ROYAL LANGUAGES

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 19 de mayo de 2011

OTRO SUEÑO LOGRADO: PAUL MCCARTNEY EN LIMA





En la década del 80 y 90, la idea que un Beatle pisara suelo peruano era visto como una fantasía utópica y delirante. Cuando a partir del 2007 se dio una escalada de conciertos de grupos y artistas, la ilusión por la presencia de un “peso pesado” en Lima como Paul McCartney, U2 o Rolling Stones era vista como una posibilidad un poco lejana, pero ya no como algo irreal o propio de la mente de un mitómano. El año pasado, se comenzó a creer en esa posibilidad debido a una entrevista por video chat. Cuando le preguntaron a Paul a qué países podría ir a tocar, mencionó varios y entre ellos el Perú y textualmente dijo: “Peru? Eventually”. Bastaron esas dos palabras, para comenzaran rumores y especulaciones ante una posible visita de Paul a Sudamérica en noviembre del año pasado, pero al final, el anuncio oficial de la gira comprendió sólo Argentina y Brasil. Chile, Perú y Colombia quedaban fuera, decepcionando a muchos que lo veían como la última oportunidad de ver a Paul. Pero en febrero del 2011, a raiz del concierto de Sting en Lima, otra vez comenzó a hablarse sobre un retorno de Paul McCartney a Sudamérica, pero a aquellos países a los que no había ido en noviembre del 2010. Se sabía que había negociaciones y que el empresario Jorge Ferrand era uno de los que estaba tras esta titánica labor. Y una vez más, hubo precipitación por parte de algunos medios que daban como fija la noticia cuando aún no había anuncio oficial alguno y se voceaba como fecha el 9 de Mayo. Pasaron las semanas y la espera angustiaba más, hasta que el 5 de abril en conferencia de prensa realizada en el Estadio Monumental, se anunció finalmente que Paul McCartney daría un concierto en Lima el lunes 9 de mayo y quienes traían al ex Beatle eran los empresarios Jorge Ferrand y Jorge Fernández. Y para reafirmar lo anunciado, se mostró un video en el que Paul invitaba a los peruanos al concierto del 9 de mayo. El sueño era ya una realidad: tendríamos a un Beatle en el Perú.








Cuando salieron los precios de las entradas, eran un asalto a mano armada. La localidad más barata costaba 260 soles en Norte. Y la más cara, Red Carpet, estaba en 1,975 soles, casi $ 650. La cancha estaba dividida en tres sectores: Red Carpet, Platinum y VIP. En tribuna, tanto en Oriente como en Occidente, la división era en cuatro sectores: A, B, C y D. Y al final quedaba Norte, al otro extremo de donde estaría el escenario. Y se anunció que el miércoles 6 y jueves 7 de abril se pondrían a la venta las entradas sólo para los que tenían tarjeta de crédito en el Banco BBVA Continental y recién el viernes 8 la venta sería para el público. Como en otros países las entradas se habían agotado en horas o en uno o dos días, y al no tener tarjeta de ese banco, me preocupaba que el viernes 8 quedaran solo las sobras. Pero antes del viernes 8 debía definir dos puntos. Primero, que debido al alto costo de las entradas y por algunos gastos fuertísimos en casa, era imposible que pudiese ir con mi adorada esposa, porque con las justas se podía costear una entrada. Y segundo, debía definir a qué localidad iría. Definitivamente, Red Carpet, y D y E de Tribuna era impensable. Platinum costaba 805 soles, A y B en Tribuna costaban 655 y 755 soles, respectivamente y seguían siendo sumas lejos de mi alcance. Solo me quedaban VIP en Cancha, que costaba 380 soles, o Norte que costaba 260 soles, aunque como ambas no eran numeradas ello implicaba hacer largas horas de cola y caminar un montón y estar parado todo el concierto. Luego de evaluar mi panorama financiero, y al reducirse mis opciones a VIP o Norte, al final me decidí comprar en VIP en cancha.

Cuando llegó el viernes 8, tuve suerte que a 5 cuadras de mi oficina había un Teleticket en Wong. Era cuestión de darme una escapada temprano y comprar mi entrada. A las 11:15 am llegué al Wong de Dos de Mayo y había como 14 personas en la cola y me imaginé que demoraría a más tardar como una hora en ser atendido. Pero la atención de Teleticket fue un total desastre. Solo había una computadora atendiendo –habiendo dos- y encima, si venía alguien a comprar entradas para otro concierto, le daban la preferencia. La espera fue larga y desesperante y recién subí al 2º piso como a las 1:00 pm. Y encima cuando llegué, pedí mi entrada en VIP y en ese momento, para mala suerte mía, me dijeron que aparecía como agotado. Indagaron y resultó que sí había entradas, pero como estaban arreglando el mapa donde están las localidades, aparecía así y que recién iba a estar restablecido en una hora. Si ya tenía más de 2 horas allí fuera de la oficina, si regresaba en la tarde, me iban a colgar y si esperaba hasta la hora que salgo, a las 6:30 pm, me corría el riesgo de no encontrar nada. Así que en ese instante, no me quedó otra que comprar en Norte. Tuve que comenzar a asimilar que lo más importante era el hecho de estar presente en esa fecha y con un buen sonido y unas buenas pantallas, al menos disfrutaría el estar presente dentro del estadio, sin importar si estaba recontra lejos. Pero al regresar, mi ánimo no era el mejor porque me había visto obligado a comprar en Norte en vez de VIP. Al llegar a mi oficina, me fui reanimando ya que mi gran amiga Pepita Campos había comprado en Norte y justo en esa tarde, entrando al Facebook, supe que una prima de mi cuñada, Karlita y su esposo Beto también iban a Norte y quedamos en coordinar para ir juntos y estar en grupo. Ya tenía mi entrada y faltaba un mes.

Las semanas y los días transcurrieron y la fecha se sentía cada vez más cerca. Y la emoción iba en aumento ante la llegada de Paul a Lima. Para animar más a los fans, Paul mandó un segundo mensaje al público peruano, mientras ensayaba y solo quedaba esperar el momento. El domingo 8 de mayo se produjo un momento histórico para todos los beatlemaniacos peruanos: Paul McCartney llegaba al Perú y ya estaba en Lima. Y en un derroche de sencillez saludó a sus fans en el aeropuerto y en las afueras del hotel. Era realmente emocionante ver a Paul con la bandera peruana en la puerta de hotel. Hasta incluso, se pudo dar el lujo de salir a pasear en bicicleta por el Malecón Cisneros en Miraflores como incógnito e increíblemente no fue reconocido por la gente que se encontraba caminando por allí.








El lunes 9 de mayo me levanté y lo primero que me dije a mí mismo fue “llegó el gran día”. Ya había coordinado con Karlita y Beto y con Pepita Campos y también estaría la hermana de Beto, Carolina. Pepita iría a encontrarse conmigo saliendo de mi oficina, y Beto y Karla pasarían por mí a las 3:45 pm, ya que estaban en carro y para suerte de Beto –y también nuestra-, un amigo suyo que vivía por la IBM le ofreció su garaje para que guardara su auto durante el concierto. Llegamos pasadas las 4:30 pm a dejar el carro y allí comenzó nuestra larga caminata hacia el Monumental. Felizmente no había mucho tráfico a esa hora y fue preciso que estuviéramos temprano. Cuando cruzamos el segundo perímetro que ya nos conducía al Monumental, allí comenzó la larga y extensa cola para tribuna Norte, la cual daba la vuelta en U y nos pusimos a la cola a esperar nomás que avanzara. Lo bueno es que la cola iba avanzando y pasadas las 6 pm, pasamos el siguiente control y lo que quedaba era entrar al estadio. Y allí fue un desorden tremendo. Los de seguridad dijeron que la cola era igual para todos y que corriéramos nomás y todos corrieron y fue un tramo largo. Cuando llegamos a la cola para entrar a Norte, estaba con la lengua afuera y agitadazo, pero ya a punto de entrar. Y una vez adentro, salimos justo a la parte del centro de la tribuna Norte. Una semana atrás, un amigo, que conocía el Monumental -fue mi primera vez en ir a este estadio-, me recomendó que me fuera arriba y al lado izquierdo. Y ni bien entramos, estábamos en el medio, y vimos un espacio arriba a la izquierda y corrimos a toda velocidad hacia allá y felizmente conseguimos sitio. Estaba lejos, pero no tanto como me imaginaba y la vista panorámica era excelente y las dos pantallotas ayudaban mucho y el sonido era bastante bueno. A las 7:30 pm ya estábamos sentados en Norte y listos para esperar lo que se venía en un par de horas. La espera fue grata y divertida, porque comenzaron las olas y era un jolgorio cada vez que venía la ola y nos parábamos y estirábamos los brazos. A las 9 pm, en las dos pantallas gigantes bajo el fondo musical de “Coming Up”, comenzaban a desfilar imágenes de los Beatles y de Paul, y luego también se escuchó “Goodnight Tonight”, tema conocido de 1979. Ya faltaba poco para el momento tan esperado.

Lunes 9 de Mayo. 9:35 de la noche. El momento tan esperado por todos los presentes se hizo realidad. Paul Mc Cartney aparecía en escena. A pesar de la distancia, fue sencillamente emocionante e indescriptible, ver el escenario con Paul allí. El comienzo era una incógnita porque en la gira había comenzado con “Venus And Mars”, tema de los WIngs, y en la segunda noche en Argentina arrancó con “Magical Mistery Tour”. En lo personal, prefería éste último tema porque después de tantos meses de espera y expectativa, el inicio tenía que ser con un tema Beatle. Pero igual si era con “Venus And Mars”, iba a ser genial. Cuando comenzó la instrumentación, y los colores en la pantalla que estaba tras el escenario, la emoción aumentó y en forma sorpresiva y maravillosa, Paul comenzó la noche con “Hello, Goodbye”, clásico de los Beatles, ante la algarabía total del público. Fue algo increíble estar presenciando esta canción, que no estaba en los planes de nadie en el set list. Y acto seguido, vino “Jet”, clásico de los Wings con el corito contagiante y cantado por todos. Y para generar mucho más nostalgia, la beatlemania en todo su esplendor: “All My Loving”. El corazón lo tenía en la mano realmente y canté a voz en cuello este gran tema. Y para que la gente se sintiera más a gusto y constatara que el precio de la entrada estaba muy bien pagado y con creces, Paul se dirigió al público con palabras en español y derrochando harta simpatía y sencillez, sin ningún tipo de poses de divo ni nada por el estilo. Luego vinieron los temas “Letting Go”, “Drive My Car” y “Sing The Changes”, para generar uno de los momentos más celebrados de la noche: cuando Paul exclamó, “Viva el Perú, Carajo”, provocando la total euforia y emoción de toda la gente. De allí vinieron las canciones “Let Me Roll It”, “The Long And Winding Road”, “Nineteen Hundred And Eighty Five”, y a continuación, una de mis canciones favoritas de Wings: “Let Em’ In”. Muy bien tocado y me hizo retroceder en el tiempo a mis años de colegio, un momento muy emocionante. Siguió “I’ve Just Seen A Face” y siguió un segmento con canciones que fueron un flechazo directo al corazón de los fans: “And I Love Her”, “Blackbird” y una canción que dedicó a John Lennon, “Here, Today”, uno de los momentos más emotivos de la noche. Siguieron “Dance Tonight” y “Mrs. Vanderbilt” y a partir del siguiente tema, ya no hubo tregua para el fan. Era disfrutarlo al máximo y sacarle provecho a todo lo que faltaba por vivir esa mágica noche. 








Comenzando con “Eleanor Rigby” y el sentimiento a todo dar, y luego en lo personal, el momento más emotivo de la noche: el homenaje de Paul a George Harrison con “Something” y en la pantalla central, imágenes de George Harrison junto a Paul. El que no se conmovió con esto, no es fan, así de simple. A mi me hizo derramar algunas lágrimas de la emoción. Y luego, el inmortal “Band On The Run”, que causó la euforia de la gente, sobre todo, en la tercera parte del tema en donde todos saltábamos en Norte. Fue increíble y fabuloso. Y para seguir saltando, vino la canción que más hizo saltar a la gente: “Obladi, Oblada”. Fue tan contagiante que no paré de saltar. Siguieron tres clásicos más: “Back In The URSS”, “I’ve Got A Feeling” y “Paperback Writer”. Repito, no había tregua ni descanso. Y la siguiente canción fue otro viaje al pasado: “A Day In The Life”, que fue algo vibrante y fue empalmado con “Give Peace A Chance”, el himno pacifista de John Lennon, provocando que todo el estadio coreara este tema. Sin palabras. Acto seguido, Paul se trasladó al piano y comenzó con “Let It Be”, provocando la euforia de todos. Y el siguiente tema, a mi criterio, fue lo mejor de la noche: “Live And Let Die”, con un espectacular juego de luces y efectos especiales y con fuegos artificiales que provocó la reacción eufórica de la gente. Algo fuera de este mundo. Y para coronar ese momento, vino “Hey Jude”, y todo el estadio coreó la canción en todo momento, y Paul se lució jugando con el público. Con eso, Paul se retiraba momentáneamente del escenario. Pero faltaba más.




Primer encore. Paul retornaba al escenario y para reafirmar la gran conexión que tuvo con el público, salió con una bandera peruana, flameándola junto con una bandera inglesa. Y el retorno fue a lo grande, con “Day Tripper”, “Lady Madonna” y “Get Back”. Como para que siempre tuviéramos en nuestros corazones la música de los 4 grandes de Liverpool.  Tres temas para que la gente saltara, bailara y disfrutara al máximo. Y luego, otra vez Paul se iba del escenario. Minutos después, momento del segundo –y lamentablemente último- encore. Y lo comenzó con la canción más esperada de la noche, el tema con el que muchos soñábamos algún día vivirla en concierto y envidiábamos a tantos fans que alrededor del mundo la habían coreado en concierto: "Yesterday"". Y en ese momento, estaba para todos nosotros, los que compartíamos esas 2 horas y media en el espacio cerrado del Monumental junto a Paul en el escenario. Demás está decir que una vez más, la emoción hizo de las suyas conmigo. Y para cambiar totalmente de ritmo, vino uno de los temas mas duros de los Beatles, para muchos el precursor del punk o del grunge: “Helter Skelter”, con el que muchos se deben haber transportado a esas maravillosas épocas de los 60’s, cuando el “White Album” alcanzaba la categoría de obra maestra. Y luego de ello, el broche de oro. Lo único malo de estos maravillosos conciertos –lo experimenté en Chile en el 2008- es que en algún momento se tienen que acabar. Y el broche perfecto fue la versión rápida y corta de “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band”, con el que se recordaba uno de los albums más importantes de la música contemporánea. Y no podía haber otra manera de cerrar este concierto con la canción que significó el final de su último album grabado en estudio, el gran “ABBEY ROAD”: la maravillosa “The End”. La performance instrumental fue impecable y majestuosa. Y ahora sí era el adios de Paul. Todos querían más, pero tras un final como “The End”, no podía romperse ese broche de oro majestuoso para poner otra canción. Los casi 45,000 asistentes al estadio no cabíamos en nuestro pellejo de la felicidad: habíamos visto a un Beatle en vivo y en directo. Habíamos visto a Paul McCartney. Habíamos vivido en concierto los temas clásicos de los Beatles interpretados por su cantante original. ¿Algo más podía pedirse? Luego de ello, enrumbamos el camino de regreso hacia el lugar donde Beto había guardado su carro, entre un mar de gente que salía con una sonrisa en el rostro. Y en verdad, ya con el cansancio encima, sentimos interminable la caminata y todos nos decíamos “¿tanto hemos caminado de ida?”. Llegamos al lugar y felizmente salimos y me dejaron en Petit Thouars con Javier Prado para tomar mi taxi de regreso a casa, a donde llegué a las 2 am. Al día siguiente, estaba literalmente agotado por la caminata de ida y de vuelta y haber estado parado todo el concierto, saltando y coreando a voz en cuello. No tenía voz y había dormido menos de 4 horas y me caía escandalosamente de sueño en la oficina, bostezando a diestra y siniestra y yéndome por lo menos unas 4 o 5 veces al baño para echarme agua en la cara. Pero la felicidad de haber visto a un Beatle, eso no tenía precio.




Para ser alguien de 68 años, y que el próximo 18 de junio cumplirá 69, Paul derrochó harta vitalidad y energía para ofrecer un show de 2 horas y media, sin parar. Y desde que llegó a Lima, hizo gala de una gran sencillez, simpatía y consideración a sus fans que estaban fuera del hotel y se ganó el corazón de todos los peruanos. Algo que muchos deberían aprender y que no tienen la milésima parte del talento de Paul. En mi opinión personal, el momento que reflejó mejor que cualquier otro esa conexión del público con Paul, fue cuando en una de las tantas veces que el estadio coreó “Ole, ole, ole, Paul, Paul”, Paul hizo un ademán como para que la gente siguiera coreando, y con su guitarra comenzó a sacar el ritmo de ese estribillo y cuando lo sacó, fue algo emocionante sentir como durante algunos minutos el público y Paul estaban unidos en un mismo sentimiento. Para mí esa improvisación de Paul fue indescriptible y pagó la entrada.




Por último, quiero agradecer a algunas personas, con cuya autorización me han permitido colgar sus fotos y algunos videos. Gracias mi estimado Mack por tan buen video. Gracias a Karlita por permitirme usar tus fotos e igualmente gracias a mi hermano Alex por usar sus muy buenas fotos. Tengo una sola palabra para definir el concierto de Paul: ESPECTACULAR. Gracias Sir Paul por una noche tan llena de nostalgia, emociones intensas y mucha algarabía. Si bien es cierto, no estuve a una distancia como la que tuve en Chile en el concierto de QUEEN + Paul Rodgers, pero lo disfruté al máximo y con la misma intensidad. El lunes 9 de mayo pude hacer realidad otro de mis sueños: haber visto a un Beatle en vivo, y a un grande entre grandes como lo es Paul McCartney.




¡¡OTRO SUEÑO CUMPLIDO!!

36 comentarios:

  1. Luchito, q emocionante leer tu post
    y revivir todos los mágicos recuerdos d la noche del 9 d Mayo.
    De verdad q esta fecha a marcado nuestras vidas.
    Espero, pronto, yo tmb poder escribir una reseña con respecto a mi experiencia en este show.
    Un fuerte abrazo, y nuevamente felicitaciones x el 2ndo aniversario del blog!

    ResponderEliminar
  2. Excelente post, Luchito!! Volver a recordar ese día histórico para el Perú y para la vida de cada uno de quienes estuvimos ahí, simplemente hace q vuelvan a brotar las de cocodrilo, jaja.

    Magnífico repertorio el que eligió Paul para ofrecernos esa noche, y de principio a fin fue un show lleno de momentos super emotivos y vibrantes. Apoteósico "Live and let die", coincido contigo. "All my loving", acompañado de las imágenes de los fab four en A hard day's night, fue como bien dijiste beatlemania pura, sentir q no era un sueño q un Beatle estaba ahí por fin con nosotros, después de haberlo esperado toda la vida.

    Hace 10 días ya de esa noche espectacular, y qué bueno q mencionaste un momento que he recordado especialmente: cuando improvisó el acompañamiento para la ovación del público, el ya famoso olé olé olé, jaja! realmente terminó de ganarse a la gente con eso, el gran Paul McCartney poniéndole música a nuestro coro, q genial!!

    De veras q te quedaste ronco, jaja, desde q salimos del estadio, yo grité y canté hasta no más, pero en muchos temas la emoción fue mayor. Y gracias por la mención, q lindo! Toda una odisea, en verdad, la duda en un principio de si uno asistiría o no (por los precios), luego si encontraría entrada, uf, pero finalmente un alivio y un no poder creerlo una vez q tuve mi entrada en la mano! Ya ese día, "The long and winding road"! como bn dijiste, jaja, un latón q ni se sintió de ida pero de vuelta vaya q sí!! Me encantó poder ir junto con uds, gente tan fan como yo y tan lindos todos. Recordar como hace tantísimos años (en los remotos 80's) conversábamos contigo y era tan improbable pensar en q viniera Paul, y de pronto ya estábamos ahí, parecía q en un abrir y cerrar de ojos habían transcurrido todos esos años y era increíble, pero cierto.

    Felicitaciones Luchito, muy buena forma de celebrar el aniversario del blog, con un estupendo post!

    Un fuerte abrazo,

    Pepa

    ResponderEliminar
  3. Luchito
    por fin lo publicaste!!! nos gusto mucho a Beto y a mi .. muchas gracias por los credito.. cuando paso por caja? jajajaja
    Realmente un concierto que jamas olvidaremos.. para los ke somos beatlemaniacos un sueño hecho realidad
    tuve dolor de piernas por 3 dias, me dolian los ojos de tanto llorar .. es ke era algo que no podria creer.. tener a un ex beatle delante de mis ojos y wow.. escucharlo, cantar con el, gritar y sentirme una fan de los 60's que lloraban y gritaban cuando lo veia.. pucha yo veia los videos antiguos de presentaciones de the beatles y decia aishhh ke escandalo .. ke exageradas... NOOO POR DIOSSS SE SIENTE ESO Y MASSS!!!! no creo que vuelva a repetir esa euforia que derroche en ese concierto..tantos sentimientos juntos en un solo lugar...wow fue increible ... la pasamos bien no? yo te dije... estar en el lugar que estemos.. la unica diferencia era el precio de los tickets... la cosa era estar en el mismo espacio que todos y disfrutar del tio Paul ... todos cantamos, gritamos, lloramos y fuimos un gran publico ... gracias Tio Paul and cu soon!

    ResponderEliminar
  4. Hola mi estimado Mack. Muchas gracias por tus comentarios y tus buenos deseos.

    Gracias a tí por permitrme utilizar tu video para que forme parte de este post. Quería publicar algo que estuviera a la altura de este 2º aniversario. Y es muy cierto lo que dices, el 9 de mayo quedará grabado por siempre en nuestras agendas por la huella que dejó en nuestras vidas. Esperaré gustoso tu reseña para ilustrarme bien.

    Un fuerte abrazo y gracias por las felciitaciobes, aunque eso debe ir en el post del 2º año, ja ja. Mentira, mister, una broma nomás.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  5. Hola Pepita. Muchas gracias por tu comentario.

    Muy cierto, fue una noche que quedará por siempre en nuestras ments y corazones, algo que muchos años atrás sonaba a chiste cruel o jugar con las ilusiones de los fans. Y fue para mí muy especial el que la vida me haya dado la oportunidad de compartir contigo este momento, cuando por aquel año 88 hablábamos de los Beatles y yo llevaba el cassette importado del "CLOUD NINE", que aún conservo. Y esa improvisación de Paul con la guitara mientras todo el estadio coreaba el "ole, ole, ole" fue de antología. hemos cantado al compás de la guitarra de un Beatle. Tuve suerte de haber encontrado ese momento en Youtube, porque lobuscaba como loco para incluirlo en este post, porque no es lo mismo decirlo que mostrar el video.

    Gracias por tus palabras. Seguimos en contacto.

    Un abrazo enorme.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  6. Hola mi querida Karlita. Muchas gracias por tu comentario.

    Claro que tenía que publicarlo y que mejor que en el día del 2º aniversario. Sobre tu paso por caja, allí tengo tu cuantioso cheque, ja ja. Verdaderamente JAMAS olvidaremos esa fecha del 9 de mayo. Y te entiendo perfectamente TODO lo que me comentas, ya que yo sentí lo mismo en Chile en el 2008 cuando ví a la dupla sobreviviente de QUEEN. Y aquí también sentí la misma emoción de tener a Paul en nuestro país y sintiéndose bien con el trato que le dimos. Y cuando uno lleva la emoción a flor de piel, en esos momentos se siente algo indescriptible. Esto marca un antes y un después en nuestras experiencias en conciertos, sin duda alguna. Y claro que la pasamos bien, super bien. Y para mí fue estupendo compartir contigo y con Beto y también con Carolina, a quien recién conocía y que me cayó muy bien. Y nuestra ubicación era precisa. La semana pasada le agradecí a nombre de todos al amigo que recomendó esa zona por su brillante sugerencia, que nos permitió disfrutar el show al máximo.

    Un abrazo muy grande para tí Karlita, otro para Beto -dile que quiero leer su comentario, je je- y un besote a Carolina. Demos gracias a Dios porque hemos podido hacer realidad un sueño.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  7. Finalmente me da muchísimo gusto que hayas asístido, yo tambíen te dije por correo que el concierto era imperdible.

    Hola Luchito, Soy Magroz17 aquí leyendo esta muy interesante reseña tuya, de un concierto que sin duda algúna será memorable e inolvidable para miles de personas, que, al igual que tú, pudieron vivirlo.

    He visto los videos que pusiste y en verdad que todos son muy buenos y muy emotivos. Pero hay un video que de verdad me ha impresionado muchísimo, es de unos fans que al no poder entrar al concierto, se fueron a trepar al cerro y filmaron este IMPRESIONANTE video:

    http://www.youtube.com/watch?v=L-1Hs5ds69Y

    Y es que, con este video te das cuenta de como retumbaba el sonido del concierto en el cielo de Lima. En el muro de Facebook de BeatlesPeru este video ha causado tal impacto, que hasta dicen que fue superman quien desde el cielo lo filmó, jejeje!

    Repito, que bueno que pudiste vivirlo y gozarlo, era imperdible de verdad.

    Si en esta ocasión no se pudo, ya habrá otras ocasiones en que podamos conocernos personalmente Luchito, lo cual, como lo comentaste en el otro post, será muy interesante conocernos y poder platicar de muchísmas cosas, un fuerte abrazo de por medio.

    Repito, excelente tú relato de este excelénte concierto que en verdad desperó la beatlemanía en Lima por estos dias.

    Nuevamente Felicitaciones por estos dos años de este, tú excelente blog......y que sigan muchos éxitos mas.
    Un abrazo, amigo. Cuidate mucho.
    Magroz17.

    ResponderEliminar
  8. Hola Lucho, q noche fue ... bueno q día porq desde q salí de la chamba al mediodía ya lo estaba viviendo en mi imaginación ... una pena no ver a nadie en la cola pero veo q estuve más temprano ... salí del concierto recontra horneado y tan pateticamente exhausto q me quedé dormido x 1 hora cual pastrulo borracho en el óvalo cuyo grass me supo a cama de suite ... inolvidable, desde el primer tema no paré de cantar y/o saltar hasta el último ... es divertido ver los videos y en algunos chequear mi "polo de loco" (tradición entre primos en los conciertos a los q vamos) flameando ... noche mágica y espero q vengan varias mas q eso de "ahora me puedo morir tranquilo" no va conmigo ... un abrazo

    ResponderEliminar
  9. maestro yo tambien estuve en norte pero para occidente , lo vi por segunda vez , estuvo bueno y lo mejor es q variaron algunas canciones al show de Miami , pero un placer doble ver a este gigante , espero poder juntarnos estos dias para conversar , aun keda pendiente la salida un abrazo
    NANO..

    ResponderEliminar
  10. Hola mi estimado Magroz17. Muchas gracias por tu comentario.

    Realmente fue un momento maravilloso que quedará grabado por siempre en la memoria de todos los que estuvimos allí en el Monumental. Fue una noche completa y muy bueno el video cuyo link me pusiste. Gracias!

    Sin duda, este concierto marca un antes y un después en lo que concierne a conciertos en nuestro país.

    Un fuerte abrazo a la distancia.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  11. Hola mi estimado Jaime. Muchas gracias por tu comentario.

    Al igual que tú, salí matadazo del concierto y la caminata hasta la IBM me pareció interminable. Y al día siguiente, daba roche en la chamba estar cayéndome de sueño con roche. Me has hecho reir con esa de "pastrulo borracho", ja ja ja. Y al igual que tu, espero momentos como este, aunque con la dimensión de lo que hemos vivido el 9, pasará mucho tiempo.

    Un fuerte abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  12. Hola mi estimado Nano. Muchas gracias por tu comentario. Después de cuanto tiempo, reapareció usted con sus comments.

    Por lo visto compartimos aunque en lados distintos el estar en Norte. Las olas fueron todo un jolgorio. Fue una noche UNICA. Y a ver si nos juntamos uno de estos d1as.

    Un abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  13. Y bueno Luchito, ya se que ya te había comentado.

    Pero estos dos conciertos, sobre todo el de Lima ha causado tal impacto, que Terra, ha decidido transmitir en vivo y en directo el concierto que se publicará el 22 de Mayo en Rio de Janeiro en Brasil. Si, ese en que se vendieron todas las entradas en menos de 45 minutos. Aquí paso el link para todos aquellos que de alguna manera quieran reviviir este maravilloso concierto.

    http://entretenimientoar.terra.com.ar/musica/paul-mccartney-brasil/noticias/0,,OI5139895-EI18214,00-Terra+transmite+en+vivo+el+show+de+Paul+McCartney+desde+Brasil.html

    Y este será el link de transmisión;

    tinyurl.com/3svhcbx

    Para todos aquellos superfans que deseen disfrutarlo de nuevo, ahora en tierras Brasileñas!

    Te mando un muy fuerte y cordial abrazo!
    Saludos Cordiales Luchito!!!
    Magroz17

    ResponderEliminar
  14. Lucho, muy buena crónica, leyéndola reviví cada momento de este espectacular concierto, tienes razón el set list fue muy bueno, el comienzo realmente una gratísima sorpresa, escuchar cantadas por uno de los Beatles las caciones con las que crecí fue algo alucinante,mi emoción se fue al máximo cuando Paul tocó The Long And Winding Road,me hubiera gustado que también interpretara Penny Lane, estas 2 son mis canciones favoritas de los Beatles, al igual que tu canté todas las canciones, un momento inolvidable fue cuando Paul nos acompañó con la guitarra en Ole, ole, ole, Paul, Paul.
    Para mi y Richard fue una odisea llegar,tuvimos que dar una enorme caminata, pensé que no iba a llegar, por fín como 10 minutos antes que empezara el concierto llegamos, ahí me encontré con Abraham,otro fabuloso concierto que compartimos, me impresionó mucho cuando entré ver el estadio con un lleno completo y ver a la gente emocionada. A la salida la caminata fué aún más larga, estaba tan cansada que al día siguiente no fuí a trabajar, pero todo, todo, valió la pena, un conciertazo, vibrante, emotivo, nostálgico, un sueño cumplido, y como dice Jaime no quiero morirme hasta no ver a Robert Plant.

    ResponderEliminar
  15. Hola de nuevo mi estimado Magroz1. Muchas gracias por tu comentario y sobre todo, por la valiosa información brindada.

    Y sabiendo la fanaticada que hay en Rio, se da por descontado que será un super conciertazo. Habrá que estar atento el 2 de mayo. Gracias amigo por compartir este dato con quienes lean este post.

    Un gran abrazo a la distancia.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  16. Hola Mapi. Muchas gracias por tu comentarios y tus palabras hacia este post.

    Que alegría me da que hayss compartido con Abrahamcito también este concierto, otra experiencia maravillosa compartida con él. Realmente el concierto estuvo completo. Nada falló, NADA. Y si hubiera cantado "Penny Lane" el estadio se venía abajo y yo me hubiera hecho la pila de la emoción, je je. Y lo del "ole, ole, ole" con Paul en la guitarra fue gratificante para el que pagó su entrada.

    Querida amiga, esta vez a la distancia, pero logramos otro sueño. Y claro, uno puede decir, "puedo morir tranquilo", pero luego de leer a Jaimito, franco, no? Por que no esperar momentos vibrantes como éste. Y en mi caso, mi otra ilusión es ver a los Moody Blues, aunque esto está dificil porque ellos no vienen a Sudamérica. O también si viera a Barry y Robin Gibb, a Elton John con Billy Joel, o a los Stones. Pero al menos, ya hemos alcanzado 2 maravilloso sueños, y el del 9 de mayo fue sencillamente extraordinario.

    Un abrazo enorme.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  17. Qué buen post Lucho! Una aventura similar que acá en Chile comenzó el miércoles 6 de abril, con la confirmación oficial a través del video de Paul invitando a los fans chilenos (similar al video para Perú), y después vendría la incertidumbre por el tema monetario para conseguir entradas.

    El día siguiente publicaron los precios, los cuales fluctuaban entre ¡¡25 mil y 1 millón de pesos chilenos!! (entre 55 y 2175 dólares). Sólo me alcanzaba para comprar Galería, la más económica (equivalente a Norte en Perú). Posteriormente le avisé a mi primo Jorge que vive en Santiago que yo iría al concierto, que había comprado Galería y que me gustaría quedarme en su casa esos días etc etc, a lo cual accedió sin inconvenientes.

    La mañana del martes 10 de mayo, cuando debía concurrir al terminal de buses para viajar 500 kilómetros desde Concepción a Santiago, iba muy preocpuado porque el tiempo estaba muy justo y temía perder el bus hacia la capital. Afortunadamente llegué al terminal 5 minutos antes y abordé el bus. Partió a las 9:45 y llegué a Santiago poco después de las 16:00 horas. Llegué a casa de mi primo Jorge y me encontré con la gratísima e inesperada sorpresa de que él me acompañaría al concierto, ya que se había comprado una entrada para Galería también.

    El miércoles 11 tomamos una micro al estadio poco después de mediodía. Sabíamos que por tener entrada para Galería, deberíamos estar en la cola esperando casi 5 horas de pie afuera del recinto. Estaba programado que las puertas se abrieran a las 17:00 pero Paul -sí, era Paul- se encontraba aún haciendo la prueba de sonido (logré escuchar desde afuera los temas "Honey don't", "1985" y "Lady Madonna", similar como ocurrió en 2008 para Q+PR), y eso implicó un obvio retraso en la apertura. Casi a las 18:00 por fin abrieron, aunque se convirtió en un caos pues la gente empezó a amontonarse para entrar.

    Una vez pasados los controles, con Jorge corrimos hacia las escaleras que nos llevarían a Galería y rápidamente nos ubicamos en la parte más alta de ésta, pero hacia el lado oriente. Teníamos la misma visual que tú tuviste en el Monumental de Lima, según se aprecia en las fotos del post. Mis fotos en Facebook también te lo pueden demostrar.

    De aquí en adelante fue tal cual como lo has contado. Las olas del público, un DJ que puso algo de música, luego a las 20:30 la música de Paul con imágenes en las pantallas gigantes y, a las 21:00 en punto, se terminó la música y se apagaron las luces para ver por fin lo que las 55.000 almas en el Estadio Nacional estaban esperando. Paul McCartney pisaba el escenario, saludaba al público y daba comienzo a su extraordinario espectáculo con ese tremendo temazo "Hello, goodbye".

    Muy aplaudidas fueron las interacciones en español de Paul con el público. Varias veces dijo "ustedes son bacanes" (chilenismo que significa "estupendos"). También nos acompañó cantando el típico "Oh-oh-oh-oooh-oh" con el que el público siempre va mostrando su entusiasmo. Y por supuesto nos hizo corear improvisaciones (como lo hacía Freddie Mercury en los conciertos de QUEEN), ¡e incluso ladrar! El setlist de Lima y Santiago fueron exactamente iguales.

    Como última anécdota del concierto cabe destacar que, tras terminar "Helter skelter", dijo que era hora de decir adiós y se puso a cantar en español las primeras líneas de la conocida "Canción del adiós". Consiguió una rotunda ovación por ese gesto.

    Salimos del estadio a las 23:45 horas y con Jorge tomamos la decisión de irnos a pie, para no esperar locomoción. Nos demoramos sólo 40 minutos en llegar a casa. Regresé a Concepción el viernes por la tarde, después de una merecida celebración, por supuesto.

    El 11 de mayo de 2011 será un día que jamás olvidaré. El día que pude ver en vivo a un ex-Beatle, un verdadero talento musical. Tengo mi propio registro en video, dura "sólo" 48 minutos nomás jajajaj http://www.youtube.com/watch?v=t80KSE60Qkg

    Saludos a la distancia!!

    ResponderEliminar
  18. Hola mi estimado Mauricio. Muchas gracias por tu comentario.

    Sinceramente muy interesante tu crónica sobre lo que fue esemajestuoso concierto en la linda ciudad de Santiago. Veo que de una u otra manera hemos compartido casi lo mismo y al final queda la enorme felicidad de haber vivido un evento UNICO. Gracias también por los links. COn la debida calma los veré y disfrutaré lo que fue la exoeriencia en Chile.

    Recibe un fuerte abrazo de mi parte.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  19. Wow....Cuanta emoción leyendo el relato del amigo Mauricio, Luchitooo.!!!!!

    Es que de verdad, el concirto fue verdadéramente histórico, y da para hablar de mas en todos los ambitos posibles.

    Así como la Beatlemanía se desató en lima en estos dias. Se desató también en Santiago. Es algo verdadéramente impresionanteeee!!!

    Pufff....cuantos relatos hay, y habrá que leer con respecto a este GRANDIOSO conciertooo....!!!

    Saludos cordiales!!!
    Magroz17!!!!

    ResponderEliminar
  20. Hola de nuevo, mi estimado Magroz17. Gracias por tu comentario.

    Realmente, el relato de Mauricio es bastante interesnate y completo y refleja lo que ha sido esta histórica visita de Paul a Perú y a Chile. Cada show en lo suyo fue colosal. Y de hecho que los de Rio seguirán esa misma línea.

    Y por supuesto, este post está abierto a todos aquellos que auieran compartir su experiencia de haber visto a Paul en vivo.

    Un gran abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  21. Mi estimado Lucho:

    Esperaba este post desde el día siguiente del concierto y, sin embargo, recién escribo ahora.
    Has resumido muy bien lo que fue ese monumental día. Para nosotros todo nos salió bien. Desde conseguir un buen estacionamiento hasta la lelgada a casa a la 1 de la mañana. Llegamos a las 4 y tuvimos que hacer la cola hasta poco más de las 6. Allí llegamos y vimos que la parte central de la tribuna norte estaba completamente vacía. Luego nos dimos cuenta que las torres de las luces tapaban un poco la vista, así que nos fuimos al extremo opuesto al tuyo, esquina derecha arriba. Y allí esperar (felizmente sentados) las 3 horas y media hasta que apareció Paul con su inolvidable incio con Hello Goodbye. Felizmente teníamos una buena vista panorámíca del estadio y del escenario (las pantallas gigantes ayudaron muchísimo).
    Como te comentaba en un correo pude cumplir dos sueños: cantar el coro de Hey Jude y, como fanático de James Bond, ver y oir Live and let die (el momento más espectacular de la noche). Papel importante jugó el público, que estuvo genial y recontrapilas, lo que fue premiado por Paul (el momento en que "convirtió" en tema el "Olé ole... Paul" fue sencillamente uno de los momentos de la noche). El carisma y sencillez de Paul fue enorme y se metió al público desde el inicio. Tuvo una buena selección de temas entre los clásicos de Beatles y solistas/Wings. Un momento muy emotivo fue el homenaje a sus compañeros, pero como no había escuchado la canción de John me emocionó más el Something dedicado a George (realmente me conmovió). Si le dedicaba un tema a su único amigo vivo de los Beatles, Ringo, hubiera sido apoteósico y no sé qué me hubiera pasado ni qué hubiera sido el público.
    Felizmente interpretó Eleanor Rigby una de las mayores joyas de Paul, por la belleza de su melodía y la complejidad de su ejecución. También me pareció alucinante el A day in the life. La verdad no la había escuchado nunca en vivo y no sabía que formaba parte de su repertorio. En fin, hay mucho más por recordar, pero, al igual que todos, cumplí un sueño, ver a un grande, a un Beatle. Fue un día grandioso, un día en la vida.

    Un abrazo.

    André

    ResponderEliminar
  22. Hola mi estimado Andre. Muchas gracias por tu comentario. Ya me parecía raro que no comentaras aquí en este post.

    Por lo que leo, estuviste antes que nosotros. Lo mismo nos pasó cuandoentramos y vimos que al ubicarnos en el centro, las torres te tapaban la visión. Una pena que no coincidiéramos para haber compartido este mágico momento. Y coincido con tus sueños que los considero míos también: el corear "Hey Jude" es como para el queenero haber coreado "We Will Rock You". Fue emocionante. Y "Live and Let Die" fue lo mejor de la noche, sin duda alguna. Magistral. Hubo una comunión entre Pual y el público que se vio coronado con el guitarreo al ritmo del "ole ole ole". Era increible estar viviendo algo así.

    Y es cierto, si le hubiera dedicado un tema a Ringo como "With A Little Help From My Friends" o "Yellow Submarine", el estadio se venía abajo. En lo personal, el set list estuvo perfecto. Aunque me hubiera encantado escuchar "Penny Lane", uno de mis temas favoritos de los Beatles.

    En resumen, una noche inolvidable.

    Un abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  23. Mi estimado Lucho:

    Buen punto con la comparación del coro de Hey Jude con el de We will rock you coreado por los fans. Coincido contigo en el set list y también en que pudo tocar Penny Lane, un buen tema. Pero hay demasiadas buenas canciones de los Beatles para tocar en un concierto y, es lógico, se tiene que hacer una selección. Sigo todavía con la fiebre de aquel día y escuchando sus cancioens en el trabajo. Esperamos el comentario de Piero.

    Saludos.

    André

    ResponderEliminar
  24. Hola de nuevo, mi estimado Andre. Muchas gracias por tu comentario.

    Realmente esa comparación cae a pelo, y fue como lo sentí en Chile en el 2008. Realmente el set list fue brillante y fácil daba para dos shows y con temas diferentes en cada noche. Y al igual que tú, sigo con la fiebre de esa noche. Y la reviví cuando el domingo pude ver por Terra en vivo y en directo, el show de Paul en Rio.

    Ezperaremos el comentario de Piero. Voy a mandarle un e-mail para que comparta su experiencia de haber estado en Red Carpet.

    Un gran abrazo y cariños por casa.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  25. Hola Lucho primero felicitaciones por los dos años del blog.
    Bueno fue algo emocionante, espectacular, maravilloso e imborrable que quedará para siempre ver a un Beatle en Lima. Yo estuve desde temprano el día lunes haciendo cola cerca de las 9 am. El sábado fui un rato entre 5 a 11 pm. Tenia varios amigos beatlemaníacos en carpas. Alli me pusieron un sello con un número de Red Carpet. Lo bonito de todo esto fue compartir un día completo solo dedicado al concierto deje un poco mis actividades diarias pero valió la pena uno de mis idolos iba a tocar. Incluso me fui con mi lonchera harto petipan con jamón y queso, mandarinas, jugos y agua (preparados por Audsy jeje).
    Indudablemente ese día es histórico para las 47,0000 personas que estuvimos alli. La larga espera y el cansacio producto de las interminables horas de estar alli valieron la pena. A las 6 de la tarde se abrieron las puertas del estadio. Yo estuve a solo 5 mts del escenario. Javier el hermano de mi amigo Jose Alberto grabó el concierto cierto que hubo problemas a la entrada decomisaban baterias y cámaras pero la gente se las ingenio para meterlas.
    De por si todo salió muy bien Paul apareció en el escenario a las 9:30 pm hora inglesa previo al show habian puesto música de Los Beatles y Paul interpretado por otros artistas y un DJ. Todo el mundo estuvo a la expectativa cual iba a ser la canción que iniciará el show muchos pensaban en Venus & Mars/ Rock Show pero no fue asi empezó con una clásica de Los Beatles Hello Goodbye para luego seguir con una interminable lista de canciones de Paul tanto con Beatles, Wings y solo.
    Creo que hubo muchos momentos inolvidables y conmovedores dedicados a John con su tributo Here Today ( lo que si me dió pena que no proyectarán imagenes de John) y Something cantada por Paul como homenaje a George (incluida las proyecciones de fotos que fueron espectaculares) pero creo yo que el punto más alto del show fue cuando Paul cantó A Day In The Life con Give Peace A Chance simplemente ESPECTACULAR. Una clásica canción compuesta por John con ayuda de Paul y el himno pacifista de John seguido a esta canción. Y ni que decir de la selección de temas lo más apoteósico, espectacular y vibrante fue Live And Let Die senti el calor de los fuegos artificiales en mi cara mucha fuerza y energía derrochó Paul a lo largo de esas dos horas y media del concierto. Se ganó al público peruano con su carisma y su sencillez. LLegó a decir dos veces "Viva el Perú carajo" y el "Ole, Ole, Ole" salio improvisado del público. Se notaba que Paul sentia el calor y cariño de la gente.
    Todos quedamos realmente contentos con este show sin duda el CONCIERTO DEL AÑO.
    Lo que si me extraño es que no tocará My Love todo un clásico de Paul quizas porque estaba la novia entre el público no lo se o la misma Michelle o Maybe I'm Amazed.
    Pero bueno tendriamos que enumerar muchas canciones que faltaron pero tenemos que conformarnos con lo que escuchamos. Me gusto bastante la canción Sing The Changes de su proyecto con The Firemen. Gozamos de su periodo Wings con Band On The Run, Jet, 1985, Let Me Roll It y Mrs Vanderbilt. Sus clásicos Yesterday, All My Loving, ObLaDi ObLaDa, Get Back, las infaltables Hey Jude, Let It Be Y The Long And Winding Road. Me quedaria corto fue espectactular lo vivido alli y tuve la suerte de verlo a Paul atras del hotel cuando regreso de dar una vuelta en bicicleta.
    Ahora si puedo decir misión cumplida puede morir tranquilo ya hice realidad mi sueño.
    Excelente post Lucho ya estaremos conversando pronto.
    Un abrazo
    Piero

    ResponderEliminar
  26. Hola mi estimado Piero. Muchas gracias por tu comentario y tu tan interesantísima reseña. Gracias también por tus palabras por el 2º aniversario.

    Sin duda, fue un día completo para tí, desde temprano. Todo el esfuerzo y sacrificio tuvo su maravillosa recompensa, ayudado por el aporte de Audsie para la hora de alimentarse, je je. El haber estado a 5 mts del escenario fue sin duda, gratificante para tí. Te entiendo a la perfección, ahora ya sabes REALMENTE lo que yo sentí en Chile a 5 filas del escenario. Como bien dices, fue EL concierto de año y de lejos. Una pena que no tocara "My Love", pero con lo que tocó era para darnos por bien servidos. Y la cereza encima de la torta fue que lo hayas podido ver fuera del hotel. Nuevaente te entiendo y ya sabes lo que sentí cuando ví a Roger el día anterior en las afueras del Hyatt. Es indescriptible, no?

    De hecho, tendremos harto para conversar y cmpartir. Hemos podido hacer realidad un sueño.

    Un fuerte abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  27. Maestrazoooo
    Aqui recien leyendo los blogs por problemas con mi manejo de tiempo pero ahora si me ordeno.
    Sobre mi experiencia en el concierto de Paul fue espectacular, mi sitio estaba en la zona D, algo cara pero pense que me brindaria una buena visión, como dije, "pensé", al llegar y sentarme note que no habia batería en el escenario, tampoco el piano de paul, todo eso me parecio raro al toque note que el angulo en que estaba solo me daba opcion de ver a paul cuando estaba en la parte delantera del escenario, felizmente la reaccion fue inmediata, estaba con mis primos y nos fuimos a la parte de arriba de la zona c, o sea en los pasadizos, entre la tribuna y los palcos, la decision fue acertada, disfrutamos mucho el concierto, saltamos, cantamos, nos emocionamos, e incluso la gente de los alcos nos lanzaron papelitos mientras bailabamos abrazads con mas gente que estaba por alli el obladi oblada jeje, fue increible, y como dices Lucho, lo unico malo fue que el concierto debía terminar, me queda la esperanza que Paul pueda venir otra vez, quiza su ultima gira, pero asi no se de lo vivido esa noche del 9 de mayo creo será lo mas grande que ha visto el Perú, dudo que existe un concierto de ese nivel aqui, fue el mejor concierto hecho en el Perú, y estuvimos ahii, grande Paullll!!!

    abraham

    ResponderEliminar
  28. Hola mi estimado Abrahamcito. Muchas gracias por tu comentario. Ya me extrañaba no leer tu comment en este post.

    Gracias por compartir tu experiencia. Veo que también lo disfrutaste al máximo. Sin duda, "Obladi, Oblada" fue un jolgorio. Y de acuerdo contigo, ha sido el mejor concierto visto aquí en nuestro país. Y estuvimos allí y lo disfrutamos al máximo, como lo que vivimos en Chile.

    Un gran abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  29. RECORDANDO EL "McCARTNAZO" A UNA SEMANA... 1º PARTE

    (El grupete) llegamos a Tribuna Occidente C casi tres horas antes.
    Felízmente no estuvo tan terrible el acceso al estadio, como tanto se había dicho.

    La verdad es que a veces lo asustan a uno en vano.Iba premunido de mis prismáticos, vestido con el polo especialmente estampado para la ocasión-Pink Powders Productions-y en el puesto de merchandising oficial adquirí un libro gráfico/informativo de ésta gira “UP AND COMING”.
    Lo bonito es que el libro no era un remanente del año pasado sino una publicación actualizada, que inmortaliza en blanco y negro el nombre de nuestra capital y nuestro país en esta manga de la gira. Ya sabemos que Paul divide sus giras en mangas, dados sus acuerdos legales con su “ex”, respecto a la crianza de la nena.
    No puede estar fuera de Inglaterra mucho tiempo. Sale y regresa continuamente.

    Ya instalados y aún con las graderías y cancha todavía a medio llenar, el marco era impresionante.
    Premonitorio de lo que estaba por venir. Qué felices estábamos tomando fotos, bromeando, charlando, viviendo ya la gran noche. Nada podía empañar nuestra alegría, ni siquiera la estridente y espantosa “música” con la que alguien del sonido nos castigó por casi una hora de bulla, mambos de pacotilla y “covers” de los Beatles insultantes.Lo soportamos pensando que una vez empezado el concierto nada de eso importaría, como finalmente fue.

    Por fín empezaron a desfilar por las increíbles pantallas Led laterales unas imágenes en collage relacionadas a Paul, los Beatles, los sesentas, el swinging London, las otras bandas y solistas clásicos, los Wings…estaba claro que la aparición de Paul era inminente.

    Pero el collage, si bien espectacular, se tomaba su tiempo, durante el cual el Monumental se terminaba de llenar totalmente.
    Por fín el “fade out” de la música y el final del collage nos aumentaba de golpe la ansiedad, Paul estaba por aparecer….

    Hugo

    ResponderEliminar
  30. RECORDANDO EL "McCARTNAZO" A UNA SEMANA... 2º PARTE


    Y apareció, desatándose la euforia. Ya no cabía duda alguna: Paul, el beatle, estaba allí, en un magnífico escenario peruano, con las graderías repletas, con gente de todas las edades y de por lo menos tres clases sociales-no fue para nada un evento “pituco”-que habían soñado esto por años de años.

    Sencillo, simpático, sonriente, saluda al respetable mientras su banda toma posiciones.
    ¿Abrirá con “Venus and Mars”/”Rock Show” o con “Magical…”?
    Ni una ni otra. Dejándonos de una pieza arranca con “Hello Good-Bye” y se desata la locura, ”you say yes…I say no” coreada por el estadio entero. Sin pausa casi, empalma con “Jet” del BAND ON THE RUN, infaltable en los shows desde 1975, y ya estábamos emocionalmente desbordados.
    Paul saluda en español leyendo una “chuleta” en el piso y nos dice que intentará hablar en nuestro idioma del Perú costeño, pero que “más lo hará en inglés”…que más da, la gente lo amará igual (luego recordaría sus años escolares con unas líneas en español, aquellas de “dos conejos en un árbol”).
    “¡Por fín en el Perú!” nos dice el propio genio. “All My Loving” sube la temperatura de las nostalgias beatlescas para luego atacar con “Letting Go” del LP VENUS AND MARS de 1975.Uno de los mejores temas del álbum. Más beatlemanía con “Drive My Car” y luego “Sing the Changes” del último disco de The Fireman, que no es otro que el mismo Paul.

    Acto seguido cambia el bajo por la guitarra para cantar “Let Me Roll It” y antes de hacerlo nos regala su tan comentado “Viva el Perú Carajo” que es ruidosamente celebrado por la gente. La canción se alarga con un pequeño homenaje a Hendrix-“Foxy Lady”-y…no hay nada qué hacer,la fiesta es total.
    Yo ya había llorado al inicio y con “The Long And Winding Road” se me vuelve a ahogar el canto, las lágrimas no piden permiso. “Nineteen Hundred And Eighty Five” es otra de las joyas del BAND ON THE RUN, el disco más representativo del Paul post-Beatles.

    Hugo

    ResponderEliminar
  31. RECORDANDO EL "McCARTNAZO" A UNA SEMANA... 3º Y ULTIMA PARTE

    El festival maccartniano es un vendaval de emociones con canciones de todas sus etapas:”Let ‘Em In”,”I’ve Just Seen a Face”, ”And I Love Her”-bolerazo-, ”Blackbird”…
    ”Mrs. Vandevilt” es otra invitación a corear y saltar ,y la emoción de su tema del TUG OF WAR “Here Today” en homenaje a John.”Eleanor Rigby”, joya imperecedera de REVOLVER-para algunos el mejor álbum de los Beatles y de la historia toda-,hasta llegar a la conmovedora versión de “Something”, recordando a George, su “hermanito menor”.Lágrimas y euforia.
    Otra gran exclamación de felicidad ante la interpretación de “Band On The Run” que siempre sacude mis recuerdos de segundo de media.

    Para muchos fue otra sorpresa la interpretación del jovial “Ob-La-Di,Ob-La-Da”,“Back in the U.S.S.R”. del WHITE ALBUM y versiones espectaculares y extendidas de “I’ve Got a Feeling”-recuerdos de LET IT BE y el concierto de la azotea-y “Paperback Writer”.
    Llegará otro momento mágico de la mano de “A Day In The Life/”Give Peace A Chance”.”
    “A Day…” es emocionalmente cataclísmica por sus connotaciones de gran música y porque es otro beso al recuerdo de John, que compuso la melodía principal, pero siendo de Paul la parte central es un auténtico tema “Lennon-McCartney”.

    Imposible que no cante “Let It Be” ni “Hey Jude” con más participación del público, y en medio de ellas una literalmente explosiva versión de “Live And Let Die”, sin duda el mejor tema de la saga James Bond, junto al original…
    El cuerpo central del concierto ha concluido, con los elogios de Paul al público peruano, más enganchado que nunca, toda la emoción posible, y hasta un improvisado jam de Paul y banda para acompañar los “olé ole ole olé” de una concurrencia absolutamente entregada como no se ha visto y posiblemente nunca más se verá en estas tierras.
    Dos tiempos finales de “encore” y Beatles a tope:”Day Tripper”, ”Lady Madonna” y “Get Back”, luego un nuevo amago de despedida y vuelta al escenario para la infaltable “Yesterday” ,que siempre es recibida con embeleso-tal vez no sea mi caso, pero uno igual vive el momento-,”Helter Skelter” en una versión apabullante y el cierre final-final con “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band” / “The End”, que nos remite a los dos álbumes quizás más celebrados de los Fab.
    Y se va…se va pero queda imborrable en casi 50,000 personas la orgía emotiva de ésta noche inolvidable, de historia grande y de música excelsa atesorada por millones de almas en el mundo, de todas partes y edades.
    Con ella no caben estudios de marketing, ”targets” ,ni especulaciones que sí afectan a casi todos los demás nombres, incluso los más grandes, de la música contemporánea.

    Paul y los Beatles, los Beatles y Paul están muy por encima de eso.
    Gracias a Dios, gracias a Paul por su magia.

    El sueño devino en prodigiosa realidad.

    Un beatle tocó en el Perú.

    Hugo

    ResponderEliminar
  32. Hola mi estimado Huguito. Muchas gracias por tan interesante historia. Voy a proceder a contestar cada una de las 3 partes.

    Realmente todos tuvimos nuestra historia previa al concierto. Realmente el marco era impresionante y desde donde yo estaba en Norte, la visión era perfecta. Y el ambiente era maravilloso, las olas fueron el mejor reflejo de ello. Y es cierto, fue insoportable escuchar esos covers, pero todo era para esperar el momento tan anhelado.

    Continúo.

    ResponderEliminar
  33. Sin duda, la aparición de Paul fue EMOCIONANTE. Cuantos esperamos un momento así por décadas. Y el arranque fue espectacular con "Hello Goodbye". Beatlkes desde el saque. Y allí comenzó la fiesta. La conexión de Paul con el público fue mágica y la gente se entregó por completo. Nunca olvidaré "Band On The Run", cuando en mi sector, todos saltábamos abrazados con algarabía.

    Continúa.

    ResponderEliminar
  34. Lo que vino después fue un desfile interminable de emociones elevadas al máximo. Ni un solo tema representó un descenso en los decibeles de la euforia de la gente. Una tras otra, para moverte el bobo con fuerza. Y si no llorabas en una, lo hacías en la siguiente. No había tregua.

    Y lo único malo es que tenía que acabar el concierto. Pero nos dejó una huella indeleble en nuestra alma y corazón. Tuvimos el privilegio de ver a un Beatle en el Perú. Y estuvimos allí presentes. Eso no nos lo quita nadie.

    Gracias, mi querido amigo por compartir tu maravillosa vivencia. Compartimos haber visto a Brian y Roger y ahora a Macca. Hemos cumplido otro sueño.

    Un fuerte abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  35. Ay Luchín! Me has hecho vivir tu concierto como si hubiera ido con tu mancha! Qué emocionante como lo cuentas, no soy una fanática de Paul, me gusta, pero no al punto de fan, pero se me hizo un nudo en la garganta con el "qué viva el Perú carajo!" y lo que contaste de George Harrison, igual con el Give Peace a Chance.

    Al final, como en todo, no importa el lugar, sino lo especial del momento, y en norte igual realizaste tu sueño y te emocionaste y saltaste y cantaste como loco.

    Me vi toditos los vídeos, menos un par que ya no están disponibles en youtube. Me encantóoooooo el oe oe oe, qué lindo Paul, realmente lindo!

    Me imagino que el tipo que manejó bici junto a Paul, ese de naranja, al verse en el vídeo en el programa de Magaly, se habrá jalado de los pelos al verse juntito a Paul y no haberse dado cuenta. Yo la verdad, no me imaginaría que alguien como él saldría sin su mancha de guardaespaldas a la calle, qué lindas anécdotas dejó en Lima!

    Lindo recuerdo amigo! Beso!!!

    ResponderEliminar
  36. Hola Lenya. Muchas gracias por tu comentario.

    Me alegra mucho que te haya gustado esta crónica con lo que viví hace un año en este maravilloso concierto. Gracias por la observación de esos videos. Ya hice el cambio respectivo. Sin duda, su presencia en Lima hizo historia.

    Un beso grande.

    LUCHO

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddThis