ROYAL LANGUAGES

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 21 de junio de 2016

BRASIL - FRANCIA 1986: UN HIMNO AL FUTBOL







Como aficionado al futbol, he podido ver a lo largo de mi vida partidos memorables que han marcado época. En el lejano mundial de México 70, aunque no lo vi en directo, el partido entre Italia y Alemania que concluyó 4-3 a favor de los italianos en tiempo suplementario fue toda una epopeya del futbol. En ese mismo mundial, el partido entre Brasil y Perú, que ganó Brasil 4-2 es considerado como uno de los mejores partidos de los mundiales. En 1974, la final entre Alemania y Holanda fue vibrante, con el triunfo de Alemania por 2-1, y que en 1978, volverían a brindar un partido para el recuerdo en semifinales con un emotivo empate 2-2. En 1986, Brasil e Italia protagonizaron un emocionante partido al vencer Italia 3-2, así como Alemania y Francia, en semifinales, que ganó Alemania por penales por 8-7.

Pero, si hay un partido que quedó para siempre en la posteridad fue el que protagonizaron las selecciones de Brasil y Francia en el Mundial de México 86 en Cuartos de Final, y que para muchos es considerado uno de los mejores partidos en toda la historia del futbol. Goles, jugadas sensacionales, grandes cracks, penales fallados, situaciones de peligro de ida y vuelta, limpieza y fair play y una definición infartante y emocionante fueron los ingredientes de este emotivo encuentro, y que en lo que a mí respecta, constituye el mejor partido que he visto en TODA mi vida.



El Mundial de México 1986, fue recordado como uno de los mejores a pesar de las altas temperaturas que impedían un mejor desarrollo en los partidos. Un 21 de Junio de 1986 en el Estadio Jalisco, en Guadalajara, ante 65,000 espectadores, y bajo la conducción del árbitro Ioan Igna de nacionalidad rumana, Brasil y Francia se enfrentaban por el pase a la semifinal. Se enfrentaban un equipo sudamericano con poderío ofensivo y un europeo que trataba muy bien el balón. De un lado Brasil tenía la base del equipo que deslumbrara en España 1982: Sócrates, Junior, Careca y Zico -que estaba en el banco por no estar en óptimas condiciones-; y del otro, Francia contaba con jugadores de enorme nivel con un mediocampo de lujo conformado por Michel Platini -su principal figura- Giresse, Tigana y Luis Fernández. Brasil llegaba de haber goleado 4-0 a Polonia, en calidad de invicto y con su valla invicta. Mientras que Francia venía de eliminar en Octavos de Final a la campeona del mundo Italia. Francia y Brasil disputarían para muchos el mejor encuentro del Mundial de México 1986 y uno de los mejores de la historia de los mundiales.


Cuando comenzó el partido, Brasil atacó con muchos jugadores como lo había venido haciendo en los partidos previos. A medida que avanzaba el encuentro, el mediocampo francés se iba apoderando del balón y empezaba a dominar las acciones. Pero eso no aminoró a Brasil y en el minuto 17, Careca -el mismo que brillara en el Napoli de Maradona- marcó el primer gol del partido con una jugada bien elaborada y que culminó con un remate potente que dejó sin chance al portero Bats. Este gol desconcentró a los galos y Müller tuvo la ocasión de aumentar el marcador, pero su remate se estrelló en el parante, salvándose los franceses de una inminente caída. El primer tiempo seguía corriendo y se acercaba a su final, pero Francia no quería irse al vestuario en desventaja. Un centro francés que no pudo ser conectado por Stopyra ni por su marcador, cayó de rebote en los pies de Platini -en el día de su cumpleaños- quien con toda la tranquilidad del mundo, anotó el empate francés en el minuto 40 de juego. Así se fueron al descanso y lo que vino después fue un deleite para los que vimos ese partido.

El segundo tiempo comenzó con el calor cada vez más fuerte, y el cansancio de los jugadores generaba que el partido sea de área a área. Pero ninguno de los dos equipos mostraba errores y fue un encuentro totalmente de ida y vuelta y donde muy, pero muy pocas veces, el balón salió fuera de la cancha. Brasil tuvo otra ocasión que el palo detendría y viendo que la posibilidad de ganar estaba cerca, el entrenador Tele Santana decidió mandar a Zico al campo de juego. En el primer balón que tomó, dio un pase magistral a Branco, quien tuvo que ser trabado por el portero francés dentro del área y el árbitro cobró penal a favor de Brasil. La oportunidad para Brasil para ponerse adelante en el marcador era única y faltando poco para que concluyese el encuentro, y el encargado de patear el penal fue Zico -recién ingresado al campo. Para su mala suerte, erró el penal y Bats se lo atajó y el partido siguió igualado 1-1 hasta los 90 minutos.


Luego vino la prórroga suplementaria de 30 minutos y los intentos de cambiar la historia en el resultado fueron vanos. Fueron 30 minutos de emoción permanente y constante, en donde ambas selecciones estuvieron cerca de romper la igualdad, pero el destino no quería que fuese así. Y así culminaron 120 minutos para la historia, lo que llevaba este partidazo a la siguiente instancia: la tanda de penales. Muy pocas veces, se vio tanto dramatismo en la ronda de penales en un partido. Jugadores talentosos y especialistas en ejecutar penales fallaron en sus lanzamientos. El primero en iniciar la ronda de penales fue Sócrates y su tiro se estrelló en el parante. Luego siguió Stopyra y anotó, y Francia se ponía en ventaja 2-1. Siguieron Alemao para Brasil y Amoros para Francia, y anotaron, y el marcador seguía 3-2 a favor de Francia. El siguiente fue Zico y esta vez, si ejecutó el penal con calidad y marcó un golazo, y el francés Bruno Bellone convirtió el penal más angustioso que se recuerde -la pelota dio en el palo, recorrió la línea y golpeó en la espalda del meta brasileño Carlos para luego ingresar. La suerte tenía tinte francés y el marcador seguía 4-3 a favor de Francia.


Llegó el cuarto penal y Branco anota para Brasil y le toca el turno a Platini, y hasta ahora se recuerda cuando pateó el balón a las nubes. Se igualaba el marcador 4-4. Viene el quinto penal y Julio Cesar falla y la oportunidad para Francia para pasar a semifinales estaba en los pies de Fernandez. El estadio estaba en silencio, y Fernandez caminó lentamente hacia el punto de penal y tras el pitazo del árbitro, reventó el palo para darle la victoria a Francia. FRANCIA 5, BRASIL 4. Francia ganaba el pase a semifinales.



Después Francia pagaría muy caro el agotador esfuerzo desplegado en este partido y quedó eliminada por Alemania en semifinales, perdiendo 0-2. Brasil por su parte aprendió de sus errores y se olvidó del “Jogo Bonito”. Pero realmente este fue un partido en el cual ninguno de los dos equipos mereció irse derrotado de la cancha. Ambos cuadros mostraron calidad y juego vistoso y sobretodo, entrega y pundonor. Y a eso se agrega, limpieza y respeto al rival. En el segundo tiempo suplementario, se escapaba un delantero brasileño y atrás corría el francés Fernandez. En un momento en el cual ambos equipos se jugaban la vida por el pase a la semifinal, lo usual hubiera sido que Fernandez lo hubiera trabado con todo para evitar que avanzara al área chica gala. Pero no hizo eso, y respetó a su rival, respetó al público asistente, respetó al futbol y sobretodo, se respetó a sí mismo. La tarde del 21 de junio de 1986, Francia y Brasil, o Brasil y Francia, en el orden que quieran mencionarlos, dieron una lección sublime del verdadero futbol. Fue un partido sin tregua, en donde los dos cuadros se entregaron totalmente y dieron lo mejor de sí.



En lo personal, después de esa fecha, JAMAS he vuelto a ver un partido de futbol tan vibrante como el que protagonizaron Brasil y Francia hace 30 años en el Mundial México 86. Y francamente, se le debería enseñar los 120 minutos de este partido a las nuevas generaciones de futbolistas para que sepan lo que es jugar verdaderamente al futbol. En una época donde predomina la marca destructiva, la mezquindad defensiva de conservar un resultado y los esquemas ultradefensivos, este partido es un ejemplo de cómo se debe afrontar un encuentro. Un poeta escocés llamado Alastair Reed dijo tan precisamente: "Si un marciano preguntase qué es el fútbol, un vídeo del partido Brasil-Francia del Mundial de México lo convencería de que se trata de una elevada expresión artística".

¡GRACIAS FRANCIA! ¡GRACIAS BRASIL! ¡JAMAS OLVIDAREMOS LO QUE NOS BRINDARON EN LA CANCHA ESA TARDE DEL 21 DE JUNIO DE 1986!




10 comentarios:

  1. Hola amigo Lucho
    Aparte de la música el fútbol es mi otra pasión. Creo que España 82 y México 86 fueron hasta ahora los mejores mundiales que he visto. En un segundo lugar esta Francia 98. Bueno hablando de los mejores partidos de la historia como no recordar el Brasil Francia de méxico 86. Un partidazo. De México 86 también fueron unos partidazos el Bélgica-U.R.S.S, el Francia-Italia y la misma final Argentina-Alemania. En España 82 hubo también buenos partidos. pero en rsumen yo me quedo con Brasil Italia de España 82. Ese día tenía clases en el cole en la mañana, pero justo justo ese día me enfermé ja ja ja ja. Pero de verdad me enfermé más cuando cayo Brasil, el gol de falcao lo grite como si yo lo hubiera hecho. Quizás Brasil por ambición perdió pero perdió en su ley.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Miguel. Muchas gracias por tus comentarios en el blog.

    Cómo olvidar ese Francia-Brasil de 1986, fue un partido en el que ninguno de los dos merecía irse eliminado y lo que me dio mas cólera fue que ese mismo día, horas después, Alemania y México protagonizaron un partido para el olvido y que ganó Alemania por penales. Era injusto que uno de esos dos pasara a semifinales y que Brasil se quedara afuera.

    Y ese Italia-Brasil de 1982 fue memorable. Siempre he afirmado que si Brasil hubiera tenido a un arquero como Taffarel y un delantero como Careca, Bebeto, Romario o cualquiera de los monstruos de hoy día, Brasil ganaba ese partido. Pero tuvo en el arco a una madre como Waldir Perez que regaló 2 goles y a una bestia como Serginho que era comparable con Waldir Saenz. Aunque también los brasileños entraron sobrados a ese partido y con ese 3-2 se demostró mejor que nunca que los partidos se ganan en la cancha y no en el papel. Y por último, después de ese golazo de Falcao, el cual grité a todo pulmón, lo ideal hubiera sido que Brasil conservase ese 2-2 que lo clasificaba a semifinales. Pero no, se fue adelante por el 3º gol y con la defensa que tenía, que era su punto flaco, vino el 3º gol de Rossi y ese 4º de Antonioni que fue injustamente anulado.

    Recibe un fuerte abrazo y por supuesto que irás más temas futboleros en este modesto blog.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  3. Lucho,

    Yo también, como en el anterior comentario, me quedo con el de "La Tragedia del Sarriá" del 5 de julio del 82. Es que, desde que nací (1970) nunca en mi vida (veo mundiales desde 1982, pero me acuerdo del 74 y 78) había visto a un equipo tan favorito como el Brasil del 82.

    Pero, ese partido del sábado 21 de junio de 1986 (cumpleaños 31 de Platini), también fue muy memorable. Recuerdo que lo vi en la misma sede de Panamericana TV. Para esa ocasión, PanTel había hecho una especie de minicine al costado de su puerta principal de la Av. Arequipa, y me pasaron un par de tickets, y no desperdicié esa oportunidad. Ese fue mi consuelo, puesto que un mes atrás había perdido la oportunidad de ir a ese mundial, al no haber ganado la final del concurso de la historia de los mundiales en Radio Programas del Perú.

    En ese minicine estaban Humberto Martínez Morosini, El Veco y Didí, en la narración y comentarios respectivamente.

    Lo que pasó después todos lo sabemos. Esa fue la última oportundad para Sócrates, Zico y también para Telé Santana, de conquistar un mundial. Es que los Brasileños, a la hora de sancionar a un jugador, "no se casan con nadie". Semanas antes de empezar el mundial habían separado del equipo a Eder, el gran delantero zurdo. Para el 82 sucedió lo mismo con Emerson Leao, además de la lesión de Careca y la no convocatoria de Roberto Dinamita, hacen disminuir el nivel con Waldir Peres y Serginho Chulapa, arquero y delantero respectivamente. Una lástima por esa gran generación.

    Saludos desde NY.

    ResponderEliminar
  4. Hola Daniel. Gracias por tu comentario.

    Tienes razón, esa "tragedia" del Sarriá fue más dolorosa, porque TODOS daban por favorito a Brasil, a diferencia del partido de México 86 en donde ambos iban en igualdad de favoritismo.

    Que interesante lo que cuentas que viste el partido en la sede de Pantel. Queda para el recuerdo, no? De hecho que debe haber sido una fiesta y al final, un velorio, porque todos hincharían por Brasil.

    Analizando el partido, Brasil estuvo más cerca de ganar el partido, pero cuando te toca, te toca, y esa tarde el destino quería que Francia pasara a semifinales. Más mala suerte no pudo haber tenido Brasil en ese penal que chocó en el palo y luego en la espalda del arquero y allí recién entró el balón.

    Un gran abrazo para tí.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  5. Lo único que puede decir Lucho que fue un partidazo.
    El juego estaba para cualquier pero creo que Brasil perdió el partido cuando se fue al suplementario y justo se cometio un penal a su favor. El error más grande fue mandar a patear el penal a Zico que recién habia ingresado.
    Lamentablemente lo erró y de alli vinieron los penales y Francia le termino ganando.
    Es una lastima que este equipazo de Brasil con jugadores como : Socrates, Zico y Junior por mencionar algunos de esos monstruos del fútbol no lograron consagrarse campeones cuatro años antes en España 82 ya que Italia los mando de vuelta a casa. Se volvia a repetir otra vez una eliminación a manos de otro equipo europeo : Francia.

    Piero

    ResponderEliminar
  6. Mi estimado Piero, muchas gracias por tu comentario.

    Ese partido fue inolvidable y estaba para cualquiera de los dos y como bien dices, fue decisivo ese penal fallado por Zico. En una revista de la época, leí que cuando se dio el penal, nadie quería patearlo y todos miraron a Zico, y el aceptó patearlo pero el hombre estaba frío porque recién había entrado a la cancha. Y falló la oportunidad dorada de Brasil de pasar a semifinales.

    Es cierto, Brasil tuvo dos equipazos en el 82 y 86 y fue una pena que ninguno de esos dos cuadros se coronara campeón. El del 82 era espectacular y cayeron en otro partido vibrante ante Italia por 2-3, partido que pronto será objeto de un post en este blog.

    Y tras el desgaste hecho por Francia, quien la tuvo servida fue Alemania, porque estuvo más descansado y le ganó 2-0.

    Un gran abrazo para tí.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  7. Para mí, completamente de acuerdo. Jamás he vuelto a ver un partido como este. No importa que en otros Brasil fuera favorito, o que haya habido más goles, el nivel técnico y la conducción de balón mostrados aquí por ambos equipos, la espectacularidad al ataque, la claridad de las innumerables oportunidades de gol (¿cuántos disparos al arco de cada equipo, te parece unos 25? no ser han vuelto a ver ni antes ni después. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo. Muchas gracias por tu comentario.

      Concuerdo al 100 % contigo. Fue un partido de fútbol inolvidable e irrepetible. Fue de ida y vuelta, disputado y emocionante y hasta dramático. Partidos a ese mismo nivel no se han vuelto a ver.

      Un abrazo.

      LUCHO

      Eliminar
  8. Tenia en ese Junio de 1986....11 años..recuerdo que despues de Salir del Colegio,,,,me prendi al televisor....el partido empezo un poco mas de la 1 de la Tarde.....y el gol tempranero..de Careca y el tiro al palo de Muller..me hacia pensar ..en una Goleada ya que dias antes Brasil Habia Goleado a Polonia...sin piedad.., ademas que su Arco estaba invicto en ese mundial...defendido por Carlos Gallo..el empate de Francia aproximadamente a los 35 minutos....fue bien trabajado..ya que desde minutos antes ...Francia se sacudio del embate inicial de Brasil y tambien comenzo a llevar peligro al arco brasileño....quedara en la historia...como uno de los mejores partidos de todos los tiempos....por el vertigo que le impusieron los Jugadores..y el impetuo de Ganr de ambos....fue un partido de Ida Y Vuelta.....me dejo atonito ese remate que fallo Zico a mediados del Segundo Tiempo---y que pudo ser el tanto del triunfo....Joel Bats..fue la figura de ese Partido, tapo como nunca...el partido acabo casi rozando las 4 pm....y me dejo con un dolor en el corazon....porque me habia ilusonado demasiado con ese Brasil de 1986,,,increible que ese dia Zico , Socrates y Platini....que pateo su penal con las medias caidas....hallan fallado ese dia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Robert. Muchas gracias por comentar.

      Gracias por compartir tu experiencia con respecto a este inolvidable partido. Fue sin duda, una epopeya de partido que quedará en la historia del fútbol. Una maravilla total.

      Un abrazo.

      LUCHO

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddThis