entre hinchas, como en mi caso con mi padre. Gracias papá por enseñarme sobre Lolo, por hablarme de su juego y de sus valores. Gracias Luis por este post, un lindo homenaje a un gran jugador y a un gran ser humano, homenaje a un hombre que se hizo leyenda y se hizo eterno.

    Un abrazo.

    Oliver

    ResponderEliminar
  17. Hola mi estimado Oliver. Muchas gracias por tu comentario.

    Muchísimas gracias por compartir tu tan emotiva experiencia alrededor de Lolo. Lolo fue un GRANDE y el ídolo máximo para nosotros los cremas por ese amor incondicional a su camiseta. Y además era reconocido y querido por los hinchas de otros equipos. Fue un patrimonio nacional. Y sobre la "coincidencia!" de la fecha, yo no creo en las casualidades sin en las causalidades. Por algo suceden las cosas.

    Un fuerte abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddThis