ROYAL LANGUAGES

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 28 de diciembre de 2017

PERU EN LAS ELIMINATORIAS (RUSIA 2018)





Se nos va el 2017 y nuevamente me toca abordar lo que fue la participación de Perú en el proceso eliminatorio para lograr la clasificación al mundial de Rusia 2018. Y a diferencia de los posts de anteriores eliminatorias, en esta ocasión, sí hubo un final feliz para nuestra selección peruana, al alcanzar la tan ansiada y deseada clasificación al mundial. Recuerdo que en el último post que escribí del mundial de Brasil 2014, dije textualmente lo siguiente: “a partir de hoy comienzan cuatro largos años de espera para llegar al próximo mundial de Rusia 2018. Y con el nivel mostrado por las selecciones sudamericanas en el mundial, y mientras continúe en la cabeza de la Federación Peruana de Futbol el inepto, sinverguenza y comechado de Burga, no me albergo muchas ilusiones de que Perú clasifique al próximo mundial ni al siguiente”.  A Dios gracias, el inepto de Burga se fue de la FPF y hasta fue detenido por actos de corrupción, siendo extraditado a USA. Pero igual, lo que más prevalecía en el hincha era escepticismo y poca ilusión. Si bien es cierto, en la Copa América del 2015 en Chile, Perú nuevamente quedó en el tercer lugar de ese torneo, pero teniendo en cuenta lo que pasó en la eliminatoria pasada, el hincha tomaba con paños fríos esa medalla de bronce. Y para intentar luchar por esa clasificación, se contrató como entrenador al argentino Ricardo Gareca, quien conocía el medio local, porque años atrás, había salido Campeón con la U en un Torneo Apertura. La cosa iba a ser bastante difícil, porque en principio, Perú se encontraba un escalón más abajo debajo de las cinco selecciones sudamericanas que participaron en Brasil 2014. Y si Perú pretendía luchar la clasificación, tenía que ganar todos sus partidos en casa y arrancar varios puntos afuera, sobre todo, quitándole puntos a los rivales directos. La lucha iba a ser fecha tras fecha, y el recorrido sería de tres años, pero había que recorrerlo y con fe y creyendo en sí mismos. A diferencia de lo que venía siendo costumbre desde las eliminatorias para el mundial de Corea-Japón 2002 hasta Brasil 2014, para esta eliminatoria se cambió el fixture. En el 2015, habría dos fechas dobles -4 partidos-, el 2016, cuatro fechas dobles -8 partidos-, y en el 2017, tres fechas dobles -6 partidos.

El 8 de octubre del 2015 se dio inicio a una nueva eliminatoria sudamericana, y tres meses después de la última participación peruana en la Copa América, en que logró el tercer lugar. Pero, como se sabe, la eliminatoria es una historia muy distinta a la Copa América. Perú debutaba ante Colombia, en la calurosa Barranquilla, cayendo 0-2, en un partido parejo. La expectativa se elevó para el siguiente partido en Lima ante Chile, que se veía como una revancha del 1-2 en la semifinal de la Copa América. En un primer tiempo muy intenso y lleno de muchos goles, Chile comenzó ganando 1-0, y de inmediato Perú empató. Pero, a los 22 minutos, el peruano Cueva se hizo expulsar infantilmente, y ello perjudicó al equipo peruano. Sin embargo, a los 35 minutos, Perú volteó el partido 2-1. Pero, la alegría duró poco porque a los 41’ y 44’, Chile se puso 3-2. Y comenzando, el segundo tiempo, Chile consiguió el cuarto gol, y con ello, liquidó el partido. Al final, Paolo Guerrero descontó a los 92’ y puso el marcador 3-4. Sin duda, el tener un hombre menos en la cancha, fue clave para que Chile se llevara la victoria. Fue una derrota que dolió. La siguiente fecha doble fue en Noviembre del 2015, y Perú jugaba de local ante Paraguay, a quien tenía de hijo en las anteriores eliminatorias. Con lo justo, Perú se impuso 1-0, consiguiendo sus primeros tres puntos. En el siguiente encuentro, Perú jugaba de visita ante Brasil, y sin discusión alguna, Brasil nos goleó 3-0. Se cerraba el año 2015 y al igual que en la anterior eliminatoria, Perú sólo tenía tres puntos en cuatro fechas, estaba en el penúltimo lugar y no era nada alentador el panorama. Pero aún faltaba camino por recorrer.

En el 2016, se jugarían cuatro fechas dobles y la primera sería en el mes de Marzo. Perú recibía a Venezuela y era la oportunidad perfecta para sumar tres puntos más contra el que estaba en el último lugar de la tabla. Y como solía suceder en anteriores eliminatorias, Perú desaprovechó esa oportunidad y solo pudo empatar 2-2, tras haber estado perdiendo 0-2. El siguiente partido era en Montevideo ante Uruguay, y otra derrota de visita se sumaba, al ganar Uruguay 1-0. Hasta ese momento, Perú ocupaba el puesto número 8 en la tabla con apenas 4 puntos. Muchos consideraban –me incluyo entre ellos-, que la suerte estaba ya echada y que incluso, en el caso que Perú se levantara, esos dos puntos perdidos en casa ante Venezuela podían costarle a Perú en una eventual clasificación. La segunda fecha doble del 2016 se jugó en Setiembre y Perú jugaba ante Bolivia en La Paz. Nuevamente caía 0-2, sumando su segunda derrota consecutiva. Cuando las papas comenzaban a adquirir un color negro en el horno, vino una brisa de respiro, cuando Perú derrotó de local 2-1 a Ecuador, rival directo, y jugando mejor.  La siguiente fecha doble fue al mes siguiente, en Octubre, y Perú jugaba en Lima, ante Argentina, consiguiendo un empate 2-2, culminando así la primera ronda. El próximo encuentro fue ante Chile, en Santiago, y una vez más, perdimos de visita 1-2. Seguíamos en el octavo lugar de la tabla con apenas 8 puntos. En ese momento, varios sectores de la prensa comenzaban a pedir la cabeza del técnico Gareca. La cuarta y última fecha doble del 2016 comenzó el 10 de Noviembre. Pero días antes, ocurrió lo que en mi opinión personal, fue uno de los momentos clave para la clasificación peruana. Debido a que uno de los jugadores de la selección de Bolivia incumplió con los requisitos de convocatoria con su selección, Bolivia fue sancionada con la pérdida de los puntos que había conseguido en los partidos ante Perú y Chile, que fueron declarados perdidos y con un resultado de 0-3 a favor de Perú y también de Chile. Perú sumaba 11 puntos en la tabla, pero seguía en el octavo lugar. Y esta fecha doble, comenzó ante Paraguay de visita. Y jugando su mejor partido en la eliminatoria, Perú obtenía un triunfo por primera vez en Asunción, al golear 4-1 a Paraguay. Ese fue el segundo momento clave para las aspiraciones peruanas y Perú sumaba 14 puntos. Seguía lejos de la zona de clasificación, pero comenzaba a acercarse de a pocos. Y el siguiente partido fue en Lima, ante Brasil, y cayó sin atenuantes 0-2. Perú acababa el año 2016 en el octavo lugar y con 14 puntos. Seguían pesando esos dos puntos perdidos de local ante Venezuela.



En este año 2017, se iban a jugar las tres últimas fechas dobles. Y si Perú quería mantener la esperanza, tenía que salir a matar, sí o sí, y jugar los siguientes seis partidos como si fueran finales. La primera fecha doble comenzaba en marzo ante Venezuela de visita. Y se repitió el score de Lima, 2-2. No era un resultado malo y el objetivo era seguir sumando. Luego vino un rival directo, Uruguay, y en Lima. Ya en la eliminatoria pasada, Uruguay nos había dejado fuera del mundial en Lima, y esta vez, tras ir perdiendo 0-1, Perú le dio vuelta al marcador y se terminó imponiendo 2-1. Eran tres puntos valiosos y Perú abandonaba el octavo lugar, para ponerse en el número 7 con 18 puntos y entraba en la pelea por el cupo mundialista. La penúltima fecha doble arrancó el 31 de Agosto, jugando en casa ante Bolivia. Eran tres puntos que no podían perderse y a los 55’ y 58’, Cueva y Flores pusieron el 2-0. Bolivia descontó y estuvo a punto de empatarnos en la última jugada del partido. Perú ganaba 2-1 y tenía 21 puntos y subía a la sexta posición. Y el siguiente encuentro fue fundamental. Se jugaba el 5 de Setiembre en Quito y ante Ecuador, que había comenzado brillantemente la eliminatoria y después se fue cayendo, hasta quedar fuera de la zona de clasificación. Ese partido sería a muerte porque el que perdía, le decía adiós a Rusia. SI a ello, agregamos que Perú jamás había ganado en Quito en una eliminatoria, ponía mucho más difícil la cosa. Pero al igual como sucedió en Asunción, Perú planteó muy bien el partido, y tras un buen primer tiempo, se fue soltando en el complemento, y a los 26 minutos, Flores anotaba el primer gol con un tiro desde fuera del área. Y cuatro minutos después, Hurtado convertía el segundo gol, tras una brillante jugada. Parecía mentira lo que estábamos viendo, Perú le ganaba con autoridad a Ecuador. Faltando 11 minutos, Ecuador descontó de penal y los siguientes minutos fueron para el infarto. Hasta que el pitazo final dio por concluido el partido, con el triunfo peruano por 2-1. Perú lograba un resultado histórico en Quito, y sumaba 24 puntos y se colocaba en el cuarto lugar, en zona de clasificación directa. Encima, en esa fecha doble, y para ayudar más a la posibilidad de clasificar que tenía Perú, Chile -que era rival directo- perdió 6 puntos que eran totalmente accesibles, cayendo en casa 0-3 ante Paraguay y de visita 0-2 ante Bolivia. Si Chile hubiera ganado esos dos partidos, la chance de Perú hubiera sido muchísimo más remota. Parecía un sueño y el que menos, deseaba que la eliminatoria terminara en ese momento. Pero faltaba la última fecha doble, que se jugaría en octubre. El 5 de Octubre, Perú jugaba de visita ante una alicaída Argentina, que había perdido puntos impensables y que incluso, hasta peligraba su clasificación. Hasta ese momento, Brasil ya estaba clasificado, y Uruguay ya tenía un pie en Rusia. La pelea era entre Colombia, Argentina, Perú y Chile. Nos convenía al menos no perder en Buenos Aires y que Colombia le ganara a Paraguay, y que llegara al último partido en Lima, ante Perú, ya clasificado. En un partido trabado, en donde Argentina tuvo más situaciones de gol, siendo el portero Gallese la figura del partido, Perú se defendió bien y aguantó los ataques albicelestes, y finalmente logró un empate 0-0 y se colocaba en el 5° lugar con 25 puntos, estando en zona de repechaje. Pero, inesperadamente y en los minutos de descuento, Paraguay le volteó el partido a Colombia por 2-1 y se volvía a poner en la pelea, aunque con una remota chance. Colombia vendría a jugarse la vida en Lima. Quedaba la última fecha que se llevó a cabo el 10 de Octubre, y Perú recibía a Colombia. Si Perú quería llegar al mundial de manera directa, dependía de sí mismo y bastaba un triunfo. Si empataba con Colombia, dependía de otros resultados, ya que Chile jugaba de visita ante Brasil, y Paraguay recibía a Venezuela, y si Chile y Paraguay ganaban, Perú quedaba fuera si no ganaba. El partido fue muy enredado, con ambas selecciones cuidándose y respetando al rival. Colombia jugaba mejor y había llegado más veces al arco. A los 10’ del segundo tiempo, James Rodríguez marcaba el primero para los cafeteros y complicaba la clasificación peruana. Felizmente, Brasil le iba ganando a Chile y Paraguay no podía con Venezuela. Y cuando la cosa se iba complicando para Perú, se cobró un tiro libre indirecto. Paolo Guerrero tomó el balón y pateó de frente al arco, y para suerte de Perú, el golero colombiano Ospina se tiró y tocó el balón, el cual entró al arco. El árbitro concedió el gol y Perú igualaba 1-1, colocándose en zona de repechaje. Paralelamente, Brasil goleaba 3-0 a Chile y Venezuela sorprendía, ganando de visita 1-0 a Paraguay. Y así se mantuvieron los resultados hasta el final. Perú y Colombia empataron 1-1. Colombia clasificaba directamente al mundial y Perú lograba el quinto lugar, clasificándose a la zona de repechaje, en donde jugaría ante Nueva Zelanda. Un año atrás, Perú estaba antepenúltimo con 14 puntos. Y terminaba la eliminatoria con 26 puntos y listo para jugar el repechaje. En este 2017, Perú o perdió un solo partido. Y a modo de información, clasificaron al mundial de Rusia 2018, Brasil, Uruguay, Argentina y Colombia. El último campeón de la Copa América y de la Copa Centenario, Chile, se quedaba sin mundial.  Finalmente, el 11 y 15 de Noviembre, se llevaron a cabo las dos fechas del repechaje ante Nueva Zelanda. Aunque Perú sufrió un duro golpe en sus filas, ya que su capitán, Paolo Guerrero, dio positivo en el control antidoping en el partido ante Argentina. En el primer partido, en Wellington, Perú logró un empate 0-0 y demostró que era más equipo, pero se sentía la ausencia de Guerrero. Y en el partido de vuelta en Lima, Perú derrotaba 2-0 a Nueva Zelanda, rompiendo así 35 años sin ir a un mundial. Todo el país estuvo de fiesta y para quienes nos habíamos resignado a la idea de no volver a ver a Perú en un mundial, sentimos una emoción inmensa por lo conseguido por nuestra selección.



Para terminar este post, debo dar mis opiniones personales sobre esta participación de Perú en las recientes eliminatorias.

1)       Gran mérito de esta clasificación peruana, fue de su técnico, Ricardo Gareca, quien confió enormemente en el jugador peruano del torneo local y los hizo creer en sus posibilidades. Y dejó de lado a aquellos relajados que solo venían a vacacionar cuando eran convocados. Manteniendo una columna vertebral basada en Paolo Guerrero y Christian Cueva, además de Renato Tapia y Edison Flores, dio paso a una nueva generación que realmente se mataba por su técnico y su selección.

2)       En mi opinión personal, Perú logró su clasificación en tres partidos: el triunfo en Lima ante Uruguay por 2-1; la goleada en Asunción 4-1 ante Paraguay y el triunfazo en Quito ante Ecuador por 2-1. Claro, también están los tres puntos quitados a Bolivia y el score a favor por 3-0, que ayudaron a la clasificación peruana, y mucho. Pero, de nada hubieran servido esos tres puntos otorgados en la mesa, si Perú no ganaba esos tres partidos mencionados el inicio de este párrafo. Y definitivamente, esa suerte que muchas veces nos fue esquiva en anteriores eliminatorias, esta vez estuvo de nuestro lado. Ayudaron muchos resultados de terceros, como por ejemplo, los seis puntos perdidos por Chile ante Paraguay y Bolivia. Y en la última fecha, sirvió bastante que Brasil goleara a Chile y sobre todo, que Venezuela le ganara de visita a Paraguay. Si Paraguay ganaba ese partido, o Chile ganaba unos de esos dos partidos de la penúltima fecha doble, cualquiera de ellos hubiera jugado el repechaje en vez de Perú. Y cómo la vida da vueltas y sobre todo, te da revanchas. En 1997, hace 20 años, en la eliminatoria para el mundial de Francia 98, Chile y Perú igualaron en puntos, pero Chile nos dejó afuera por diferencia de goles. 20 años después, en el 2017, Perú y Chile volvieron a igualar con 26 puntos, pero mientras que Chile tuvo -1 de diferencia de goles, Perú tuvo +1. Es más, el reclamo por el cual nos dieron esos tres puntos en mesa, lo presentó Chile. Realmente si Chile no hubiera presentado ese reclamo, se hubiera quedado con 24 puntos y Perú con 23. Cómo deben haber estado jalándose los pelos todos los dirigentes chilenos.

3)       Finalmente, como se sabe, el 1° de Diciembre fue el sorteo del mundial Rusia 2018 y nuestros rivales serán Francia, Dinamarca y Australia. Está bien difícil la cosa, pero lo positivo es que debido a la reducción de la sanción impuesta a Paolo Guerrero por el tema del control antidoping, a 6 meses, podremos contar con él para el mundial.


Esta ha sido una crónica de lo que fue la participación peruana en las eliminatorias para Rusia 2018, y esta vez, con un 'Happy End'. Como hincha del fútbol, me siento muy feliz de volver a ver a mi selección nuevamente en un mundial, y al menos, el que habla puede decir que vio a Perú en un mundial en 1970, 1978 y 1982. Pero hay generaciones que nunca habían visto a Perú en un mundial y era demasiado frustrante. Y en el 2018, el nombre de Perú volver a ser parte de un mundial. Y esa alegría no nos la quita nadie.




2 comentarios:

  1. Hola Lucho creo que fue la mejor actuación de un equipo peruano en eliminatorias después de muchos años realmente y lo destacable fue ese animo, las ganas de no perder y humildad que caracterizo el proceso de Gareca aposto por nuevos jugadores con experimentados: Hurtado, Yotún, Cueva, Cartagena, Ramos, Gallese, Advincula, Aquino, Corzo, Santa Maria, Ruidiaz, Farfan, Rodriguez, Ramos, Reyna, Flores, Carrillo, Trauco, Tapia, Benavente (si me olvido de alguno las disculpas) y sin lugar a dudas el que fue el mas luchador y constante líder de este grupo humano: Paolo Guerrero ,los partidos que ganamos contra Uruguay, Paraguay y Ecuador fueron claves para obtener el repechaje contra Nueva Zelanda y la posterior clasificación al mundial Rusia 2018. Chile simplemente cayo en su soberbia reclamo puntos a Bolivia por tener un jugador mal inscrito lo cual nos benefició y nos dieron los tres puntos en mesa de un partido perdido. A todo esto Ricardo Gareca se convirtió de verdugo jugador de Argentina a héroe entrenador por clasificar a Perú luego de 35 años. Ahora será su autentica revancha para él ya que lo marginaron de la selección Argentina para México 86. Con esto se vuelve a repetir como en el año 57 Waldir Pereira Didi de Brasil nos elimina con un gol de folha seca del mundial Suecia 58 (que equipo de Brasil realmente plagado de estrellas) para posteriormente como entrenador llevar a la selección peruana al mundial de México 70. Al igual que tu también pensé que estábamos muertos y veríamos otro mundial sin la selección peruana pero la constancia y la humildad lograron revertir los resultados. Un abrazo Lucho y Arriba Perú excelente post como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mi estimado Piero. Muchas gracias por tu comentario.

      Concuerdo plenamente con todo lo que has señalado. Desde 1997, fue la mejor actuación peruana en una eliminatoria. Y eso que arrancamos mal y no levantábamos cabeza en las siguientes fechas. A Dios gracias, varios factores se unieron y los resultados también se fueron dando y llegamos al repechaje. Lo positivo es que a la siguiente eliminatoria, éste equipo va a llegar más cuajado y con la experiencia de haber jugado un mundial.

      Un fuerte abrazo.

      LUCHO

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddThis