ROYAL LANGUAGES

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 26 de mayo de 2013

BAYERN MUNICH - BORUSSIA DORTMUND: UNA FINAL INOLVIDABLE







Sinceramente no estaba entre mis planes escribir este post, pero ha sido tal la emoción de haber presenciado un excelente partido que fue un verdadero himno al futbol, que me animé a hacer un post algo improvisado, pero que lo sentía como una necesidad de expresar lo que sentí ayer sábado 26. En efecto, para los que amamos el futbol, el 26 de Mayo del 2013 debería ser considerado como una fecha muy especial en que se celebre el Día del Fútbol. Ayer, se realizó la final de la Champions League en el mítico estadio de Wembley, en Inglaterra, entre los dos mejores clubes no solo de Alemania, sino de toda Europa: Bayern Munich y Borussia Dortmund. Atrás habían quedado Barcelona y Real Madrid, los favoritos de Michael Platini, titular de la UEFA. Y realmente desde que conocieron los finalistas de este torneo europeo, la expectativa que tenía era enorme, y sinceramente contaba los días para que llegase el día esperado. En el papel, el que era favorito era el Bayern Munich, no solo por su campaña arrolladora en la cual dejó en el camino al Arsenal, Juventus -actual campeón italiano- y humillando al Barcelona -actual campeón de la Liga Española- con dos triunfos de 4-0 y 3-0 -en el mismo Camp Nou. Además el hecho de haberse consagrado campeón de la Bundesliga, con más de 20 puntos de ventaja sobre el segundo lugar que fue precisamente Borussia Dortmund, le daba un ligero favoritismo. Y digo ligero porque Borussia Dortmund no era el equipo que había llegado a la final de pura suerte o por los avatares del destino, o que solo se conformaba con haber llegado a la final. Fueron primeros en su grupo que fue considerado el "Grupo de la Muerte", superando al Real Madrid, Ajax y Manchester City, cuando muchos pensaban que no clasificaría. Luego en Octavos superó al Shaktar Donetsk de Ucrania, en Cuartos de Final al Málaga de España, y en Semifinales volvió a reafirmar su superioridad ante Real Madrid, el gran favorito. Nadie le  había regalado nada al Borussia y llegaba para ser protagonista de la final y no para aspirar a no perder ante el favorito, Bayern Munich. Si a eso, agregamos que además estábamos ante el clásico del fútbol alemán, ello contribuía a generar la convicción de que en esta oportunidad tendríamos una verdadera final de futbol y no un duelo de estrategias diseñadas para medir y esperar al rival y no perder el partido. No, definitivamente íbamos a tener un partido vibrante.


No es el propósito de este post hacer un relato detallado y descriptivo de los 90 minutos jugados ayer. Eso lo vieron ustedes ayer y no necesito ser reiterativo. Lo que haré será dar mis impresiones sobre esta final europea. Y desde que sonó el pitazo inicial, Borussia salió con todo, dispuesto a tumbarse abajo cualquier favoritismo pre-existente. Simplemente Borussia salió a neutralizar al Bayern, y no lo dejó armar, apropiándose claramente del dominio del mediocampo y llegando con peligro al arco de Neuer. Es más, el arquero titular de la selección alemana sacó más de un balón que iba directo a las redes y lo justo fue que el Borussia se hubiera ido al descanso con uno o dos goles de ventaja. Aunque en los últimos 10 minutos, el Bayern como que se soltó un poco y tuvo algunas llegadas de peligro, con Robben nuevamente repitiendo su "maldición" al fallar tres goles cantados. Pero en el segundo tiempo, el ritmo siguió siendo igual de intenso y vibrante, pero esta vez con el Bayern imponiendo su oficio y llegando con bastante peligro al arco de Weidenfeller. Y a los 14 minutos del segundo tiempo, Robben comenzaba a romper con esa especie de maldición que recaía sobre él, y le dio un perfecto pase a Manzukic y llegó el primer gol del Bayern, quien comenzaba a acariciar la Copa. Pero la alegría duró poco, porque 7 minutos después, a los 21 minutos, Dante tuvo la bestialidad de cometer una falta innecesaria dentro del área a Reus y el árbitro sancionó penal a favor del Dortmund, el cual fue ejecutado por Gundogan y marcando el empate 1-1. De nuevo y a acomodarse. Los siguientes 22 minutos fueron de ida y vuelta, pero con un amplio dominio de Bayern Munich, que ya merecía el segundo gol. Y cuando muchos ya nos íbamos preparando para ver los 30 minutos del suplementario, una genialidad de Robben al pelear un balón, ganarlo y batir con clase y calidad al portero del Borussia, marcó así el 2-1 y reivindicando su nombre de manera total y absoluta. Una muestra más de que el futbol te da la posibilidad de tener una revancha. Un año atrás, Robben era el tipo más odiado en Munich al haber fallado clamorosamente goles cantados en la final del año pasado, que perdieron por penales ante el Chelsea. Hoy se convertía en el héroe del partido y le daba al Bayern su quinto título en la Champions League, y francamente su desbordante emoción y sus lágrimas eran contagiantes. Se hacía justicia con este gran jugador holandés. 





Por su arrolladora campaña y por su mayor dominio en el encuentro, Bayern Munich fue un justo campeón. Pero todos los honores del caso al Borussia Dortmund, que en ningún momento fue pasado por encima ni vino a la final a especular con el resultado. Me atrevo incluso a decir que si el rival en la final no hubiera sido el Bayern sino el Barza, ahorita estaríamos hablando de un nuevo título europeo para el Borussia. Un gran equipo, que destacó precisamente por ser eso: un equipo de verdad, sin estrellas y sin depender de la genialidad de un solo jugador. En cuanto al Bayern Munich, demostró ser el mejor equipo del mundo en la actualidad. Que me disculpen los ocho clubes sudamericanos que disputan en este momento los Octavos de Final de la Copa Libertadores, pero no tienen nada que hacer ante el Bayern Munich. En los años que tengo viendo fútbol, esta ha sido la mejor final que he visto en toda mi vida. Lo usual es que en una final, los dos equipos se respeten, se guarden un poco y estudien al rival, y esperen en su campo. O a veces, el partido es de dominio total de un equipo sobre otro. Eso no sucedió ayer, y desde el primer minutos, ninguno de los dos equipos se guardó absolutamente nada y en ningún momento renunciaron al ataque, yendo siempre hacia adelante al arco rival y buscando el gol. Fue un final vibrante y emotiva, en donde ninguno de los dos mereció irse como perdedor. Eso fue un himno total al fútbol, comparable con ese épico Brasil-Francia del mundial de México 1986, en donde el balón salió del campo de juego muy pocas veces y en donde no hubo una sola tarjeta roja. Se jugó con fuerza pero no con mala intención.  Francamente en todas las academias de futbol, deberían ponerle este partido a todos lo que recién comienzan para que sepan cómo debe jugarse el futbol: con entrega, garra y dando espectáculo. Y por último, como peruano, me alegró mucho este nuevo título en la carrera de Claudio Pizarro, quien me atrevo a decir que es uno de los tres jugadores más exitosos en la historia del fútbol peruano. Al margen de la sequía goleadora que ha tenido en la selección peruana y la deuda que tiene aún con la afición, hay que ser mezquinos para no reconocer lo muy exitosa que ha sido su trayectoria en Alemania. Verlo levantar la "Orejona" y con la bandera peruana fue muy emocionante.

Por último, como hincha del fútbol, solo me resta decir lo siguiente:

¡GRACIAS BAYERN MUNICH! ¡GRACIAS BORUSSIA DORTMUND! ¡QUIENES AMAMOS ESTE DEPORTE JAMAS OLVIDAREMOS ESTA FINAL!






10 comentarios:

  1. Hola Lucho: Solo podría agregar a tu comentario q en el gol del triunfo la jugada "de taco" q hizo Ribery quebró la defensa del Dortmund, permitiendo la entrada de Robben.
    Me alegro x este jugador xq en las definiciones internacionales siempre había perdido goles definitivos. Me acuerdo de esos 2 "mano a mano" con Casillas. Creo q era el título para Holanda -aunque inmerecido- pero igual.
    Tengo 2 anécdotas de este Partido: Un buen amigo nos invitó a ver el Partido a su casa en un TV de 60 y 3D. Primera vez q veía uno en 3D y me gustó. Y la otra es q otro amigo del cole -y FB- fue el q le dió su bandera a Claudio terminado el partido.
    Un abrazo y ahora a esperar la Copa Confederaciones!
    Coco

    ResponderEliminar
  2. Hola Luchito:
    Comparto totalmente tu punto de vista...Fue un partidazo de principio a fin y la verdad es que el futuro campeon de la Copa Libertadores, no la tendra nada facil en el Mundial de Clubes y peor aun si el proximo entrenador va ser el Gran Guardiola, el Bayern va dar que hablar por mucho tiempo...Me alegro mucho ver la bandera peruana ondeandose en Wembley...Ojala esto sea un alisiente para Pizarro y cumpla como se deba en la Seleccion...Cariños...Clara

    ResponderEliminar
  3. Mi estimado Lucho:

    También disfruté mucho este partido. Felizmente que desde el año pasado las finales de la Champions son los días sábados, así que por fin puedo disfrutarlas en directo. A diferencia del partido aburrido del año pasado, gracias al amarre del Chealse, este año la situación fue mucho mejor. Merecido el triunfo del Bayern, aunque no en el primer tiempo, por su mayor dominio en el segundo tiempo y por definir en los momentos claves del partido. Coincido con Coco sobre la genialidad de Ribery, que fue medio gol y que permitió el jugadón de Robben.
    Sobre el dominio del Bayern creo ya es evidente y, para mala suerte de los equipos de la Liberadores, no les veo opción apra el mundial de clubes.
    Finalmente, a pesar de que me pareció un buen partido, considero la final del 2011 entre el Barcelona y el Manchester United como la mejor final de la Champions que he visto, gracias a esa aplanadora de excelente fútbol del Barcelona que hizo parecer al Manchester un club de medio tabla (¡y qué equipazo era!).

    Un abrazo.

    André

    ResponderEliminar
  4. Hola mi estimado Coco. Muchas gracias por tu comentario.

    Muy cierto, Ribery le facilitó ese balón a Robben para el segundo gol, pero Robben se metió con todo a luchar ese balón. Al final se hizo justicia con este buen jugador holandés. Y buena voz lo que me cuentas de haber visto este partido en 3D. Y que estupendo lo de la bandera peruana que lució Pizarro.

    A esperar este próximo torneo.

    Un abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  5. Hola Clarita. Muchas gracias por tu comentario.

    Fue un partido fabuloso y una final soñada para los que gustamos del futbol como espectáculo. Y fue emocionante ver nuevamente la bandera peruana flameando en una final de lujo.

    Un abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  6. Hola mi estimado André. Muchas gracias por tu comentario.

    Fue un excelente encuentro de alto nivel, tan diferente a la de los dos años anteriores. Concuerdo contigo en la magistral clase de futbol que dio el Barcelona en el 2001 ante el Manchester United. Como nivel de futbol fue algo inigualable, aunque lo bueno de este último partido fue que ambos mostraron nivel para alzarse con el título. En cambio el Manchester hace 2 años fue pasado por encima por el Barza.

    Un abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  7. Un gol a los 89 minutos si que todo se viene abajo y es una alegría total!! y me da gusto que Pizarro haya mostrado la bandera ante el mundo :)

    Buen partido!! me gustó

    ResponderEliminar
  8. No sé de donde me vino la idea de que no te gustaba el fútbol.

    ResponderEliminar
  9. Hola Maxwell. Muchas gracias por tu comentario.

    Muy cierto, un gol faltando tan poco para que acabe el partido, genera las dos emociones: euforia total por el momento en que llega, y frustración total para el que recibe el gol porque es muy poco lo que puedes hacer. Una gran final.

    Un abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  10. Hola Elmo. Muchas gracias por tu comentario.

    Equivocada percepción, mi estimado. Siempre me ha gustado el fútbol. Al que no le gusta es a Eduardo.

    Un abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddThis