ROYAL LANGUAGES

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 4 de mayo de 2013

20 AÑOS DESPUES: RECORDANDO SIEMPRE A MI PADRE






Sinceramente no estaba entre mis planes escribir el día de hoy, sábado 4 de mayo del 2013 este post, porque ya hace cuatro años, lo había expresado todo acerca de mi padre en un post (http://royaltrilogy.blogspot.com/2009/06/recordando-mi-querido-viejo.html). Pero a medida que avanzaba el día, me puse a pensar en que hoy es una fecha especial. Son 20 años desde que mi padre partió al reino espiritual, no 19, ni 21 ni 23. Y a modo de preparar una especie de apéndice al post que publiqué en el 2009, es que decidí escribir este post.


Han transcurrido ya 20 años desde ese momento en que nos dejó físicamente y siempre lo tengo presente, como un recuerdo vivo. Claro, sin llegar a extremos, porque la idea es siempre recordar con alegría y un poco de nostalgia y quizás algo de melancolía, pero no con tristeza ni con un dolor fuerte que me impida hablar de mi viejo. Como dije en el post que le dediqué a mi madre el año pasado, respeto a las personas que toman la decisión de no hablar de la persona que los dejó porque así quieren evitar que les duela, pero en mi opinión, eso es mandar el recuerdo de aquellas personas que fueron parte de nuestras vidas al baúl de los recuerdos y cerrar ese baúl con candado. Aceptar eso es simplemente pensar que la vida se termina acá y no es así, porque el día que abandonemos este mundo nos reencontraremos con los seres queridos que se nos adelantaron en el camino. Es solamente una separación temporal hasta cuando suceda ese esperado y anhelado reencuentro. Y desde que tuve la oportunidad de leer el año pasado el libro "El Plan de tu Alma" de Robert Schwartz, esa creencia la tengo mucho más definida y reforzada y por eso, no me cuesta hablar de mi padre y recordarlo con cariño y amor.



Siempre recuerdo lo que fue ese día 4 de Mayo de 1993, del cual no comenté en el post que le dediqué a mi viejo en el 2009. Ya sabíamos con mi hermano Alex y con la familia, que el viejo estaba en fase terminal y no había nada que hacer. Los detalles los comenté en el post que señalé en el primer párrafo, y yo estaba acompañando a mi viejo en Huachipa en un centro naturista del Dr. Casanova. Mi tía Elba –hermana de mi padre- y mis primas Vicky y Jenny habían venido de USA para acompañar a mi viejo y por qué no decirlo, estar en sus últimos días. Cuando  mi viejo entró a ese centro naturista el 21 de abril, guardábamos una pequeña esperanza de que pudiera recuperarse. Pero los días pasaban y no mostraba señales de mejoría y recuerdo que el día 3 con mi tía Elba, mis primas  y otra tía más –mi recordada tía Victoria-, fuimos a buscar al doctor para que nos dijera las cosas y si había alguna esperanza o no. Y en ese momento, el doctor nos confirmó que no había nada que hacer y que mi viejo estaba en fase terminal. Eso fue algo que me iba haciendo la idea, pero igual fue como una bomba de agua fría y en ese momento, la inquietud no era si se recuperaría o no, sino cuánto tiempo le quedaba de vida. En ese momento, la preocupación en mi familia era que al menos, sus últimos días los pasara en una clínica o en un lugar donde estuviera mejor atendido. Y en ese aspecto, mis queridos tíos Gustavo y Marujita empezaron a averiguar en el Instituto de Neoplásicas y en el Seguro, pero el tema se complicaba porque el estado de mi padre era terminal y normalmente no recibían pacientes en ese estado. Paralelamente, en la tarde de ese lunes 3 de mayo, la doctora que también veía a mi padre, me dijo que no pasaría de 48 horas y que se iría tranquilo, como una vela que iba apagando y sin sufrir. En ese instante, recuerdo que llamé a mi hermano y le conté lo que me habían dicho y le dije que que en mi opinión era mejor el viejo se quedara allí y al menos, que sus últimas horas las pasara en paz. Y que si alguien en la familia objetaba eso y hablaba que era mejor que fuera a una clínica, al final, éramos los dos los únicos que tomábamos la decisión final. Y así fue. A la mañana siguiente, el viejo se despertó, el médico lo vio y se puso a descansar un rato. Yo estaba sentado a su lado, mientras leía un periódico. Como ví que se había quedado dormido, salí un ratito afuera. Eran como las 11 de la mañana, y varios minutos después, llegó allí mi prima Chabela –la hija de mi tía Letty, hermana de mi madre, y lo más cercano a una hermana para mí- y le conté lo que había pasado en las últimas horas. Al rato, entramos un rato a ver al viejo y en eso, vimos que le estaba faltando el aire y tenía dificultades para respirar. En ese momento, mi prima corrió a buscar a la doctora, quien llegó con dos enfermeras para ver a mi padre y nos pidieron que esperábamos afuera. En ese momento, mi prima y yo nos abrazamos, previendo que el final ya estaba cerca. Y a los pocos minutos, salió la doctora y nos comunicó que mi padre había fallecido. Lo que vino después, fue duro y en ese momento tuve que comunicar a la familia, pero lo primero fue llamar a mi hermano, quien iba a ir al mediodía con mi tía Elba –ya mis primas Jenny y Vicky habían regresado porque solo habían venido por un par de días-, y le comuniqué la noticia. Mi padre nos había dejado para siempre, a la edad de 65 años.


Muchas veces me pongo a pensar cómo hubieran sido las cosas si mi viejo hubiera estado vivo en estos últimos 20 años. Si viviera, hubiera tenido 85 años, aunque no me lo imagino al viejo como un anciano ochentón. Y como lo dije en el post de hace tres años, de hecho que hubiera querido un montón a mi esposa Silvana y hubiera sido su “chochera” y muy cariñoso con ella. Y con mi hermano Alex siempre hubiéramos estado siempre pendientes de él. Y de hecho que hubiera estado un abuelo chocho y feliz de la vida con sus nietos Jorgito y Sebastián. También creo que sería hincha número 1 de este blog y hubiera estado contándole orgulloso a sus amigos cada vez que su hijo publicaba un post en el blog y también como buen periodista que era, hubiera mi principal crítico. Si algo heredé de mi padre fue mi pasión para escribir que proviene de su vena periodística y sobretodo, sin errores ortográficos, algo que se me inculcó desde niño. Si soy la persona que soy en la vida es por la formación y los valores que mi padre siempre me inculcó en casa. Desde que nos dejó, he podido avanzar en mi vida y sortear dificultades y superar momentos bastante duros, tanto sentimentales, económicos como laborales, y a Dios gracias, hoy me siento una persona agradecida con lo que Dios y la vida me han dado. SE que si viviera, se sentiría feliz por mí y por mi hermano Alex. Su espíritu alegre, su caracter amiguero, su sencillez, sensibilidad y trato cordial con todos, su dedicado y entregado profesionalismo, y sobre todo, su intachable honradez y honestidad moral fueron su sello distintivo. 

Hace 20 años que nos dejó, pero su recuerdo siempre permanece imborrable en nuestras mentes y corazones. Y concluyo este post dedicándole una vez más, esta canción que tanto le gustaba: "Only You" de The Platters.






¡20 AÑOS DESPUES, SIEMPRE PRESENTE EN MI VIDA!


12 comentarios:

  1. Lo máximo tu viejito, Luchito!!! Se ve que era un tipazo de esos que escasean!!! Que pena que se haya ido aun joven, hoy 65 años no son nada.... a mantener vivo su recuerdo y recordarlo con una sonrisa!

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Franchis. Muchas gracias por tu comentario.

    Agradezco mucho tus palabras. Es cierto, mi viejo se fue relativamente joven. Pero su recuerdo se mantiene vivo.

    Te mando un abrazo muy grande.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  3. bien Lucho ahora sabemos de donde viene esa facilidad para escribir y muy bien, correctamente sin errores. Grande tu padre. cuando leo estas cosas no quiero imaginar cuando me toque pasar por todo eso. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola tocayo:

    Me ha agradado mucho el post sobre el 20 aniversario de la partida física de su señor padre, siempre pienso que mientras mantengas vivo en el recuerdo y en tu corazón a tus seres queridos que no estan a tu lado ellos seguiran vivos en tí. En cada cosa que hagas tu padre es un reflejo de tí y como muestra un botón, este blog.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  5. Sr. Lucho, tengo el enoooorme privilegio de haberlo leído (sí, léase tal y como Gonzalete lo dijo en "Asu Mare" xD).

    En mis noticias de post no me salen sus entradas :( si no es por el fb, ni enterada yo!

    Pero bueno quería decirle que en serio, fuera de bromas, ha sido un gustazo volverlo a leer y más aún con un tema como este. Cuánto hubiese querido yo tener su suerte de que al pensar en mi "papá" sólo tuviese buenos recuerdos :)

    La partida de su papá fue pronto, pero se fue en paz, tranquilo, como quedarse dormido y seguir con un sueño infinito. De hecho que hubiese sido fan número uno de su blog, y quizás hasta lo promocionaba en periódicos y televisión!! jaja es que, qué cosas no hacen los padres por uno?

    Saludotes!

    ResponderEliminar
  6. Hola Marcelo. Muchas gracias por tu comentario.

    Gracias por tus palabras. Es cierto, eso lo heredé de mi viejo. Y siempre procuro estar a su altura.

    Un abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  7. Hola mi estimado tocayo. Muchas gracias por tu comentario.

    Así es, la mejor forma de mantener vivo el recuerdo de quienes se nos adelantaron, es recordarlos permanentemente. Y en en este blog, siempre procuro elaborar cada post de acuerdo a lo que siempre me inculcó mi viejo.

    Un fuerte abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  8. Hola Daria. Muchas gracias por tu comentario. Y es un enorme gustazo volver a tenerte por acá.

    Realmente no se qué problema hay en Blogger que mis posts no aparecen actualizados desde el año pasado. En este post, que no estaba originalmente en mis planes, quise finalmente reflejat cómo me sentía ayer. Y es cierto, el recuerdo siempre permanece vivo.

    Espero seguir contando con tus comentarios. Será motivo para volver a visitar tu blog también.

    Te mando un abrazo muy grande.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  9. Hello cousin Lucho! I have fond memories of my uncle Alberto. He was a gentle man and the world was a better place for having him.
    Love, Tony

    ResponderEliminar
  10. Hola Lucho, un poco triste por el recuerdo, que dificil habrá sido esa situacuón hace 20 años, solo queda superarlo poco a poco, wow no se como me sentiré a futuro cuando llegue a pasar.

    Una pena con tu papi, pero quedan los recuerdos y las enseñansas que díaa día ayudan mucho.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Helo dear Tony. Thank you so much dear cousin for your comment!

    Thanks for yur very touching words about my Dad. Yes, he was a very loved person. I always rememeber the first all of you came here in 1972.

    A big hug through the distance.

    Your cousin.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  12. Hola Maxwell. Muchas gracias por tu comentario.

    Fue muy duro hace 20 años, sin duda alguna, pero como indico en el post, este pasado 4 de mayo no me he sentido triste ni nada por el estilo. Nostálgico, sí, pero triste o abatido, ya no. El tiempo y la fuerza de voluntad es lo que ayuda a superar un momento así, o más que nada, a sobrellevarlo. Y todos pasamos por eso.

    Un fuerte abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddThis