ROYAL LANGUAGES

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 31 de marzo de 2012

COSAS QUE ME DISGUSTAN - I



Siendo este un blog personal, como ya todos ustedes han podido comprobar, casi todos los posts musicales -sea de QUEEN, segmentos musicales o temas de diversos grupos de mi predilección- están vinculados a la música, pero enfocados desde la experiencia personal agregando detalles vividos alrededor de tal o cual canción. Verdaderamente son pocos los posts de carácter personal que he escrito, entre ellos, los de mis padres, mi colegio, mis mascotas y algunos posts en donde dejaba muy en claro mi posición sobre un tema determinado. Y a raiz de un post que fue escrito en el blog personal de una linda amiga y colega bloggera Paty, llamado “Patrydrómeda”, el cual recomiendo, en donde Paty escribió sobre las cosas que odiaba y además animó a sus colegas bloggeros a escribir algo similar compartiendo aquellas cosas que nos disgustan o que detestamos. Y me puse a pensar, “¿por qué no?”, teniendo en cuenta que francamente hay bastantes cosas que me disgustan y que no soporto. Y desde hace varias semanas me decía, “este fin de semana posteo sobre eso”, pero entre una y otra cosa, entre tantas preocupaciones que la vida te lanza sin piedad alguna, lo fui postergando y esta semana, en el último día del primer trimestre de este 2012, me animé a hacerlo. Que ponga en un solo post todas mis fobias o cosas que odie francamente haría largo y extenso el post y hasta de repente, aburrido. Y siguiendo la línea del blog, la cosa se hará en trilogía, esto es, incluyendo tres cosas que me parezcan insoportables o detestables, de las muchas cosas que encuentro así. Y quiero que este tema sea algo espontáneo, no parametrarlo a un día determinado en la semana o el mes. Escribir acerca de ello, cuando tenga las ganas suficientes de hacerlo. No sé cuando escribiré el siguiente post sobre este tema. De repente en una semana, 15 días, un mes, dos meses, seis meses. No lo sé. Que sea cuando surja el deseo de hacerlo. Exactamente como ahora. Y a continuación, pasaré a compartir las tres primeras cosas que francamente detesto y me parece intolerable. Llámenlo manías o caprichos, o como sea, pero así es el dueño de este blog.

1) Comenzaré con una de las cosas que realmente odio y detesto. Cuando alguien me insiste de manera incesante y asfixiante tras haberle dicho amable y gentilmente un “no” como respuesta.  Cuando debo decir “no”, no lo hago de manera cortante o descortés. No, procuro se amable porque soy consciente que la persona que me pide o solicita algo, lo hace con buena onda y espera una respuesta afirmativa. Pero en la vida, todo acto tiene la posibilidad de generar una de dos respuestas: un “sí” o un “no”. Conmigo no van las respuestas tibias, “tal vez”, “más o menos”, “de repente, hermanito”, “no estoy seguro”, “mañana te contesto”. Salvo que sea un tema de carácter importante y que su respuesta amerite meditar y sopesar en una balanza todos los pros y contras –por ejemplo, una propuesta de trabajo o una solicitud de un préstamo. Pero cuando el tema exige una respuesta inmediata, francamente no me gusta huevear a la gente, porque no me gustaría que hicieran lo mismo conmigo –esa es otra cosa que no soporto, que me hueveen, pero irá algún día en otro post. Y antes cuando era chibolo, me daba pena decir no –tremendo pelotudazo era- y al final, muchas veces me terminaban convenciendo y ganándome una fama de boludo a la vela.  Pero bueno, uno madura y va calibrando sus respuestas y va sabiendo decir “no”. Y cuando tengo que decirlo, lo hago, sin ponerme a pensar en “pobrecito el otro al que le estoy diciendo ‘no’”. Ya no, ni hablar. Pero algo que me saca de mis casillas es cuando a pesar de eso, la persona insiste –mismo vendedor insoportable- e insiste, creyendo que así te va a hacer cambiar de opinión y lo que logra es todo el efecto contrario, reafirmarte en tu negativa. Pero lo peor es cuando pese a tu cortés y amable negativa, la otra persona no quiere darse por vencida y sigue y sigue con la misma cantaleta, como un loro o un papagayo. Eso me pone de pésimo humor y a veces me hizo sacar lo peor de mí. Hoy ya soy más calmado, pero antes, terminaba mandando lejos a la “tierra prohibida” –la “m” o a la “c de su m”- al que osaba despertar al monstruo que habitaba dentro de mí. Y en este tema, comparto una experiencia que reflejaba mi intolerancia ante este hecho. Recuerdo que era el año 1982 y estaba viendo una película y estaba en los últimos 10 minutos. Y en eso, sonó el timbre. Abro y eran un par de testigos de Jehová con su propaganda. Y de frente el tipo se lanzó a hablar de la Biblia y de los tiempos actuales y por no ser descortés no quería cortarlo, mientras que volteaba a ver el televisor donde daban la película que estaba viendo. El tipo tomó una pausa y allí aproveché para decirle “no, gracias, estoy ocupado”, pero el tipo seguía y era una ametralladora verbal. Lo interrumpí y le dije, “disculpe, ya le dije que no, gracias”, pero parece que el tipo o era sordo o que estaba programado para hablar sin parar. Volví a cortarlo y le dije a boca de jarro, “mira, voy a ser sincero, este es un hogar católico y no me interesa tu propaganda, yo respeto tu punto de vista y espero lo mismo de ustedes, que respeten el mío”. ¿Para qué les dije eso? Siguió con su propaganda religiosa y ya la cara me iba cambiando de color y las venas del cuello comenzaban a hincharse de la cólera, peor aún cuando volteé a ver el televisor y ví los créditos finales de la película, la cual ya había terminado. Volteé con una mirada entre “Hanníbal Lecter” y “Terminator” y en ese momento, mandé al carajo la cortesía y le dije a boca de jarro, “disculpa, pero sabes el significado de la palabra ‘no’?” y el sujeto se quedó callado y asintió con la cabeza. Y la rematé diciendo, “Porque si no sabes el significado de la palabra ‘no’, entonces me imagino que sabrás entonces el significado de la palabra “vete a la mierda”. Los dos se miraron y se quedaron atónitos y retrocedí, cerré la puerta –mejor dicho, aventé la puerta- y me metí a mi casa, mientras los sujetos esos desaparecieron lo más rápido posible. No me enorgullezco de esto, pero fue una muestra de cuan insoportable fue –y sigue siendo- que me insistieran de manera acosadora cuando ya les había dado un “no” como respuesta. Actualmente no tengo esas reacciones y corto por lo sano. Pero de que me hincha cuando eso pasa, eso no lo niego, porque es hacerte ver como si fueras un retardado mental que necesita ser convencido de su negativa y que debe cambiar de respuesta.

2)  Por lo general, me encanta la comida y soy alguien que tiene buen diente y que te come de todo. Pero, también hay excepciones, y hay cosas que no me gustan y que me parecen intragables. Hay algunas cosas que simplemente no me gustan y otras que revuelven de solo verlas. Por ejemplo, no me gusta la mantequilla –nunca me gustaron los panes con mantequilla-, pero por ejemplo, te la como en platos como el puré o tallarines, o incluso con panes, tipo pan al ajo. Pero la mantequilla tal cual es, la tengo bien lejos, desde que era niño. Tampoco me gusta el pescado sudado y cuando era niño y hacían pescado sudado o guisado en la casa, a mí me servía aparte pescado frito. Sobre este plato, siempre recuerdo la anécdota cuando estaba con mi mamá almorzando en la casa de mi tia Letty –hermana de mi mamá a quien quiero mucho- y justo la tía había preparado pescado guisado. No podía decir que no me gustaba, y no me quedaba otra que tragarme ese sapo. Poquito a poquito me iba llevando a la boca el cubierto con el plato, ante la mirada de mi vieja –que por dentro se divertía al ver cómo me comía eso que en casa no me servían. Haciendo un esfuerzo sobrehumano, terminé con el plato y solo me quedaba esperar mi fruta o el postre. Pero mi linda tía, como sabía que su sobrino siempre repetía cuando almorzaba allá, teniendo en cuenta este antecedente, me preguntó, “¿Quieres más, hijito?”, y yo de frente le dije, “No tía, gracias, ya me llené”. Y la tía me contesta con la olla en la mano, “yo sé que quieres más y te haces el que estás lleno porque está tu mamá”, y coge un cucharón y me dice, “que tu mamá no fastidie” y en eso sacó dos pedazos enormes de pescado y me los puso de frente en mi plato. Demás está decir que mi vieja se comenzó a matar de la risa porque sabía exactamente lo que iba a sufrir en comerme esa repetición que en este caso, sí fue groseramente ofensiva. Y tuve que hacer esfuerzos para no demostrar el asco que sentía. En fin. Otra cosa que no me gusta es el trigo, no puedo verlo ni en pintura. 

Pero si hay tres cosas que me parecen insoportables para mi gusto son: la alcachofa, la aceituna –en especial, la negra- y los champignones. La alcachofa no la como desde que era niño, al igual que la aceituna. En el caso de la aceituna, llego al extremo que si me sirven una ocopa o papa a la huancaina con una aceituna encima, pido que me la cambien porque no soporto el olor a la aceituna. Y los champignones, desde un día que comí eso y me cayó como una patada de burro al estómago, allí me dije, “nunca más”. Y en esto también tengo otra anécdota, que ahora me río cuando la recuerdo. El año pasado, estuve con mi esposa Silvana en un evento y estabámos en una mesa y la estábamos pasando bien. Y faltaba poco para que sirvieran la cena, que consistía en una entrada, un plato de fondo y un postre. Aparte que en la mesa había vino y whisky. Y en eso, aproveché para pararme e ir al baño, y había que salir del salón y le dije a mi esposa que si servían la entrada, que me separara mi plato. Luego de regresar del baño, fui caminando hacia mi mesa y en eso veo a mi esposa mirándome y matándose la risa, lo cual me sorprendió y cuando llegué a la mesa, veo que ya habían servido la entrada y mi esposa me dice: “El chef te debe odiar” y veo que el plato de la entrada estaba conformado por alcachofa, champignones y un par de aceitunas negras. Demás está decir que el plato se lo dí a mi esposa para que se lo comiera, porque ni muerto iba a comer eso.


3)  Por último, algo francamente no soporto y me parece lo más detestable del mundo es la gente apestosa que sube a los micros o a las combis. Y en las últimas semanas con mi esposa hemos estado padeciendo estos hedores insoportables. Por Dios, esto es ya debería configurarse como un delito ecológico y penado con cárcel y encima, sin derecho a visitas. Y a veces, lo peor es que los micros paran con las ventanas cerradas y el concentrado de pezuña y sobaco es espantoso. Aunque una vez una amiga me dijo algo que se me quedó grabado, peor es el olor a “Sopepo”: SObaco, PEzuña y POto. A Dios gracias no me ha tocado padecer esa soberana pestilencia ambiental. Toco madera para que jamás me suceda eso. Pero en serio, esta semana con mi esposa hemos sufrido esos olores apestosos. Carajo, ¿qué les cuesta bañarse? ¿O acaso le han declarado la guerra al desodorante? Lo peor es cuando se paran a tu costado y levantan los brazos y juran que sus axilas tienen licencia para matar. En otra oportunidad, me acuerdo que subió un sujeto al micro y desde que puso un pie adentro, se sentía un olor a rabo descomunal, asesino ambiental. Provocaba hacer una colecta para que tome otro micro. Pero una vez cuando estaba en un micro, allá por la década del 90, había un cobrador que olía a pura axila. El tipo era una pestilencia andando. Y encima era un malcriado de primera y trataba mal a la gente con eso de “avance hacia el fondo”. Y una señora que estaba en la puerta no aguantó y le dijo: “No voy a avanzar al fondo, porque voy a bajar en unas cuantas cuadras. No seas maleducado. Y además, aunque sea échate desodorante porque apestas”. Todos en el micro soltamos la carcajada y el cobrador se quedó calladito y se puso rojo como un tomate por la vergüenza que le hicieron pasar. Se lo tenía bien merecido el cochino ese. Otra cosa que también detesto son los pedones, pero eso será objeto de otro post.

Bueno, este post ha sido como una especie de catarsis. Espero que les haya gustado y los invito a compartir alguna experiencia o comentario sobre estos tres hechos que acabo de describir o agregar alguna cosa que detesten. Será hasta la próxima. Que tengan un estupendo fin de semana.



40 comentarios:

  1. Luchín! Posteando Sábado! Qué bueno, porque estaba aburridita y me he matado de risa con tu post.

    Si pues, los chinchositos insistentes son insoportables, y yo que soy débil en ese aspecto, a veces salgo perdiendo, a mí si me da una mezcla entre penita y ganas de mandarlo a donde tú mandaste al testigo de Jehová xD Lo malo es que luego de mandar a la gente para allá, me siento mal, por eso mejor me quedo calladita, aunque en contadas ocasiones, cuando ya me sacan de mis casillas, soy bien tajante, pero de la forma más amable posible. Recuerdo un chico con el que salí 2 años y algo más, cuando terminé con él, a la primera dijo que normal, bien digno él, pero una semana después me llamó indignado, porque según él no merecía ese trato. Ojo, yo terminé de manera muy amable, sin reproches ni nada, para no herir. Pero como insistía en que había sido un santo (que si era bueno, pero no un santo), le enumeré una por una las razones por las cuales ya no lo quería. Pero ahí no quedó, porque se pasó como medio año buscándome y llamándome para insistir y yo ya no quería nadaaaaaaa, pero cuando le decía que YA NO TE QUIERO, con todas sus letras, me decía, "pero si me quieres, tú si me quieres, por qué te cierras y dices que no?" GRRRRRRR... Pero como creo en el karma, no lo mandaba a la m, mis papás no me querían negar cuando él me llamaba, así que no me quedó más remedio que no llegar a mi casa toooodos los días después de las 10 de la noche que sabía que a esa hora ya no llamaba, y dejé de usar celular permanentemente para que no me esté fregando el día entero, iba a sitios donde nunca había ido antes, para que no se hiciera el encontradizo en el día, o me quedaba en el cole corrigiendo cuadernos y exámenes hasta las tantas, porque ahí no podía entrar, hasta que se cansó de buscarme, no sin antes llamar a los celus de mi mami y mi hermano, bien chinche no?

    Cuando vi tus aceitunas botija en la foto se me hacía agua la boca, no sabes lo que daría yo por pegarme un atracón de aceitunas ahora mismo!!!!! No hay aceitunas como las botija, acá las negras son horriiiiiiiiiibles y las verdes me parecen muy secas, no guta. Pero algo que deteeeeesto son los pallares, puaj! Recuerdo la primera vez que me pusieron un plato de pallares en frente, tenía 4 años, serían las 12 del día y me dieron las 4 y yo comí un solo pallar y mi mamá histérica, con el miedo que le tenía, igual no comí más. De igual manera odiaba el mondongo, qué asco! Y las arvejitas, y los garbanzos y la quinua, todo aquello que mi abuela me obligaba a comer. Y el jugo de granadilla también. Me maté de risa con tu tía, jaaaaaaaaa!!!

    Y el tercero, pues si, es muy desagradable realmente, yo soy bien asquienta y en algún caso he estado a punto de vomitar y quedarme con un dolor de cabeza espantoso. Casi muero con el sopepo, jajaja, ay Luchito, tienes unas cosas, jajaja.

    Un beso amigo!!!

    ResponderEliminar
  2. Jajaja... muy bueno el post Luchito y me parece bien que se digan cosas así... yo creo que es muy bueno para recordarnos que todos somos diferentes y especiales. Coincidimos en las 3 cosas, pero más en la primera y la tercera, no soporto los vendedores que te insisten y la gente que comenzando la mañana, apesta en el micro... inconcebible. Sobre comidas coincidimos con las aceitunas... Bueno Lucho, un abrazo y espero otro próximo ejercicio de catársis.

    ResponderEliminar
  3. Hola Luchito, aqui Magroz17, saludandote y en esta ocasión leyendo un post muy diferente a lo que genralmente es tu blog.

    Todos tenemos cosas que odiamos. Y las tuyas son muy generales. Las 3 cosas que mencionas no creo que haya alguien que no opine lo mismo que tú, las odiamos todos, pero en esta ocasión, te soy sincero; este es uno de los post mas divertidos y chistosos que me ha tocado leer de tu blog. Por la manera como lo cuentas ahora sí que has logrado arrancarme las carcajadas, no sabes como me he reido.

    1. Totalmente de acuerdo. a mi a cada rato me llaman de los bancos, que para ofrecerme nuevas tarjetas, que para venderme un "fabuloso" seguro, que para aumentar mi linea de crédito, que para esto que para lo otro, etc.....Son de lo mas amables y muchas veces disfruto con la linda voz de la señoria que me habla, pero en verdad son cosas que en la mayoría de los casos no requiero o no necesito. Reconozco que al principio les decia, "lo voy a pensar", pero todo era para que al final les dijera que no. Y además esos del banco son súmamente insistentes, tienes que decirles 3 veces que NO, que no quieres ser grosero pero hasta alli. Porque si no te quitan mas de 15 minutos de tu tiempo y la cosa se vuelve sumamente molesta e insoportable.

    2. Que malvado fuiste con tu esposa Silvana. No te comiste la entrada pero que ella si se la coma, ¿verdad?....que malooo!!!, jajaja, es broma Luchito, son cosas que a veces pasan y bueno, si ella le gustan, pues esta bién.

    3. Luchito, ¿Que hacemos con los apestosos?....Aunque hace mucho tiempo que no tomo un transporte público, tu narración, además de arrancarme varias carcajadas, me ha hecho recordar momentos de hace años y en alguna ocasión me tocaron vivir esos infames momentos. En el transporte público deberian ser como los lugares de entrada de etiquera; "Nos reservamos el derecho de admisión", y si alguien con mala presentación, higiene o en estado alcoholico (o sospechosamente drogado), pues con toda la pena del mundo pero negarles el servicio. Quizas algún dia se implementen medidas así aunque de momento se ve dificil.

    Ya en otro tema quería preguntarte algo. Veo que tu post de Abbey Road sigue siendo el post mas visitado y en el foro Beatles Perú hay un topic que también hace referencia a Abbey Road, ¿Hay algún problema si en ese topic recomiendo tu post?. Ojalá que no haya problema pero prefiero que me des autorización para hacerlo.

    Cuidate mucho Luchito y que tengas un estupendo fín de semana.
    Un abrazo!
    Magroz17.

    ResponderEliminar
  4. Hola Lenya. Muchas gracias por tu comentario.

    Me alegra que te haya gustado el post. En cuanto al primer punto, bien cargoso ese tipo, eh? Lo hubieras mandado a la tierra prometida, je je. En cuanto a lo segundo, me encantan los pallares, je je. Y en cuanto a lo tercero, es un asco total lidiar con esos olores. Y más lejos del sopepo.

    Un beso grande.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  5. Hola mi estimado Juanjo. Muchas gracias por tu comentario. Siempre es un gustazo tenerte por acá.

    Sí pues, coincidimos en estos 3 puntos. A los apestosos, deberían mandarlos al paredón, pero en vez de balas, deberían dispararles agua y jabón, je je.

    Ya habrán más posts como este para liberar nuestra catarsis.

    Un abrazo sanandresino.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  6. Hola mi estimado Magroz17. Muchas gracias por tu comentario.

    Me alegra que te haya gustado este post y que lo hayas encontrado divertido. De eso se trata, de también darle el tono de un blog personal. En cuanto al primer punto, eso de los bancos es acosador e insoportable. En cuanto a segundo punto, mi esposa estaba feliz porque a ella sí le gustaban esas 3 cosas, je je. Y en cuanto al tercero, es una bomba fétida la que se tiene que aguantar uno.

    En cuanto a lo de "ABBEY ROAD", te comento además ya desplazó al segundo lugar en los post más visitados en la historia del blog. Y está a casi 2,800 visitas del post de George Harrison. A este paso cuando en agosto se cumpla un año de este post, de hecho que ya habrá llegado al Nº 1. Y por favor, con toda confianza, recomienda el post de ABBEY ROAD. Gracias por ello, mas bien.

    Recibe un fuerte abrazo a la distancia.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  7. jajajaja morí con eso de "un olor a rabo descomunal" jajajaja. Bueno respecto a la comida discrepamos me gustan las alcachofas, aceitunas, champiñones mmmm lo que si no como son las menudencias excepto anticuchos. Una vez una tía que me daba pensión cuando estudiaba había cocinado "criadillas" a la mela, encontré a mi primo peleando con la comida y por no ser un malcriado prácticamente me tragué entera esa comida... chesss.
    Bueno los apestosos todos los odiamos... peor esos cobradores que se ponen camisetas de futbol sintéticas, para que te cuento...
    Me he matado de risa con tu post. Saludos

    ResponderEliminar
  8. Hola Luchi, como estás? Me gustó mucho este post! Me reí con lo de el pescado sudado de tu tía! jajaja Me imagino el momento y me acuerdo de mi sobrina. Educadísima ella en la casa de una amiguita del colegio que la invitó a almorzar ella se comió un plato que según ella parecía "plastelina" y cuando terminó casi desmayada y la mamá de la niña se le acerca diciéndole "te gustó la chanfainita hijista???" Casi muere! jajajaja

    Los puntos que cuentas, son tan ciertos... primero, la gente que insiste es "de lo peor" si no entienden un "no" educado, qué esperan!!! Lo de las comidas, no puedo creer que no te gusten los champignones!!!!!!! son demasiado ricos!!! Y las aceitunas negras, uy por Dios, eso si que es horrible!!! lo último que comentaste, que asquerosidad más asquerosa, el olor a apio con poto y cebollón más en un espacio comprimido es para correr!!! jjajaja Por eso ando como loca con mi perfume en la cartera por si algún oloroso se acerca! jejeje

    Me has dado un tema nuevo para hablar. Es muy entretenido y me ha gustado mucho conocer lo q odias! Al menos 3 de las cosas q odias!

    Te mando un beso enorme!!!

    ResponderEliminar
  9. Hola Eduardo. Muchas gracias por tu comentario.

    Me alegra que te haya gustado el post. Que bravo lo que me cuenta de esa comida. Y el ejemplo de camisetas de futbol sintéticas es claro. Es una pestilencia andando, ja ja.

    Un gran abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  10. Hola Marité. Muchas gracias por tu comentario.

    La anécdota del pescado sudado hora es divertida pero en su momento fue insufrible. Y la chanfainita también es algo que ni me gusta. Y los insistentes espesos son ara agarrarlos a patadas. Y me ha dado risa lo que me centa de tu perfume, igual que mi esposa, ella también hace lo mismo, ja ja.

    A ver si te animas a postar sobre el tema en tu blog. Ya pronto irán 3 cosas más que odio.

    Te mando un beso grande.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  11. Gracias a dios tengo auto hace 3 años fue una de las razones por las que me compre un auto, ja ja que risa

    ResponderEliminar
  12. 3 COSAS QUE ODIO,

    1. Los piropos de mal gusto que te tiran por la calle como ayer un patin me dijo, ¡ay mamita yote quiero comer! y yo le dije ¡ay papito yo te quiero matar!

    2. La gente que cuando coversa escupe, bota saliva, que asco

    3. Los achorados de esquina, esos que dicen ¡APPPPLAAAA CAUSHA, JAJAJAJAJAJA, cariños..tengo mas pero solo te dejo 3, APPLLAA LUCHO

    ResponderEliminar
  13. Hola Carlita. Muchas gracias por tu comentario.

    Me alegra que te haya gustado el post. Afortunada tú que tienes auto y evitas esos hedores, ja ja.

    Te mando un beso muy grande.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  14. Hola de nuevo Carlita.

    Sobre la trilogía que detestas:

    1) Es absolutamente inaguanable. No soporte a esos "galanes" de polladas. Juran que lo que dicen son poemas. Para fusilarlos. Ya escribiré sobre eso.

    2) Eso es asqueroso y peor es lo que se sacan los mocos con toda la ostra del mundo.

    3) Eso me produce verguenza ajena, Deberian molerlos a patadas.

    Gracias por la contribución.

    Te mando un abrazo gigante.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  15. Clara Raquel Romero31 de marzo de 2012, 21:19

    Luchito, no tienes idea como me he reido con tu post, comparto contigo tu fobia hacia la aceituna, yo tampoco las amo...Te dire que las cosas que mas detesto es:

    1.- La musica que ponen en las combis, para mi que viajo constantemente en ellas es una tortura china...Recuerdo, que en una ocasion el chofer estaba escuchando a Morrisey y yo estaba en el cielo pero el infeliz del cobrador, le grito "oye compadre cambia esa musica que me estoy durmiendo" y el chofer cambio de estacion, me dieron ganas de tirar al cobrador por la ventana...

    2.- Detesto las menestras, cuando era niña mi mama se sentaba conmigo y no se movia hasta que acabara los frijoles...

    3.- Al igual que tu no soporto a la gente apestosa y en verano es un martirio...Recuerdo hace algunos años atras una joven estaba con su bb en una combi chiquita y la criatura se habia hecho kakita y la señora no tuvo mejor idea que cambiarla a vista y paciencia de todos y te podras imaginar como apestaba ese carro que todos la querian botar con criatura y todo....Fue terrible!!!!...

    Cuidate un monton y estamos en contacto...Besitos.....

    ResponderEliminar
  16. Hola Lucho, que tal como estas?,te saluda Ivan Urbina, fan de Queen como tu, coincidimos muchas veces en las reunas con Miracle Fan y excuchando a Mistica con Carlitos Rivera (que seran de ellos?), bueno espero volvernos a encontrar y disfrutar de la música que tanto nos gusta.

    Un abrazo.

    Ivan.



    PD: buen post:
    aqui va mi lista, las 3 cosas de las tantas q odioo detesto:

    1.- Las personas q hacen sonido con el chicle y hacen globitos, encima las revientan!!

    2.- o aquellos que se rien escandolosamente aplaudiendo (??)

    3.- cuando llamas al celular , y la primera te contesta la operadora, una y otra vez, nunca puedes contactarte con esa persona (para q m. tienen celular??) jajaja

    cosas que pasan! ;)

    ResponderEliminar
  17. Hola Lucho. Eso de los "Testigos" me hizo acordar a la canción de "Llaman a la puerta" o algo así de Tierra Sur.
    Comparto tu "disgusto" x las aceitunas. Lo único q me "gustaba" de las aceitunas era ver a mi gato feliz con la pepa!
    Con respecto a lo del "sopepo" es muy cierto pero no lo peor. Lo peor es q el bacilo de Koch ronda en lugares cerrados como esos y la gente no abre todas las ventanas ni en verano. En vez de perfumes tendríamos q cargar con esos desinfectantes en spray q dicen "eliminar" el 99% de virus y bacterias...
    Saludos,
    Coco.

    ResponderEliminar
  18. Hola Clarita. Muchas gracias por tu comentario.

    Me alegra que te haya divertido este post. Bueno, sobre tus odios.

    1) Yo también detesto la música de als combis y micros. Es una tortura china. Por eso desde hace 3 semanas, uso todos los días mis audífonos par evitar la contaminación auditiva. Ya ser► objeto de un post ese tema.

    2) Las menestras sí me encantan y todas, salgo el trigo que me parece intragable.

    3) Que feo olor debe haberse sentido el ambiente con la yapa de ese beb♪. Para tirarlos por las ventana.

    Un abrazo muy grande para tí.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  19. Hola Iván. Muchas gracias por tu comentario.

    Comparto tus tres odios, sobre todo el de los atorrantes que se ríen escandalosamente. Como si les guatara que los escuchen.

    Un abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  20. Hola Coco. Muchas gracias por tu comentario.

    Realmente hasta ahora no soporto a los Testigos de Jehová, cuando tocan mi puerta los mando bien lejos. Y esa canción de Tierra Sur, "Llaman A la Puerta" tuvo exito porque muchos se sintieron identificados con eso. Y totalmente de acuerdo, es intolerable ver los micros con las ventanas cerradas.

    Un abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  21. Hola Lucho.

    Las tres cosas que mas odio son:

    1) La Cultura Combi que parte de la viveza criolla,gente que se cree muy astuta demostrando su vulgaridad y la pobreza de valores que tienen,esa gente abunda en Lima. Prefiero el provinciano virgen que viene con su inocencia sin la contaminacion chichera y con el fin de ganarle el vivo a todo el mundo, de ahi nace todo el pandillaje y la delincuencia que hoy campea mas que nunca,yo los fondearia con su bola de plomo a todos por Dios jajaja!

    2) Otra Cosa que Odio es La Musica Pachanguera,o sea La Cumbia Peruana que para mi es un Tecnohuayno asqueroso,El Reggaeton para subnormales cerebrales,con una pobreza de ritmo y letras que embrutecen a la Juventud, Desgraciadamente casi todos los medios promueven a todos estos mediocres,yo tambien ando con mi reproductor para no escuchar tamaña basura,Te juro que cada vez que me han dicho para ir a un tono,lo he evitado ya que tendria que andar con un par de tapones para evitar ser contaminado.

    3) Y Como tu lo has Indicado,Los Malos Olores son una cosa de todos los dias,no tengo auto y cada mañana que me dirijo a mi trabajo tengo que padecer este martirio.. Pezuña,Pedos,Caca,Cabezas Apestosas y el clasico Sobaco de Verano,Es Un Tormento todo eso,y les gusta viajar todavia con las ventanas cerradas,parece que les gustara vivir en medio de la pobredumbre,yo siempre abro las ventanas y empiezo a dispara mis comentarios,mira se puede ser pobre pero eso no los exime de ser limpios,eso se ha hecho algo habitual en nuestro pais,y como tu dices Lucho habria que fusilarlos con agua y Jabon jajaja.

    Fernando.

    ResponderEliminar
  22. Hola Fernando. Muchas gracias por tu comentario.

    Concuerdo en tu trilogía "detestable". Detesto la cultura combi, la del vivo, la del pendejete. Muy criollo de aquí. La música pachanguera, si estoy en una fiesta, la paso, pero en otras circunstancias ni hablar. Y menos el reggaeton. Y los apestosos, merecen eso. Es un asco total.

    Un abrazo y saludos a Chivi y a ver si se anima a comentar, je je.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  23. Hola Lucho,
    Me has hecho reir, interesante post, concuerdo contigo en las cosas que odias, especialmente la gente que se ha peleado con el agua y el desodorante, eso realmente no lo soporto, pero en cuanto a comida, en eso no concordamos, por ejemplo a mi me encanta la mantequilla que me la como asi sin nada,yo no como pan con mantequilla sino "hamburgesa" de mantequilla gigante jajaja.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Hola Mapi. Muchas gracias por tu comentario.

    Me alegra que te haya gustado el post, algo distinto pero acorde con la idea de un blog personal. Y es cierto, los apestosos son para lanzarlos del micro en pleno movimiento. Que brava con la mantequilla,ja ja. Por nada del mundo, me comería algo así.

    Un gran abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  25. Me olvide comentar q comparto el "disgusto" x el trigo salvo en lo referente a la Cusqueña (de Trigo) q encuentro bastante buena!
    Te animas para Roxette + GIT? Hoy nos "matriculamos" con el Deivid para la localidad más barata q está vez va a ser en Occidente -estando el escenario abajo de oriente- x lo q debe verse más cerca q Elton!
    Un abrazo,
    Coco.

    ResponderEliminar
  26. UyYYY, Luchito diste en el clavo. Justo son esas 3 cosas las que más odio.

    Con respecto a la #1: Yo, tengo que lidiar todos los días con los testigos de Jehova. Por si fuera poco les digo. "Disculpe este es un hogar catolico" y ellos me responden " pero le dejamos un folleto para que lo compare con la biblia" y yo: "gracias" cierro mi puerta y grito Y NO VUELVAN MÁS!!! de verdad que provoca ponerles la canción de Tierra Sur. Yo ya les agarré fobia...

    Seguimos con el #2: yo puedo comer alcachofas lo que si nunca te tolero y no puedo digerir nunca es la aceituna y ni hablar del trigo y la semola AJJJJ los pruebo y me voy corriendo al baño... otra cosa que no tolero es la granadilla, parecen mocos jejejeje

    y para terminar el #3: no son solamente los olores que esta demás decir que es nauseabundo y demás sinonimos, sino las señoras que entran con sus paquetotes grandes medianos y chiquititos y se ponen a tu costado. Lo peor es que les dices señora por favor puede arrimarse un poquitito y se molestan o sino cuando el micro esta lleno y hay patas que se ponen al costado rozando la "cuestión" en tu brazo o en tu hombro.... esas realmente son las cosas que NO TOLERO!!!!!!

    Un saludo Lucho y muy gracioso tu post ( ahhhh y de verdad fue algo de catarsis para mi también jeje )

    Chivi

    ResponderEliminar
  27. Hola de nuevo Coco. Muchas gracias por comentar.

    Con tu comentario, ya pude descifrar que eras Jorge, el cuñado de David, ja ja ja. Ni sabía quien eras, ja ja. Pues sí, el trigo es para mí, lo que me motiva decir "huácala".

    Sobre lo de Roxette y GIT, va a estar bueno, pero me he guardado para el concierto de Roger Hodgson, a quien no he visto antes en vivo. De hecho que va a estar bacán.

    Un gran abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  28. Hola Chivi. Muchas gracias por tu comentario.

    Me alegra que hayamos coincidido en estos 3 temas insoportables. Eso que cuentas de los micros, que te soban, es intolerable, y lo mismo cuando una mujer se lo hace a un hombre. A mí me saca ronchas cuando sacan su naranja o mandarina y todo el ambiente huele a esas frutas. En fin.

    Veo que este post ha tenido bastante acogida. Motivo para pensar en la segunda edición de este nuevo segmento de catarsis, je ja.

    Te mando un abrazo muy grande.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  29. Jajaja un verdadero mate de risa este post. Por el punto 1, estamos en las mismas, da cólera que la gente se burle de tu inteligencia. Por el 2, tu odio hacia a la aceituna sí es mayúsculo; yo las detestaba de niña pero con el paso del tiempo la comencé a tolerar. A propósito de las aceitunas, recuerdo que mi tía se trajo una vez un triple relleno de esta cosa, di un mordisco...y cataplash! terminé en el baño, jalando y jalando la pita del inodoro.
    Lo que sí no paso hasta hoy es el queso!

    Y el 3, no podría decirlo mejor que tú...ese olor sí que es brutal!

    Un beso Lucho, y qué buena memoria la tuya :)

    ResponderEliminar
  30. Hola Paty. Muchas gracias por tu comentario.

    Me alegra que te haya gustado el post, sobre todo siendo tu la "musa inspiradora" de este post con el post que escribiste. Me alegra que coincidamos en estos 3 puntos. Lo peor es la pestilencia con la que debe uno lidiar diariamente.

    Un abrazo muy grande.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  31. Luchito dejame decirte: FELICIDADESSSSS jojojojoojojojo me encanto como relataste las cosas que no te gustan y para completar con tu primer anecdota dejame contarte un chiste... Un niño le pregunta a su mama... Mamaaaaa y cuando los testigos de Jehova se mueren y tocan la puerta del cielo... Dios también se esconde????... // jojojjojojojojo.... ;), y si concuerdo contigo... no es algo de lo que te puedas sentir orgulloso... jajajaja.... Aceitunas, alcachofas y lo otro! me encantaaaaaaaa.... al menos las aceitunas... tengo un frasco SI O SI en mi refri y lo como cada rato! :D.... y jojjojojojojojojo esos olores si deberían estar penados por la ley del medio ambiente! :D... Saludos Luchito Besoteee...♥

    ResponderEliminar
  32. Hola Marielita. Muchas gracias por tu comentario.

    Me alegra que te haya gustado el post. Sí pues, los testigos de Jehová son insoportables, nadie los aguanta. Y esas 3 cosas no las como así sea lo último que haya en la tierra. Y a los apestosos, al paredón del jabón y agua, je je.

    Gracias por tus palabras.

    Un beso super grande con su respectivo abrazote enorme.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  33. JAjajajajajajajaja! no sabes cuanto me pude reir con esto! Yo tb hace un tiempo escribi un post sobre las cosas que odio. donde estará!?
    yo adoro las aceitunas pero las negras... las verdes WACALA!

    ResponderEliminar
  34. Hola Anna. Muchas gracias por tu comentario.

    Me alegra mucho que te haya parecido divertido este post. Pensado como un simple ejercicio de catarsis, ha generado hartas visitas y comentarios y hasta el momento es el post más comentado en lo que va del año. En cuanto a las aceitunas, ni negras ni verdes. Recontra huácala!!

    Te mando un beso grande. Y dile a Fiorella que se anime a comentar en este post.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  35. Hola Lucho que divertido tu post tus anecdotas que cuentas :-) pero cuando nos toca estar con gente apestosa , borracha la verdad es ESPANTOSO... Eso es una de las cosas que Odio y también ODIO a los groseros y groseras , mal educados que cuando estan en lugares publicos como "tiendas o cafeterias" pasan junto a uno empujando y ensuciando... Me dan GANAS DE EXTERMINAR A ESOS ESPECIMENES...
    Otra cosa que odio son los impuestos que cobran los gobernantes y todo para aumentarse sus tremendos SUELDOS... Son unos SINVERGÜENZAS LADRONES OFICIALES...
    También odio a esa ley que el "ministerio de salud" ha dado para que las farmacias obliguen a llevar receta medica...
    Bueno Luis si continuo no termino nunca :-) de verdad si es una forma de desahogarse contar lo que uno Odia.
    Saludos un abrazo

    ResponderEliminar
  36. Hola Lucho!

    En el primer punto coincidimos mucho, yo también escribí al respecto.
    Y con los olores, cómo me he reido!!

    Besos y que pases unas felices pascuas :)

    ResponderEliminar
  37. Hola Estrella Celestial. Muchas gracias por tu comentario.

    Plenamente de acuerdo contigo, los apestosos y borrachos producen rechazo total, provoca agarrarlos a patadas. Y lo mismo con los políticos sinverguenzas. Y es cierto, la idea es que la gente sienta esta post como una terapia. Ya pronto irá el N° 2.

    Un abrazo muy grande.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  38. Hola Sil. Muchas gracias por tu comentario.

    Me alegra que coincidamos en varios puntos. Los olores apestosos son para salir corriendo lo más lejos posible.

    Un beso muy grande e igualmente que tengas unas felices pascuas.

    LUCHO

    ResponderEliminar
  39. pues si!! odio cuando te insisten! caminando por la calle , un tipo se me acerca a ofrecerme no se que, era de noche, y yo digo no gracias, y el ahi ahi me seguio como 2 cdras y tuve que entrar a una tienda para no me encuentreqe miedo x( , asi que ya cuando me ofrecen algo, hago mi mirada de psicopata para que se alejen de mi, a menos que me venda algo de Queen jajaja .

    ahora lo del micro!! x DIOS!! cuando voy a Lima a comprar algo siendo las 6 de la tarde por la av abancay, estoy como sardina y las sobadas que te dann es un calvario y el olos de los brasos levantados es para morir, por eso le pido a mi papa que me lleve en su carro, lo malo que trabaja y no hay tiempo x/.

    ahora sobre la comida, casi me gusta todo, menossss: la lenteja y la patita con mani, ahora me gusta mucho el champignon jeje :P

    ResponderEliminar
  40. Hola Karlita. Muchas gracias por tu comentario.

    Es odiosa la insistencia cargosa y pesada, provoca apretar un botón y desaparecerlos. Y lo que uno padece en los micros es una tortura china ante tanto apestoso que le importa un bledo los olores que despiden. Y en cuanto a la patita con maní, tampoco me gusta.

    Te mando un gran abrazo.

    LUCHO

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddThis