ROYAL LANGUAGES

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 15 de febrero de 2014

MIS MEJORES AMISTADES FEMENINAS






Hemos llegado al post número 900 en el blog. Como he venido haciendo en aquellos posts de numeración importante como el 100 y hasta el 800, quería que este post sea especial y no un post más de los que normalmente escribo y publico cada semana. Aunque debo confesar que hasta fines de enero, no tenía definido sobre qué tema iba a postear. Incluso hasta llegué a pensar que mejor hubiera esperado hasta esta ocasión para publicar el post dedicado a Led Zeppelin -aunque la fecha en que fue publicado dicho post había sido la precisa, por los 70 años de Jimmy Page. Tras seguir deshojando margaritas y tras ver que este post número 900 iba a caer cerca del día de San Valentín, al final tomé la decisión de hacer algo diferente, algo sin tantos bombos y platillos -eso lo reservaré para el post número 1000 que saldrá entre setiembre y octubre. Pero ahora quise elaborar algo personal, un post simple y sencillo, sin que esté lleno de fotos o videos. Y sobre todo, algo acorde con esta semana de San Valentín.


Como se sabe, ayer viernes 14 fue el día de San Valentín, en donde se celebró el día del Amor y la Amistad. Para los que se encuentran con pareja, ya sea como enamorados, novios o esposos, la ocasión es propicia para celebrar ese amor que se tienen. Pero para los que no tienen pareja, al menos tienen el premio consuelo –algo así como lograr el tercer puesto en un mundial-, de celebrar el día de la amistad. En este punto me quiero detener porque soy una persona que sabe apreciar y valorar una buena amistad.


Para mí la amistad es un tesoro dorado que uno siempre debe cuidar, cultivar y conservar y la base fundamental en una relación de amistad es la confianza, la comunicación y el respeto. Me siento bendecido, afortunado y agradecido con las amistades que Dios ha puesto en mi camino. Tengo muy buenos amigos y amigas a quienes aprecio, estimo y quiero mucho, tanto en lo que concierne a amistades masculinas como femeninas. En lo que concierne a mis amistades masculinas, tengo grandes amigos que han transitado en diversas etapas de mi vida. Pero algo que debo admitir -y que la gente que me conoce lo sabe-, es que mis mejores amistades se encuentran en el lado femenino. Desde la época en que estudiaba en la universidad, siempre me llevé mejor con mis amigas y en muchas oportunidades me sinceraba de manera totalmente abierta con ellas. Será porque siempre me he sentido más en confianza con ellas, o porque tenía más empatía, lo cual se ha mantenido hasta la actualidad. Y un día después del día de la amistad, quiero dedicar este post a todas mis amistades femeninas, y detenerme en una trilogía real de las tres mejores amigas que he tenido a lo largo de toda mi vida. Esto no aminora el gran cariño, afecto y amistad que me une a mis grandes amigas que tengo y que no están en esta trilogía. Amigas como Mariellita Blades, Carmencita Philipps, Annabellita Rivera, Mary Melendez, Anita Lama, Yvon Dávila, Clarita Romero, mi recordada amiga Dianita García, Pepita Campos y Mapi Zevallos, forman parte de esa zona VIP super exclusiva entre mis amistades femeninas, y estoy seguro que seguirán allí por siempre. 


1.- La primera amiga que conforma esta divina trilogía es mi gran y linda amiga Pilar Ramos, mi querida Pili, my dear best friend. Nos conocemos desde marzo de 1985 cuando con unos amigos fuimos a una fiesta en casa de un conocido de ellos. Desde ese momento, surgió una gran empatía y familiaridad en el trato. E incluso como Pili era super conversadora –al igual que el loro de este servidor-, ese día conversamos harto y de todo. Recuerdo que se fue temprano de esa fiesta y al final me dio su teléfono para llamarla. A la semana siguiente la llamé y la química continuó y llegamos a conversar casi todos los días y nos mandábamos unas lorazas recontra largazas –que generaba que mi viejo me requintara a la hora que llegaban los recibos del teléfono. Además, siempre nos veíamos por lo menos un par de veces por semana en su casa y mínimo eran por lo menos tres horas de variadas conversaciones. Recuerdo que en ese momento me gustaba harto una chiquilla y Pili era mi confidente y mi especie de “doctora corazón”, y me daba sugerencias y tips. Aunque nunca pasó nada con esa chica –típica situación cuando te ponen la etiqueta de “amigo”-, pero ya Pili era mi pataza, mi amiga del alma, y como se lo dije en una de las veces que estuve en su casa, era como la hermana que nunca tuve y su amistad ya era un tesoro invalorable. Al año siguiente, la frecuencia disminuiría y nos vimos unas dos o tres veces más, pero con el cariño y afecto de siempre. Poco después ella viajó a Europa, y en Italia conoció a su esposo y se casaron aquí, y se fue a vivir a Italia. Allí mantuvimos el contacto por correspondencia –no había e-mail ni existía el internet en ese entonces- y nos reencontramos a fines de 1995 cuando vino con su hija Tess, en ese momento de 6 años. Fue un reencuentro super emotivo y como se quedó más de un mes en Lima, nos vimos en tres o cuatro ocasiones más, compartiendo momentos muy gratos. De allí nos volvimos a ver en el 2004, me parece, cuando vino sola en esa ocasión. Por la cantidad de compromisos que tenía, se hacía imposible que nos viéramos hasta que un día antes que regresara a Italia, separó ese día y nos vimos en su casa en la noche. Allí Pili conoció a mi esposa Silvana y pasamos un momento super especial, loreando harto como en las viejas épocas. Luego de ello, nos volvimos a ver en diciembre del 2012, justo en el día de su cumpleaños, cuando nuevamente vino a Lima sola. Habían pasado casi 8 años y otra vez la emoción se hizo presente en ese reencuentro y compartimos otro momento super grato. El año pasado estuvo varios meses acá pero por temas de tiempo, no pudimos vernos, pero siempre nos comunicábamos por teléfono o Facebook. Y hace poco nomás me dejó un lindo saludo por mi cumplemenos y me dijo que nuevamente estaba en Lima y de inmediato nos comunicamos. Con Pili siempre mantenemos ese contacto y esa confianza de poder conversar de todo. Y de hecho que me veo a los 60 o 70 años –si el de arriba no tiene otros planes- siguiendo en contacto con ella y loreando harto, acordándonos de nuestras conversas ochenteras. Querida Pili, gracias por tantos años de amistad entrañable. Te quiero mucho.





2.-  La segunda amiga que forma parte de esta trilogía es mi maravillosa amiga Pelusa Sánchez. Nos conocimos el 26 de Setiembre de 1991 y recuerdo la fecha porque fue al día siguiente del cumpleaños de mi viejo y realmente, el conocernos fue algo que tuvo más probabilidades de no ocurrir, que de ocurrir. Me explico. En ese año 91 yo trabajaba en un estudio que quedaba en Paseo de la República, por la Plaza Grau y estaba recontracansado porque la noche anterior habíamos celebrado en casa hasta tarde el cumple de mi viejo. Y en esa época tenía un gran amigo y colega, que tenía su oficina en un edificio en el Centro Cívico, y nos veíamos con frecuencia. Ese día 26 estaba tan cansado que no quería salir de la oficina, pero me mandaron a hacer una gestión por allí nomás y salí. Aprovechando que estaba afuera, fui a visitar a mi amigo y justo ya estaba por salir y ya no regresaba en el día. Me comentó que esa noche era su graduación de un curso que había seguido en el Colegio de Abogados y me invitó. Honestamente no tenía cuerpo para ir y le dije que iba a hacer todo lo posible para ir, porque esa noche lo único que quería ver era mi cama. Pero considerando que se trataba de un gran amigo y que solo había invitado a pocas personas, al final decidí ir, pero con la idea de estar un ratito y con las mismas, regresar a mi casa a dormir de largo. Llegué a la ceremonia y cuando se pasó al brindis de honor, mi amigo me saludó y me agradeció y me presentó a un par de amigos suyos. Tomé un par de vinos y mientras miraba alrededor, iba pensando en el momento de retirarme. Cuando en un momento, volteé y giré hacia la izquierda, y ví un par de damas, que me saludaron asentando con la cabeza. Al comienzo pensé que se habían confundido, pero me di cuenta que a mi costado estaba uno de las personas que mi amigo me había presentado, y como ellas estaban con él, me imaginé que pensarían que yo era amigo suyo. Como no conocía a nadie, respondí el saludo cortesmente y me acerqué y me presenté. Fue una feliz coincidencia, porque si en ese momento no hubiera volteado, quizás ni hubiéramos coincidido y hasta de repente, me hubiera retirado después de un rato. Una de estas chicas había ido con este amigo de mi amigo, y me puse a conversar con la otra chica, quien precisamente era Pelusa. Nos pusimos a conversar y de inmediato sintonizamos, loreando harto y de todo. Al final, recuerdo que mi amigo quien se graduaba, nos dijo que nos íbamos a ir a seguirla a una discoteca. Mi cuerpo pedía cama, pero mi ánimo me sugería hacer el sacrificio porque la estaba pasando super bien con esta nueva amiga. Y nos fuimos para allá, y la conversa continuó en un grado de harta naturalidad y confianza. Recuerdo que ella me contó un par de cosas muy personales, lo cual reflejó bastante confianza. Después de esa ocasión, me dio su fono y a la semana siguiente la llamé y nos vimos en su casa el siguiente viernes. Y realmente ese fue el punto de partida de una maravillosa amistad. 

Con Pelu tenía la confianza suficiente de conversar de todo, y también se convirtió en mi confidente y a veces, en mi paño de lágrimas, y me decía las cosas sin anestesia. Por lo menos, una vez al mes o cada dos veces, siempre nos veíamos un viernes para ponernos al día, y tomando siempre un par de vinos, quedándonos muchas veces hasta las 2 o 3 de la mañana, sin que absolutamente nada pasara. Recuerdo que en ese entonces, algunas amistades mías y también familiares de ella, preguntaban si había algo de por medio. Mis amistades me sugerían que cruzara la línea y su familia –ella vivía con su tía, su prima y su sobrina- se extrañaba porqué me quedaba hasta tan tarde y no tuviese otras intenciones. La verdad era que se trataba de una amistad real y auténtica y cuando tienes la dicha de contar con ello en tu vida, eres consciente que lo mejor es nunca cruzar esa línea para que la amistad no deje de ser la misma. Y eso se ha mantenido hasta la fecha. Pelusa estuvo presente en varios hechos en mi vida, cuando estuve con mi anterior pareja, cuando murió mi padre, cuando la invité al matrimonio de mi hermano Alex, cuando me separé de mi anterior pareja y cuando comencé mi relación con mi esposa, y también estuvo presente en mi matrimonio. Algo gracioso que recuerdo fue cuando en 1994 me dijo que estaba con una persona que era de Inglaterra, Andy, y quedamos en vernos un viernes para conocernos. Yo en broma le decía, “me va a querer agarrar a golpes, me va a prohibir verte”, pero ella se mataba de la risa y me decía que nada que ver, que él quería conocerme. Ese viernes fue un momento super grato y como Andy era británico, conversamos de música y le gustaba el buen rock clásico británico de los 60's, y él siendo británico se sorprendía de que yo supiera cosas y datos que hasta él se había olvidado y hasta se mataba de la risa. Hasta ahora ambos siguen juntos y viven juntos. Con los años, Pelusa se mudó y le perdí el rastro. Quería ubicarla y comunicarme con ella, pero no tenía cómo. Y nuevamente la providencia extendió sus hilos, y un día estando en Ripley, haciendo cola para hacer un pago, vi en la cola a una persona de cara conocida. Era una chica que se me hacía conocida, pero no me acordaba de dónde. Tampoco podía ser descarado en mirarla fijamente porque estaba acompañada de alguien. Cuando instantáneamente los recuerdos se me vinieron a la mente, y era la prima de Pelusa. De frente la abordé y la saludé, y se acordó de mí. Le conté que le había perdido el rastro a Pelusa y me dio todos sus datos, los números de su celular y su casa y su e-mail. Al toque la llamé y restablecimos contacto, y nos volvimos a ver en el 2008. De allí pasaron buenos años para volvernos a encontrar y al menos, el contacto siempre se mantiene y cuando nos vemos, siempre pasamos un grato momento con mi esposa Silvana y con Andy. Lo bueno es que cada vez que nos vemos, es como si no hubiera pasado el tiempo y siempre conversamos largo y tendido, horas de horas. Sin duda, es una de las mejores amigas que Dios pudo haber puesto en mi camino. Te quiero mucho, Pelusita.




3.- Concluyo con esta trilogía dorada. El 31 de Diciembre del año pasado, en mi último post del 2012, escribí textualmente lo siguiente: “Asimismo, otro muy, pero muy grato momento fue también conocer personalmente a mi muy linda amiga y colega bloggera Daria Indema, con quien desde el momento en que conversamos por celular, hubo una gran empatía, química, naturalidad y enorme confianza, como si se tratase de una amiga a quien conociera de muchos años, generando como resultado una muy bella, hermosa  y transparente amistad. Como en la frase final de "Casablanca", SE que éste es el inicio de una muy bella y larga amistad. Gracias por existir, mi querida Bubu”. Ha transcurrido mes y medio desde que hice esa afirmación en mi blog y lo único que puedo decir es que en todo este tiempo, esta amistad con Daria Indema ha crecido más, llegando así Daria a convertirse en una muy buena amiga. Primero que nada, señalo que Daria -a quien también siempre llamo Bubu- es el seudónimo que ella mantiene en el mundo bloggeril, en donde mantiene el anonimato. Inicié contacto virtual con ella, en el 2011, cuando me topé con su blog. En noviembre del 2013, supe que ella iba a estar por Lima –vive en el cálido norte- y que iba a vender chocotejas preparadas por ella con una noble finalidad. Le dejé un comentario en su muro que contara conmigo y que coordinaríamos cuando estuviera por acá. Hasta allí todo bonito y nada más. En Diciembre del año pasado salí de vacaciones a partir del viernes 20, pero estaba con la cabeza en otro lado por un pago pendiente que me tenían, y hasta me había olvidado del tema de las chocotejas de Daria. Recién me aseguraron que ese pago podría salir el lunes 23. Paralelamente se había acordado una reunión de bloggeros de la página “Bloggeros Unidos”, a la cual iba a ir Daria, y era motivo perfecto para el tema de las chocotejas que le iba a pedir. Pero como mi cabeza estaba en otro lado, no estaba seguro si iría a esa reuna. Cuando aparentemente me dijeron que iba a ver ese pago ese día 23, me acordé de Daria –quien ya estaba en Lima-, y siendo las 12:50 del mediodía, decidí escribirle un inbox para decirle que de todas maneras me apuntaba con las chocotejas y que cualquier cosa, nos comunicábamos por esa vía del Facebook. En ese momento, iba a cerrar sesión en el Facebook, pero me vinieron unos deseos irrefrenables de ir al baño y me paré rápido y después cerraría sesión. Cuando regresé, me di con la grata sorpresa de que Daria me había contestado de manera inmediata y le respondí al toque, haciendo también ella lo mismo. Estando online, nos pusimos a conversar de lo más bien y con bastante empatía y de manera muy amena. Habremos conversado como 40 minutos y al final le di mi número de celular para que me llamara por si necesitaba algo y para coordinar lo de las chocotejas, porque por cuestión de tiempo, no la iba a llevar a la reuna bloggera. Quedamos así y a eso de las 4:00 pm, vi en mi celular una notificación de que un número quería comunicarse conmigo. Normalmente cuando sucede eso, y es un número que no conozco, borro el mensaje y ni llamo. “Ya llamará de nuevo” es lo que me digo. Pero no se porqué en ese momento decidí marcar ese número para saber quién me había llamado. Me contestó una voz de mujer y le dije que me habían llamado de este número a mi celular y quería saber de qué se trataba. Segundos después escuché las siguientes palabras: “Luchito, soy Daria”. Ella había marcado mi número para grabarlo en su celular y me llegó esa notificación. En ese momento, desde que conversamos por celular, se generó una muy buena empatía, química, como si se tratase de una amiga a quien conociera de muchos muchos años.

El 27 nos conocimos personalmente, aunque no era el caso de dos personas que recién se ven por primera vez. Nos dimos un gran abrazo y en el lugar donde fuimos en Barranco, me aseguré de sentarme cerca a ella para seguir conversando. Luego de ello, como estaban pendientes las chocotejas, quedamos en vernos el día lunes 30 de Diciembre en el Real Plaza en Lima en la tarde. El pretexto eran las chocotejas, pero la ocasión era perfecta para seguir fortaleciendo esta amistad y fuimos a almorzar al Pardo's. Después de ese día, seguimos con la comunicación y como las chocotejas estuvieron bien ricas, le volví a hacer otro pedido, pero como ella estaba con el tiempo muy limitado, quedamos en vernos en el Jockey Plaza el viernes 3 de Enero pero solo una hora, a las 6 pm. Y nuevamente en un clima de confianza absoluta, conversamos de todo y con mucha sinceridad. Incluso en un mes tan negro para mí lo fue Enero, siendo el peor inicio de año de toda mi existencia, algo que le agradezco de por vida fue su permanente interés y preocupación acerca de cómo me encontraba y cómo iban las cosas en el trabajo, siempre con palabras alentadoras y llenas de mucho cariño. Eso no tiene precio y eso fortaleció más esta maravillosa amistad que nos unía. Querida Bubu, gracias por existir y por ser una parte muy importante de mi vida. Te quiero mucho. 




20 comentarios:

  1. las amistades son lo mejor... yo también me he llevado siempre mejor con las mujeres, vaya usted a saber. yo no tengo amigos de esos que se van de juerga o que se reunen par jugar video juegos, ni para conversar. Tengo amigos sí, pero no a ese nivel. Me sorprende como te recuerdas fechas exactas. yo no me acuerdo ni los años. Seré un mal amigo?. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Las amistades femeninas son radicalmente a las masculinas; una buena amiga es incondicional, las "amiguitas" o las "amigas buenas" van y vienen.

    ResponderEliminar
  3. Hola Eduardito. Muchas gracias por tu comentario.

    Concuerdo contigo. Nada como las leales amigas. Y esos tres casos son claro ejemplo de ello. Sobre las fechas, a Dios gracias, conservo mi buena memoria, y el "alemán" no me visitado y le está prohibido el ingreso, je je.

    Un fuerte abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  4. Hola mi estimado Elmo. Gracias por comentar.

    Nuevamente Eduardo se te adelantó, je je.

    Un abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  5. Hola de nuevo Elmo. Gracias por comentar.

    100 % de acuerdo contigo. Una buena amiga es incondicional. Y qué mejor evidencia para mí que estos tres casos.

    Un fuerte abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  6. Luchito amigote lindo, mil gracias por tus palabras tan emotivas , que has dedicado para mi hoy en tu blog, que felicidad me has dado y gran sorpresa también! Que decirte? miles de cosas , gratitud, felicidad a, emoción... pero mas que nada no me sorprende que como siempre has hecho una labor excelente de memoria, produciendo una crónica perfecta , sobre nuestro compendio que incluyen décadas , de amistad especial y verdadera. Has hecho florecer gratos recuerdos en mente, saltan conversaciones finas, todo tipo de argumentos hasta temas políticos y sobre todo música Rock : Queen por excelencia!..De todo nuestras conversas y correspondencias epistolares, telefónicas, con jaladas de mechas de respectivos padres ja ja , de todo eso Luchito, yo me siento "súper honorada" y agradecida con la vida de haberlas podido compartir contigo, mi querido amigo.

    La amistad existe, pese a los annos , distancias , diferencia de géneros , idiomas etc etc...existe si hay verdadera ganas de compartir lo mejor que el intelecto y cariño sincero pueda ofrecerte, pueda ofrecerte, siempre que tengas una curiosidad inmensa, que une dos seres ochentenos rockeros, como somos nosotros! Eres un gran persona y personaje sobre todo gran amigo , te agradezco por todo eso ah recuerda : tienes siempre un sitio muy especial en mi corazón Luchito: Amigote !!

    Pili

    ResponderEliminar
  7. Qué genial contar con tanta gentr buena a tu alrededor. Siempre he sabido q a los amigos se les cuenta con los dedos de una sola mano. Aquí faltan los hombres y listo! Qué más se puede pedir.
    Sigue adelante luchito!
    Un besote!

    ResponderEliminar
  8. Hola mi querida Pili. Muchas gracias por tu comentario.

    De todo corazón, agradezco todas y cada una de tus hermosas palabras. Realmente tantos maravillosos recuerdos nos unen y que el tiempo se ha encargado de atesorar y darle el valor que realmente corresponde. Es cierto, una amistad auténtica existe cuando dos personas comparten ese mismo sentimiento y ese mismo deseo de recorrer un bonito camino juntos, sin importar edades, distancias o gustos y colores. TU has sido mi primera best friend y estás en un lugar hiper especial de mi "Olimpo de Amistades". Has sido y eres una de las mejores amigas que Dios pudo haber puesto en mi camino. Y eso va seguir por el resto de nuestras vidas.

    Te mando un abrazo gigante con todo mi amor, amistad y cariño. Te quiero mucho, mi querida Pili. Ah y para no perder la costumbre, acuérdate de Jim de la Selva y del mono cuando abría la bocota, ja ja ja. ¿Ya bostezaste? ¡Mono, mono, mono! Ja Ja Ja. Te quiero amiga linda.

    Tu amigo de toda la vida.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  9. Hola querida Marité. Muchas gracias por tu comentario.

    Agradezco muchísimo tus palabras. Sí, me siento bendecido de contar con maravillosas amigas, como los tres ejemplos que forman parte de este post.

    Muchas gracias por la conversa de anoche y por tu genuino interés sobre cómo estaba. Lo valoro inmensamente.

    Te mando un abrazo super grande.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  10. Luchito!!! :') morí de felicidad!! está lindo, palabra por palabra, gracias por la amistad y la confianza como te lo dije desde un principio, por ayudarme y acompañarme en mi aventura titánica el día que llamaste a mi cel y yo andaba perdida en los quintos infiernos.

    Eres alguien a quien le doy muchas gracias por muchas cosas, escucharme, aconsejarme, acompañarme a la distancia.

    Te quiero mucho Yoguicito :D ya llegará el reencuentro en julio y será muy emotivo, bastante!

    Te quiero hartote! abrazos desde Bubu'sHeart!! :D

    Saludotes!

    ResponderEliminar
  11. Hola mi linda Daria. Muchas gracias por tu tan lindo comentario.

    Soy yo quien te agradece por tus tan lindas palabras. Fue mágico esa primera llamada y como te lo dije después, me generó mucha preocupación saber que estabas en ese problema. Y felizmente, después me confirmaste que llegaste sana y salva. Gracias a tí por haberme acompañado a la distancia en los peores momentos del mes de enero.

    Estoy convencido que ese reencuentro será maravilloso porque tendremos tanto por lorear y sobre todo, por el abrazo de Yogui que te daré. Te quiero muchísimo y siempre serás mi mejor amiga. Como TU no hay.

    Te mando el más grande mega abrazote de oso Yogui con todo mi amor, amistad y afeco.

    Tu amigo para toda la vida.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  12. Hola Maxwell. Muchas gracias por tu comentario.

    Total y plenamente de acuerdo contigo. Tal como también escribiste en tu post, las queremos un montón. Y en mi caso, es aplicable a los tres ejemplos que he citado y sobre todo, a mi mejor amiga, a quien quiero muchísimo.

    Un abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  13. Luchito no te imaginas q emocion realmente me siento super orgullosa de ser unas de tus mejores amigas. Mil gracias, amigos como tu AHORA ya no se encuentran.

    Un besote ya nos comunicamos y mil gracias por ser una de la elegidas en tu largaaaaaaaaaaaa cola de amigasssssssssssss q tienes jajajaja. Mil besitos y me has hecho recordar cosas que mi mente no se acordaba, el aleman aveces me agarra jajajaja

    Un besote y besitos para Silvana.

    Pelusita

    ResponderEliminar
  14. Hola Lucho:
    Qué lindo lo que escribiste, qué lindo es tener amistades así de fuertes. Yo lamentablemente no puedo decir lo mismo, por algún motivo u otro no puedo conservar a mis amigos, hasta el punto de que recientemente he comenzado a hacer terapia para ver qué es lo que estoy haciendo mal.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  15. Hola Pelusita. Muchas gracias por comentar.

    Agradezco enormemente tus bellas palabras. Hemos compartido tan buenos momentos y eso queda en el recuerdo para siempre. Son más de 22 años de gran amistad que nos une y seguirá por siempre. Gracias por esa invalorable amistad que nos une.

    Te mando un abrazo muy grande.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  16. Hola Sil. Muchas gracias por tu comentario.

    Agradezco tus palabras. Me considerado privilegiado de contar con tan buenas amistades, como los tres ejemplos que he puesto. Y nunca es tarde para conocer a una buena amistad, el mejor ejemplo de lo que te digo es el tercer ejemplo.

    Un abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  17. La amistad nace y nunca muere...es puro amor..no necesitas más que darte a ti mismo con todo lo que eres..y con eso basta.

    Gracias por dar tanto de tí, Luchito... una hermosa amistad!!

    Mimy

    ResponderEliminar
  18. Hola Mimy. Muchas gracias por tu comentario. Que gusto tan inmenso volver a tenerte por acá.

    Concuerdo plenamente con lo que has afirmado. Nada mejor que dar y entregar sin esperar nada a cambio. Gracias por tus lindas palabras.

    Te mando un abrazo muy grande.

    LUCHO

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddThis